Las patronales alcanzan un preacuerdo para consensuar las cuotas de representatividad que garantiza la "paridad en el ámbito de la acción institucional" y, de este modo, evitan llegar al recuento que la Generalitat activó el pasado febrero. Así, Fomento del Treball y Pimec ponen fin a un conflicto que arrastran desde hace prácticamente dos décadas. 

Las patronales catalanas han alcanzado un preacuerdo para consensuar las cuotas de la representantividad y ponen así fin a un litigo que Foment del Treball y Pimec arrastran desde hace casi dos décadas. El principio de acuerdo lo cerraron ambas organizaciones empresariales el viernes de la pasada semana, con la mediación del Departament de Treball, y evitan así la confrontación directa que hubiera generado llegar al recuento que la Generalitat activó el pasado febrero, tal como avanzó el diario ARA y ha podido confirmar EL PERIÓDICO.

No han trascendido todos los detalles del preacuerdo, aunque ambas partes confirman que, tras la firma, Foment pasará a ostentar el 58% del peso patronal y Pimec el 42% restante. En una segunda fase, que puede alargarse cinco años, la cuota pasará al 55-45. Las partes llevarán a lo largo de esta semana el preacuerdo alcanzado a sus respectivos órganos directivos, que deberán ratificarlo. Actualmente, las cuotas están repartidas el 75% para Foment (sumando el 10% de Fepime, la representante de las pymes vinculada a Foment) y el 25% para Pimec.

Fuentes cercanas a las negociaciones avanzan que el pacto garantiza la "unidad de acción empresarial", es decir, la coordinación entre patronales en los órganos de negociación que mantienen ya sea con los sindicatos o con los sindicatos y el Gobierno. También que, pese al reparto final del 55% para Foment y el 45% para Pimec, la distribución de cuotas pactada garantiza la “representación paritaria en el ámbito de acción institucional”.

Una vez las partes ratifiquen el pacto, ello comportará la desaparición de Fepime, entidad vinculada a Foment y que hasta ahora era uno de los representantes de la pequeña y mediana empresa en Catalunya. Pimec queda así como el único representante patronal en Catalunya de las pymes. También la redistribución, entre otros, de las subvenciones publicas que perciben las organizaciones empresariales y que anualmente se dividen entre todas dos millones de euros. El peso en representantes en órganos tripartitos como el CTESC o el Consell de Relacions Laborals también se verá alterado.

El preacuerdo disipa el litigio entre patronales y evita que la Generalitat efectuara el conteo que acabara determinado el peso de cada una de las organizaciones en función de su número de afiliados. La orden de la Generalitat para efectuar dicho recuento se activó el pasado 18 de febrero y el periodo para presentar avales o reclamaciones vencía el próximo 18 de marzo. La orden de contar el peso de cada una de las patronales dentro del ámbito empresarial llega a instancias de una sentencia del Tribunal Supremo, como concatenación de recursos judiciales de un litigio que se alarga desde la creación de Fepime, en el 2000.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.