ING ha anunciado que, desde el 1 de septiembre, pondrá en marcha una forma de trabajar diferente que beneficiará a los 1.400 profesionales que la firma tiene en España. Por un lado, implementará un modelo 100% libre, y, por otro, instaurará una serie de medidas poco habituales en las organizaciones para que el cambio sea efectivo, según explica en una nota.

La entidad se convierte en la primera gran empresa en España que implementa un modelo de trabajo que contribuye a un desarrollo más sostenible, con menos desplazamientos y más conciliación.

"Esta decisión llevaba gestándose desde el año pasado, con pruebas piloto de distintos modelos de e-work en varios equipos del banco", señala la entidad. Tras analizar el resultado de las pruebas, ING ha optado por una opción totalmente flexible. Debido a la situación del Covid-19, el banco ha podido probar el nuevo modelo de manera anticipada y comprobar que funciona satisfactoriamente.

La flexibilidad y la responsabilidad son las dos palancas clave para que los empleados puedan organizarse del mejor modo que consideren, desde casa o en la oficina, conciliando tres esferas principales: su vida personal, sus objetivos profesionales y las necesidades de los equipos a los que pertenezcan.

La decisión viene acompañada por un conjunto de medidas de distinta naturaleza cuyo objetivo es facilitar el e-work, posibilitando una gestión del tiempo eficaz y el respeto a la vida personal de los profesionales. Entre otras, se ha implantado un horario de reuniones acotado (de 10.00h de la mañana a 16.00h de la tarde), su duración no podrá ser superior a 45 minutos y todas ellas deberán tener un objetivo predeterminado. Asimismo, para garantizar la desconexión digital, se ha establecido un horario restringido de envío de correos electrónicos y de llamadas.

En palabras de Isaac Vitini, director de Recursos Humanos de ING España, “entre otras razones somos el banco mejor valorado por sus clientes gracias a la libertad que les damos, sin ataduras, sin letra pequeña. Por coherencia queremos trasladar esta filosofía a nuestros profesionales: un banco en el que eliges cómo quieres trabajar con total libertad”.

Desde hace años ING implantó, por ejemplo, el horario flexible de entrada y salida. Además, la entidad trabaja siguiendo la metodología Agile en la que, al igual que en el modelo de e-work, la responsabilidad de cada empleado es fundamental. De este modo, los profesionales de ING están acostumbrados a hacerse responsables y a tomar decisiones autónomas bajo el paraguas de un equipo coordinado. Por eso, la flexibilidad completa es un paso más en esta filosofía.

“Con este hito que anunciamos hoy, seguimos reinventando la banca. Desde su nacimiento, ING ha supuesto una revolución en el sector por su manera de entender al cliente, ahora con este nuevo modelo lo hacemos otra vez y estamos seguros de que beneficiará no solo a nuestros profesionales, sino también a la sociedad en su conjunto y a nuestros clientes”, concluye Vitini.

 

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.