Los flujos laborales no son exclusivos de las capas menos formadas. Ahora, y con la influencia de la crisis, existen grandes desequilibrios entre dónde se necesita la mano de obra y dónde se encuentra, tanto en empleos de base como en perfiles técnicos.

Españoles que vendimian en Francia, africanos que vienen a España a trabajar en el campo, médicos españoles que emigran a Portugal, enfermeras que escogen trabajar en Reino Unido, médicos suramericanos que llegan atraídos por las muchas vacantes que ofrece el sector sanitario. Los movimientos por motivos laborales entre países son cada día más frecuentes y parecen confirmar que el mercado laboral es cada vez más global. 'Sí, sin duda estamos ante un mercado global ', explica Diego Sánchez de León, socio de talento y organización de Accenture, 'hoy en día se pueden comparar con mucha facilidad los costes laborales de cualquier país y los índices relacionados, lo que favorece la movilidad '.

Los flujos laborales no son exclusivos de las capas menos formadas, como parecen sugerir los grandes números de la inmigración, sino que se han extendido a todo tipo de empleados, según revela el informe Trabajadores sin fronteras, realizado por la firma de trabajo temporal Manpower. 'Los peones son la principal categoría laboral cubierta con mano de obra de países extranjeros, pero la movilidad también se da en profesionales con habilidades técnicas '. Una de las conclusiones del estudio es que actualmente 'existen enormes desequilibrios entre dónde se necesita la mano de obra y dónde se encuentra ', tanto en los empleos de base como en los de perfiles técnicos.

Sánchez de León afirma que España es un país 'exportador neto de talento '. Señala que, temporalmente y debido a la contracción del mercado laboral mundial, muchos trabajadores están volviendo a España, 'pero eso no debe hacernos perder de vista que a medio plazo nuestra tendencia es exportar '. Afirma que 'somos generadores de profesionales con buenas capacidades, pero no tenemos mecanismos para retenerlos aquí con proyectos interesantes '. Raúl Grijalba, director de operaciones de Manpower, no sólo ratifica también que la movilidad se da en los trabajadores más formados, sino que va más allá al asegurar que la globalización es más acusada entre ellos. 'Hay determinados perfiles, como los del sector de nuevas tecnologías o las ingenierías, que tienen mucha demanda en cualquier país, lo que genera unos flujos enormes a nivel mundial '. En su opinión, los motivos para aceptar emigrar en estos casos no son sólo salariales, como en los niveles más bajos de empleo, sino 'la participación en proyectos interesantes, el perfeccionamiento de idiomas y la posibilidad de desarrollar una carrera internacional '. Aun así Grijalba advierte también que en este caso se trata de una emigración de ida y vuelta. 'Es usual que se produzca el fenómeno de la migración inversa, es decir, que tras unos años en el extranjero deciden volver a sus países de origen '.

En cuanto a si la crisis aumentará la movilidad laboral, Sánchez de León, admite que será así a pesar de 'la brutal resistencia que tiene este país a la movilidad '. En ese sentido, Grijalba explica que el informe elaborado por Manpower ha detectado señales de cambio en las nuevas generaciones. 'Hay una voluntad entre los más jóvenes de moverse. Están globalizados ya por el uso de las nuevas tecnologías; quizá lo que hasta ahora ha sido una necesidad, está empezando a ocurrir por vocación ', señala. Pero no hay que olvidar la emigración por necesidad. 'El 80% de los empleados que se quedan sin trabajo cobran el seguro de desempleo, pero a medida que se vaya acabando aumentará la disposición a moverse; de hecho, en nuestras oficinas ya hemos detectado ese cambio. Perfiles que antes no querían desplazarse más de una hora para trabajar responden ahora en los cuestionarios que están dispuestos a aceptar traslados incluso a otras ciudades '. Grijalba señala que la presión para conseguir ingresos es un factor determinante para que los flujos de trabajadores continúen, 'los empleados aceptarán cada vez más la movilidad e incluso salarios inferiores a los que estaban percibiendo, algo que hasta ahora no ocurría '.

'Los indicios de un mercado laboral global son cada vez más claros ', sostiene Joan Coscubiela, secretario general de CC OO en Cataluña hasta la semana pasada, 'mientras los trabajadores españoles se van a Francia a vendimiar, Andalucía está llena de extranjeros trabajando en el campo, un movimiento que se da en busca de unos salarios mejores '. Pero los flujos cambian de un año a otro. Este año muchos españoles que han perdido sus empleos en la construcción se han apuntado a la temporada de recogida de aceituna en Andalucía, dejando a su vez sin empleo a varios miles de africanos que esperaban realizar esta ocupación temporal.

