El Departament d 'Educació apuesta por dar formación a los jóvenes que tienen la tentación de abandonar los estudios de Formación Profesional. Y para lograrlo ha decidido recuperar la figura del aprendiz.

Hay muchas formas de acumular capital en una empresa. La formación es una, en este caso de capital humano, y no está en el pasivo del balance como el capital monetario, sino en el activo y afecta a los resultados. Porque la formación "es capital humano", escribió el Nobel de Economía Gary Becker, que obtuvo el galardón en 1992. El Departamento de Educación apuesta, en esta línea, por dar formación a los jóvenes que tienen la tentación de abandonar los estudios de Formación Profesional. Y para lograrlo ha decidido recuperar la figura del aprendiz.

Se trata de motivar a los jóvenes que han acabado la ESO, están estudiando y quieren trabajar, pero al tiempo seguir estudiando. La experiencia durará tres años y se ha iniciado este curso con 200 plazas. El 20% de los jóvenes que cursan Formación Profesional abandonan los estudios a la que encuentran un trabajo. Y lo hacen con baja calificación. Recuperando la figura del aprendiz, Educación dice que se podrán compaginar ambas cosas. Se designarán dos tutores, uno de la empresa y otro del centro docente, para que sigan el proceso de aprendizaje del alumno.

La medida empieza como experiencia piloto con la intención de generalizarla tras ver sus resultados. Las empresas que acojan a estos jóvenes no tendrán ninguna subvención del Departamento de Educación. Las firmas que participan en el plan son de sectores como la construcción, el metal, la electromecánica de vehículos y la madera, entre otros.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.