¿Qué tipo de talento necesitarán las empresas en el futuro? Human Resource Executive Magazine da el ejemplo de seis nuevos puestos de trabajo que se van a abrir camino en un mercado laboral en transformación. Responsables de la Confianza, Futurólogos o Jefes del Relato surgirán en breve y nunca es demasiado pronto para empezar a buscar el talento del futuro. 

Hace poco estuve en Nueva York para asistir a una conferencia del Wall Street Journal y hablar sobre cómo los líderes de las empresas pueden encontrar y retener el talento y los recursos que necesitan. Mientras preparaba mi intervención, me encontré con referencias sobre algunos nuevos puestos de trabajo muy interesantes, como el de “piloto comercial espacial” para dirigir naves de turismo en el espacio o el de “diseñador de implantes de órganos”. Me sorprendió que, a medida que nuestro mundo experimenta cambios, los roles profesionales se convertirán cada vez más en terreno inexplorado.

Probablemente hayáis escuchado la estadística de que el 65% de los niños trabajarán en empleos que aún no existen hoy. Como líder en la gestión del talento en tu empresa puede que te preguntes: "¿Cómo puedo contratar talento que nos prepare para el futuro, si el futuro muta tan rápidamente?"

Puedo empatizar con ello. Durante la década en la que fui Directora de Recursos Humanos de la multinacional del téxtil Gap, la industria del retail se veía sacudida por los cambios, tal y como sigue sucediendo hoy en día. Los roles en el sector evolucionaban, desde la tienda minorista en Iowa o Texas, hasta la sede corporativa en San Francisco o las plantas de fabricación.

Es comprensible pensar que la creación de mapas del talento futuro resulte desalentadora debido a la naturaleza constantemente cambiante de los negocios. Pero prefiero poner el foco en los aspectos más emocionantes de dicho desafío. Pocos ejecutivos tienen la oportunidad de dar forma al futuro de los equipos de trabajo y de los entornos laborales. En mi rol actual como asesora, tengo la suerte de ayudar a algunos de estos líderes a orientar el talento y sus organizaciones hacia una nueva era. He pensado en compartir varios de los roles que estamos viendo aparecer en el panorama del talento. Son puestos no demasiado relacionados con la industria y están más vinculados a los cuarteles generales de las compañías, pero podrían incentivar conversaciones interesantes en cuanto a la planificación del talento.

Responsables de la Confianza. La confianza es ahora crucial para la competitividad corporativa. Dos tercios de los consumidores dicen que se sienten atraídos por una marca porque es coherente entre aquello que dice y aquello que hace y porque cumple sus promesas. Los gestores de la confianza no solo protegerán los datos del cliente, sino que también ayudarán a incorporar la seguridad en todos los aspectos de la experiencia del cliente. De todos modos, esta definición puede resultar algo limitada, ya que este rol profesional podría crecer hasta abarcar también la confianza global hacia la marca de la empresa y en relación a la educación cívica de los miembros de la organización.

Supervisores de Marketing. Estas personas también tendrán un papel que desempeñar en cuanto a la confianza. Funcionando como una especie de “Defensor del Pueblo”, monitorizarán los resultados automatizados de los robots o de la Inteligencia Artificial, asegurándose de que sean coherentes con (en vez de contradecir) los valores de la marca. El uso empresarial de la IA ha aumentado un 271% en los últimos cuatro años, por lo que este tipo de supervisión será cada vez más importante.

Hackers de Desarrollo. Estoy segura de que todos conocemos a alguien contratado para este tipo de trabajo, el de una persona que disfruta con una rápida, casi sin descanso, experimentación. Alguien siempre en busca del próximo gran invento. Estas personas contribuirán al desarrollo de productos y servicios, impulsando la innovación para desbloquear el crecimiento.

Jefes del Relato. Este rol ya existe, pero no en gran número. Steve Clayton, el Storyteller Jefe de Microsoft, lo expresó muy bien al describir su trabajo: "Es muy fácil caer en la celebración de tu propio trabajo y de tus productos, pero es mucho más gratificante encontrar historias sobre lugares donde dichos productos están logrando realmente un impacto." Él comparte la historia de cómo consiguió su cargo en Microsoft en una charla TED y vale la pena verla. Los narradores de historias son un apoyo para la marca en su conjunto y su propósito. Además, se fijan en cómo la empresa lo representa, con lo que se puede generar una mayor conexión emocional con los clientes.

Futurólogos. Los futuristas han logrado estar presentes en las empresas de la lista Fortune 500 que agrupa a las mayores corporaciones de EEUU: Ford Motor emplea a la futurista Sheryl Connelly. Leí sobre Sheryl en Business Insider hace unos años, donde describía su rol: “Mi trabajo está diseñado específicamente para no hablar ni de automóviles ni de camiones. No tenemos escasez de experiencia en temas de motor dentro de la empresa. Mi trabajo consiste en pausar la conversación y preguntar: ‘¿Estáis seguros de que los jóvenes van a seguir viendo siempre los coches como un símbolo de estatus?’... Me llamo a mí misma opositora educada.” ¿Qué compañía no quiere identificar la próxima gran tendencia, ya sea en relación con un aumento repentino de la alimentación vegana o de la economía colaborativa? Sin embargo, pocas organizaciones han institucionalizado este rol profesional en su política de contrataciones.

Emparejador de causas. Las compañías dirigidas con un claro propósito son el futuro, por lo que los Cause Matchmakers podrían ser la evolución de los responsables de patrocinios. Identificarán una amplia gama de oportunidades para hacer el bien y ofrecer algo a los clientes y a la sociedad en general. Por ejemplo, la empresa Recreational Equipment (REI) financia la investigación sobre el vínculo entre las actividades al aire libre y la salud. Un cause matchmaker podría llevarlo un paso más allá, creando un ecosistema de organizaciones cuyo propósito coincida con el de REI. El matchmaker funciona como pivote corporativo alrededor del cual se genera un mayor beneficio.

Podría mencionar muchos nuevos puestos emocionantes, pero me detendré aquí. ¿Alguno de estos puede encajar en vuestra organización? Si es así, no es demasiado pronto para contratar este tipo de talento. Seleccionar hoy para resolver las necesidades del mañana es lo que permite a las grandes corporaciones romper el molde y lograr una verdadera innovación.

Os dejaré con una historia: una de los miembros de mi equipo tiene un talentoso hijo de 14 años y que recientemente asistió a una feria de trabajo STEM, centrada en profesiones científicas o de ingeniería. Cuando el niño llegó a casa, mi compañera se sintió un poco desconcertada por sus descripciones de carreras relacionadas con la gestión de la vegetación, la física de los neutrinos y la arquitectura biomimética. De todos modos, también nos contó que los ojos de su hijo se iluminaban al explicarlo.

No faltan muchos años para que todos estos empleos sean seleccionables. Y me atrevería a decir que algunas descripciones de puestos de trabajo son aún mucho más futuristas. También creo que los chicos un poco más mayores que el hijo de mi compañera se han preparado ya para el nuevo mercado laboral, igualmente entusiasmados con el futuro.

Y ese es el tipo de talento que necesitamos para las profesiones que aún no existen. Y no es demasiado pronto para empezar.

 

       *Sage-Gavin, Eva. “6 Emerging Roles that are reshaping the Workplace”. Human Resource Executive Magazine, 08/05/2019 (Artículo consultado online el 15/05/2019).

Acceso a la noticia: http://hrexecutive.com/6-emerging-roles-that-are-reshaping-the-workplace/

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.