Sea por la causa que sea, el caso es que los directivos deberían tener presente la movilidad, no tanto ya en el caso de la mano de obra, sino para la escasez de talento. Según el informe de Manpower, los directivos deberían, en primer lugar, identificar las deficiencias de talento crítico, aquellas que impedirían el normal funcionamiento de la empresa, que pueden ser tanto en puestos de empleados de oficina como de trabajadores industriales y crear planes estratégicos para cubrir las funciones críticas.

Hay, según el informe, diferentes maneras de hacerlo: la primera es crear reservas de profesionales, invirtiendo en formación basada en el trabajo para crear su propia cantera de profesionales cualificados. La segunda, conseguir empleados de las reservas laborales para contingencias, o lo que es lo mismo, tener en cuenta a los trabajadores temporales, los externos, los consultores y los asesores como opciones viables para realizar algunas tareas. La tercera vía es desplazar a los empleados hacia donde se encuentra el trabajo y, la cuarta, desplazar el trabajo hacia los empleados, creando plantas en países con mano de obra suficiente. El informe destaca que la época 'en que se desplaza una instalación para encontrar fuerza de trabajo barata y abundante está llegando a su fin, puesto que los países en desarrollo experimentan una subida de salarios relativamente rápida después de que las multinacionales se hayan instalado allí y hayan comenzado a competir por los mejores profesionales '. Rafael Barrilero, de la consultora Mercer, pronostica que en el año 2020 se acabarán los problemas de competencia en cuanto a sueldos con los países del Este.

¿Estrategias para buscar profesionales? ¿Retención de talento? Cuesta creer que estos términos vayan a seguir siendo válidos en un país a punto de alcanzar el 12% de empleo. Pero Sánchez de León afirma que sí, 'las cifras demográficas son tozudas, pero va a haber perfiles que siempre van a estar cercanos al pleno empleo, perfiles de ingeniería o matemáticos '. Parece que empezará a producirse la dualidad que pronosticaba Josep Oliver, catedrático de economía de la UAB. Por un lado, empleados técnicos con conocimientos muy demandados y sin problemas de paro, y por otro, la mano de obra sin cualificar, con unos niveles de desempleo considerablemente altos. Además como dice Martí Parellada, de la Universidad de Barcelona, no se puede evitar que un profesional prefiera trabajar en otro país por razones económicas.


Médicos españoles con billete de ida y vuelta

Los tiempos en que los médicos españoles tenían que emigrar parece que están llegando a su fin. Ese es al menos el pronóstico de la consultora Adecco Medical & Science. Según sus datos, en los últimos seis meses y durante los próximos seis regresarán a España 550 médicos, lo que supone el 10% de los que ejercían a mediados de este año su profesión en países extranjeros. La mayoría procede de Portugal, Reino Unido y Francia.

Los motivos que están dando lugar al retorno es la situación del mercado laboral sanitario español, que ha registrado una mejora en las ofertas y proyectos ofrecidos a los trabajadores, y a un considerable aumento de la retribución global de los médicos, cercana al 25% en los dos últimos años. Estas nuevas condiciones, según Adecco, son consecuencia del actual déficit de profesionales en España, cifrado en unos 6.000 médicos generalistas y unos 3.000 especialistas, 'una situación que era imprevisible hace 10 años y que se agravará en el futuro ', según César Castel, director de Adecco Medical & Science.

'La diferencia salarial entre España y los principales países receptores de médicos españoles se ha acortado drásticamente. Así, hemos igualado a Portugal en retribución media y hemos reducido de forma importante las distancias con Reino Unido y Francia ', asegura Castel.

Aparte de los tres países citados, los médicos españoles ejercen en Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y Suiza, principalmente. Por comunidades autónomas, las que más se beneficiarían del retorno serían las limítrofes con Portugal, Galicia, Extremadura, Andalucía y la provincia de Ciudad Real, las más afectadas en su día por el éxodo.

Acceso a Publicaciones de Manpower: http://www.manpower.es/MPNet4ES/PHPSYS_Default.html?/Pub/Content.asp?NodeRef=1139&Ref=SPAIN&ref=SPAIN

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.