Los datos completos para saber cuánto se gana según el puesto de trabajo se hacen de rogar. El INE publica la encuesta de estructura salarial de 2006. Un amplio trabajo que confirma el estancamiento del salario medio y el aumento de las desigualdades.

Los datos más completos para saber cuánto se gana según el puesto de trabajo que se ocupa se hacen de rogar. El Instituto Nacional de Estadística publicó ayer la encuesta de estructura salarial de 2006. Un amplio trabajo, coordinado con la UE, que confirma el estancamiento del salario medio en los últimos años y el aumento de las desigualdades.

El puesto mejor remunerado es el de directivo, con un salario bruto medio de 60.342 euros en 2006. Es más del triple que la remuneración media de todos los ocupados, que llegó a 19.681 euros. Además, lo que ganan los directivos no ha dejado de crecer en los últimos años, cosa que no ha ocurrido con el salario medio. Como resultado de este comportamiento dispar, la brecha entre lo que cobran los ejecutivos y lo que recibe el asalariado medio aumentó un 45% entre 1995 y 2006.

El salario bruto de los ejecutivos ha crecido un 10% entre 2002 y 2006, mientras que para el trabajador medio ha caído un 0,6%. Son cifras nominales (no descuentan el efecto de la inflación). La OCDE, en un informe publicado hace año y medio que levantó polémica en España, cifró el retroceso del salario medio real entre 1995 y 2005 en el 4%.

Lo que ganaba un directivo en 1995 era equivalente al 142% de la remuneración media de los asalariados. En 2006, esa distancia llegó al 207%. El contraste es aún mayor si se asumen las diferencias brutas, distorsionadas por la inflación: en 1995, rondaba los 24.000 euros, una década después supera los 41.000 euros.

El INE advierte además que la retribución media es algo mayor porque "unos pocos trabajadores con salarios muy altos influyen notablemente en el salario medio". Si se atiende a la respuesta más frecuente, el salario bruto de referencia sería de 14.466 euros. Una nueva constatación de la prevalencia de contratos mileuristas (14 pagas mensuales de 1.000 euros brutos) en los últimos años.

La alta tasa de contratación temporal ayuda a explicar la apreciable proporción de trabajadores que aún gana menos que el salario mínimo (un 9% en 2006). También es significativo que esa proporción es mucho mayor en las mujeres (14%) que en los hombres (6%).

En la desigualdad global entre hombres y mujeres hay tímidos avances: si en 1995 el salario medio de las mujeres era equivalente al 67% de la retribución media de los hombres, una década después alcanzaba el 73%.

El Gobierno atribuye el estancamiento del salario medio a la incorporación de trabajadores a puestos menos cualificados, sobre todo inmigrantes. Una realidad que constatan las estadísticas: la retribución media de suramericanos, africanos y europeos del Este (entre 13.500 y 14.000 euros) es un 30% inferior a la de los españoles (20.123 euros).

La explicación del Gobierno no tranquiliza a los sindicatos. "Se están destruyendo empleos bien remunerados en industria y se crean puestos de trabajo en actividad de servicios y construcción de baja cualificación", indica Miguel Ángel García, del servicio de estudios de CC OO. El responsable sindical añade que no es sólo cuestión de sectores. "En la negociación colectiva se acuerdan subidas de salarios por encima de la inflación, pero la cuestión es que las nuevas contrataciones se hacen en el escalón más bajo de cada categoría profesional", dice García. Para el responsable sindical, la encuesta salarial es "la mejor prueba de las consecuencias del modelo productivo por el que se ha optado en los últimos años".

Acceso a resultados definitivos Estructura Salarial 2006 del INE: http://www.ine.es/prensa/np525.pdf

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.