El primer informe municipal sobre la economía de la ciudad empieza a reflejar en todos los indicadores el efecto de la crisis. El paro ha subido del 5,8% de enero pasado al 7,9% de octubre. En números absolutos ha trepado de 51.000 de enero a 68.344.

Por sectores, la industria manufacturera ha perdido 7.098 empleos y 6.432 la construcción con relación al tercer trimestre de 2007. Por el contrario, algunos sectores han crecido en ocupación, como el de las empresas informáticas y las del sector I+D con 2.500 empleos nuevos. También crecen los puestos de trabajo relacionados con la educación y el servicio a las personas.

La caída del empleo tiene su reflejo en los afiliados al régimen general de la Seguridad Social y los autónomos, que han disminuido en el 1,8%, por debajo de la del conjunto de Cataluña (2,8%) y la de España (3,4%). Otros indicadores que evidencian la crisis están todos los relacionados con la construcción y la vivienda. Por ejemplo, la compraventa de pisos ha caído el 45%, la contratación de hipotecas ha bajado el 33,6% y el número de viviendas iniciadas ha descendido el 38,9% si se compara el ritmo de construcción del segundo trimestre de este año con el de 2007.

El precio de las viviendas de segunda mano ha caído de forma más acentuada en el tercer trimestre del año y de forma generalizada en todos los distritos de la ciudad. Aunque Sants-Montjuïc y Sant Andreu son los que ven cómo los precios bajan más.

El turismo es otro de los sectores que acusan el parón económico general. El número de visitantes ha bajado el 6,8% comparando los periodos de enero a septiembre de 2007 con los de 2008. En números absolutos han sido 370.000 menos.

El único sector del turismo que sube es el de los cruceros, que en el mismo periodo ha crecido el 17,9%, casi 237.000 cruceristas más. Esa tendencia ha llevado a los responsables del consorcio de Turismo de Barcelona a prever que la ocupación hotelera caerá entre el 8% y el 10% al cierre del ejercicio de este año.

El comercio ha notado una disminución de la facturación en el 6% en el último año, que se acusa más en el sector mayorista. De acuerdo con la comparación del tercer trimestre de 2007 y el mismo periodo de 2008, el número de trabajadores del comercio detallista permanece prácticamente igual: de 78.777 de 2007 a 78.605 de este año. Los empleos de los mayoristas son los que, por ahora, acusan más los problemas: han pasado de 54.472 a 53.739 trabajadores.

Los datos económicos fueron desgranados ayer en la comisión del área de Economía del Ayuntamiento de Barcelona. A juicio de la oposición de CiU y PP, se hizo de una manera erróneamente triunfalista por parte del gobierno municipal. "Nos dicen que no estamos tan mal como otras ciudades o que Barcelona aguanta mejor el efecto de la crisis, pero no aportan soluciones o propuestas para intentar paliar la situación", insistía la concejal convergente Sónia Recasens.

Socialistas, Iniciativa y Esquerra Republicana, aunque con matices, abundaron en que ciudades como Madrid están peor. "Nosotros nos comprometemos a mantener el ritmo de inversión que tuvimos este año y otras ciudades han anunciado que lo congelan", argumentaba ayer el tercer teniente de alcalde Jordi William Carnes. "No es suficiente; precisamente lo que se debería hacer es aumentar más la inversión porque la situación financiera de las arcas de este Ayuntamiento lo posibilitan", argumentaba Jordi Portabella (ERC).


"Sonríe, estás en Barcelona"

Contra la crisis, campaña de publicidad para atraer a más turistas. "Sonríe, estás en Barcelona"- en inglés- es el encabezamiento de una campaña de publicidad que se lanzará para atraer al turismo de compras. El cartel añade: "un glamuroso paseo a través de la arquitectura, las tiendas y la gastronomía". De fondo, una risueña pareja -glamurosos los dos -con la casa Batlló como fondo.

La Secretaría de Estado de Turismo y el Consorcio Turismo de Barcelona invertirán 800.000 euros en promocionar la capital catalana como destino turístico, gastronómico, de negocio y de compras en Asia y las principales economías europeas. La campaña prevé la inserción de publicidad sobre Barcelona en medios de comunicación escritos y on line de países como Italia, Reino Unido, Alemania, Francia, China y Corea del Sur. El objetivo es potenciar el posicionamiento internacional de la ciudad como destino prioritario del turismo de compras, gastronómico, de reuniones, de cruceros y de negocios.

De forma paralela, también se incrementará la publicidad en el mercado interno para promocionar el turismo del resto de España. Es un tipo de promociones que están haciendo otras capitales europeas, como París y Londres.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.