Si hay un nombre mítico en la historia del Management en la segunda mitad del siglo XX ése es Jack Welch. Cuando Welch llegó al poder en General Electric (GE) en 1981 la compañía vendía 26.000 MM$, cuando la dejó en 2001, facturaba 130.000 millones; cinco veces más. Su figura se convirtió en materia de estudio para los expertos en dirección empresarial. Se trataba de analizar su estilo de liderazgo para poder extraer lecciones.

¿En qué consistía su estilo de liderazgo? Tenía tres o cuatro ideas claves, que orientaban sus decisiones. Ésa era la primera característica de su liderazgo: pocas, pero sólidas reglas de decisión, simplicidad en la estructura mental y complejidad en la ejecución.

Un ejemplo: Welch, que diversificó ampliamente el Grupo inicial de sus operaciones, tenía una regla acerca del tipo de sectores en que debería permanecer la Corporación que dirigía. La empresa del grupo GE en ese sector tenía que ser la primera o la segunda compañía. Si era la tercera: o desplazaba a alguna de las otras dos; o se desprendía de ella. Es un criterio discutible y, no obstante, es eficaz. Gracias a él, Welch tomaba decisiones rápidas en la diversificación que hizo de GE la empresa más grande del mundo sin perder agilidad.

 

Publicado en el número 356 de la revista, de septiembre de 2020.

 

Adjuntos:

Descargar este archivo (c562-el-liderazgo-de-Welch-en-GE-ensenar-ballet-a-un-elefante.pdf)
El liderazgo de Welch en GE: enseñar ballet a un elefante
[4 págs. - pdf - castellano ], 158 kB


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.