Ferrovial da entrada a la movilidad sostenible en su política ambiental. La empresa prueba ya un plan que reduzca las emisiones de CO2 por el transporte de sus empleados en un centro piloto en Madrid, antes de extender las conclusiones a toda la compañía.

Ferrovial ya no es sólo una constructora. Su cambio de perfil, la diversificación de su negocio, hacia las infraestructuras o la gestión de aeropuertos y de sus mercados, y su conversión en una empresa global ha motivado una inquietud medioambiental diferente en la empresa. 'La transformación en un grupo global y diversificado no sólo motivó un cambio de perfil de negocio sino también un cambio en nuestra exposición al riesgo climático ', explica Valentín Alfaya, director de Calidad y Medio Ambiente de Ferrovial. La empresa diseñó una política ambiental que tuviera en cuenta la excelencia, la eficiencia y el menor impacto medioambiental en sus proyectos.

Esta política se expresa en proyectos concretos para cada una de las divisiones de la empresa, pero también en iniciativas generales que pretenden extender a nivel global. Entre sus planes, se encuentra el diseño y consecución de 'un proyecto específico para reducir nuestra huella de carbono respecto de la movilidad de nuestros empleados ', enuncia Alfaya.

La estrategia se llama ¿Cómo te mueves? y llevan un año trabajando en su concreción y puesta en marcha con la colaboración de la Fundación Movilidad, de la Comunidad de Madrid. El objetivo es 'convertirse en referente internacional de la movilidad sostenible ' y adelantarse a las futuras regulaciones sobre este campo para que su experiencia anticipada sirva de referencia.

El plan está centrado en la movilidad ' generada por o vinculada a los centros de trabajo ' y a su plantilla. Todo ello teniendo en cuenta que se trata de una empresa con 104.000 empleados en el mundo.

Lo primero ha sido dividir estos movimientos en tres áreas o campos de acción: los empleados en sus desplazamientos diarios entre su domicilio y el centro de trabajo, la movilidad de la actividad empresarial (flotas de vehículos y viajes de empresa) y la movilidad de terceros a la empresa, como visitantes, mensajeros y proveedores.

Inicialmente, se ha dado prioridad, tal y como explica el director de Medio Ambiente, 'a las medidas relacionadas con la movilidad de los trabajadores hasta su puesto de trabajo ' que están listas para ponerse en marcha 'inminentemente '. Pero antes de implicar a los cientos de empleados de Ferrovial, se está probando la eficacia en un centro piloto o conejillo de Indias en Madrid: la sede de una de las empresas filiales, Cespa. En este edificio, también desempeñan actividades varias unidades de negocio de otras filiales del grupo como Ferroser, Eurolimp, Actua o Grupisa. En total, unos 500 empleados.

Actuaciones concretas

Las líneas de acción han partido también 'de la consulta a estos trabajadores ', adelanta Alfaya. Por ejemplo, el fomento del transporte público cuenta con la sugerencia de 'subvencionar a los empleados el abono transporte ', el billete mensual válido para todos los medios de transporte públicos en Madrid. También se van a potenciar las políticas de coche compartido entre los empleados 'dotando de plazas de aparcamiento a aquellos que lo hagan. En general, en los centros de trabajo no hay muchas plazas así que es un modo de repartir buscando un objetivo ', afirma.

Además, se dotará de bicicletas eléctricas a los empleados que trabajen en un radio de tres kilómetros al edificio de la empresa. Ferrovial ya ha empezado a trabajar en el siguiente camino, es decir, sobre sus flotas y desplazamientos empresariales. 'Estamos aplicando tecnologías como videoconferencias para evitar viajes innecesarios. Además introduciremos poco a poco flotas verdes en los coches de empresa. De hecho, el 6% de los vehículos industriales de Cespa ya se están cambiando a eléctricos ', detalla.

La siguiente evolución se concentrará en promover el transporte sostenible en la cadena de distribución.


Un estand que se 'deconstruye ' en el Congreso de Medio Ambiente

A Alfaya no le gustaba ver cómo los estands de las ferias 'tan diseñados, se destruyen al final sin más, casi sin separar los residuos ', asume. Ante la preparación de la presencia de la empresa en el Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama), el equipo del director de Medio Ambiente de Ferrovial pensó una solución: una instalación que fuera desapareciendo en la feria.

Así, el estand de Ferrovial estaba levantado a partir de unas pequeñas estatuas hechas de materiales reciclados, 'que los visitantes pudieran llevarse a casa ', estima Alfaya, mientras iban deshaciendo la instalación.

Acceso al Congreso Nacional de Medio Ambiente 2008: http://www.conama9.org/conama9

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.