El desempleo subió en 192.658 personas y alcanzó el mayor porcentaje mensual en 12 años. Los malos datos del desempleo hacen temer que el cuarto trimestre será peor que el tercero.

La EPA del tercer trimestre puso en evidencia que por primera vez en esta crisis se destruía empleo y el Banco de España anunció la semana pasada que entre julio y septiembre el PIB no creció, sino que cayó. Ayer se conoció el primer dato macroeconómico de octubre, el paro, y apunta con claridad que el cuarto trimestre será peor que el anterior. No se recuerda en los servicios públicos de empleo otro mes en que el paro subiera en 192.658 personas, el 7,34% respecto del mes anterior, el porcentaje más alto en 12 años. Es lo que sucedió en octubre. Los 2,818 millones de desempleados a los que llegó España hacen temer lo peor.

Hay voces que apuntan ya que el paro superará la cifra de tres millones de personas en pocos meses. Bruselas acaba de avisar a Madrid de que la tasa será del 13,8% en el 2009 y del 15,5% en el 2010. Incluso el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, llegaba ayer más lejos y auguraba que, dentro de dos años, será del 17%.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, no oculta que España se encuentra en una situación "nueva y difícil" provocada por la crisis financiera que origina, a su vez, un estancamiento de la actividad y un incremento del desempleo.

Los 769.449 parados más que han entrado en los registros en los últimos 12 meses (37,5% de incremento) o los 688.479 más desde enero de este año (una subida del 32,3%) explican que el país haya retrocedido a niveles de desempleo desconocidos desde abril del 2006.

PRUDENCIA

Estas cifras hay que analizarlas con "prudencia", dijo ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En España trabajan aún 20 millones de personas y la tasa de cobertura del desempleo cubre al 64,2% de los parados (dos puntos más que en septiembre), ambas cifras son "las más altas de la historia", explicó. Además, octubre supone "el punto álgido" de la crisis financiera internacional". Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, las razones de este incremento hay que buscarlas más cerca: en el comportamiento típicamente estacional de la economía española ahora agravado por la crisis. La menor demanda interna ha repercutido mucho en el sector servicios, que ha sumado 117.000 parados más a los registros de los servicios públicos de colocación. Pero también hay que considerar que han finalizado muchos contratos temporales en actividades como la hostelería y en la sanidad, argumentó Granado. De hecho, el Seguro perdió 101.886 afiliados de media en octubre, que en su mayor parte trabajaban en el sector servicios.

El problema del mercado laboral, aunque ahora se esté trasvasando de la construcción a los servicios, ya no afecta solo a un sector. La actividad inmobiliaria continuó con la sangría de parados (un 8% más) y la industria no se libró tampoco de registrar 20.144 desempleados adicionales (6,1% de incremento), lo mismo que la agricultura con 9.039 personas más buscando empleo.

MÁS RECURSOS

Catalunya no fue ajena al problema. Los sindicatos CCOO y UGT exigieron al Govern más recursos para aplicar medidas urgentes que frenen la destrucción de puestos de trabajo en la autonomía. En octubre hubo 23.784 parados más en la comunidad, el 6,7% de incremento, afectando de forma clara a la industria (3.892 personas). El presidente José Montilla consideró "obvio" que en la comunidad se generen los mayores incrementos del desempleo, ya que es uno de lugares en los que más empleo se crea, y confió en que, en el 2009, se sienten las bases para la recuperación.

A pesar de esta "debacle", según el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, y de las criticas de Joan Ridao, de ERC, al "optimismo patológico" de Zapatero, el Gobierno mantiene su mensaje esperanzador. El presidente dijo que "cuando se serenen" las condiciones internacionales y aumente la confianza, la economía y el empleo se recuperarán. Y recordó que el euríbor ha bajado 70 puntos básicos últimamente, así como las medidas que el Ejecutivo pone sobre la mesa para incentivar las contrataciones y garantizar la protección social.

Rojo también cree que hay indicios de que se mantiene la actividad. Como prueba de ello citó los 1,58 millones de contratos firmados en octubre, el 5,2% más que el mes anterior. Aunque en términos absolutos se firman menos contratos indefinidos que en el 2007, estos representan el 11,3% del total.

Pese a que parezca difícil que existan nuevos nichos de empleo, Trabajo se esforzó por explicar que en sectores como los servicios sociales, la educación, el medioambiente o la tecnología está creciendo la contratación.

Además de las medidas que anunció Zapatero el pasado lunes, Rojo confía en que surjan otras en el curso del diálogo social con sindicatos y empresarios. El Gobierno y los sindicatos tienen puesta su fe en los programas de empleo-formación que se van a llevar a cabo en las corporaciones locales.

Los sindicatos y, en especial UGT, pidieron ayer que el Gobierno "intensifique la creación directa de puestos de trabajo por parte de las administraciones". También solicitan medidas de recolocación para los trabajadores afectados por expedientes de empleo y mejorar la protección social. Precisamente, el gasto en seguro de paro ha crecido el 41,8% respecto al 2007.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.