El año 2019 tampoco será el de la recuperación de los salarios, especialmente para las “clases medias” del mercado laboral: quienes no ocupan cargos directivos pero cobraban el año pasado más de 12.360 euros. Porque quienes no llegaban a esta cifra sí ganarán más, hasta un 22% más, por la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) que aprobó el Gobierno, desde los 10.302 en que estaba en el 2018.

Según el estudio sobre la oferta y demanda de empleo en España realizado por las consultoras Adecco e Infoempleo, las empresas prevén subir los sueldos medios de los nuevos contratos este año un 2%, hasta los 24.000 euros anuales, frente a sólo el 0,3% que subieron en los empleos cubiertos el año pasado. En el 2018 la opción mayoritaria entre los empresarios fue no subir sueldos (49%), frente al 33% que los subió y un 16,3% que incluso los bajó. Para este año, el 65% de las empresas prevé subir los sueldos en sus ofertas de empleo, aunque las subidas se concentran en los comerciales y personal de ventas (el 28% de las empresas prevé pagarles más) y en las empresas industriales, con una productividad muy alta y más sindicalizadas, que ya ahora pagan salarios por encima del mercado.

Otras empresas, sin embargo, no han acabado su reconversión y para este año prevén reducir los sueldos en sus ofertas laborales. Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, señala que la banca, los medios de comunicación, los servicios relacionados con el turismo y la construcción, en las ofertas para trabajadores poco cualificados, concentran la mayoría de empresas que prevé pagar menos este año a sus nuevos trabajadores.

Guelbenzu consideró que la subida de los salarios de niveles medios se frenará este año, en buena parte por la subida del SMI. A su juicio la mayoría de las empresas desea contener sus costes salariales, ante la incertidumbre sobre la economía global, los mercados financieros y la situación política. “Las empresas no están optimistas y tienen aún fresca la memoria de la crisis. Y por eso, la subida de los salarios más bajos que han supuesto las medidas del Gobierno va a hacer que suban aún menos el resto de salarios”, señaló.

Las empresas han estado bajando los sueldos de los nuevos contratos durante todos los años de la crisis, de forma que los 23.500 euros que ofrecían en los contratos de media el año pasado están al nivel del 2010 y por debajo incluso que las ofertas que hicieron en el 2016. El estudio destaca que el 56% de las empresas reconoce que paga menos a sus nuevos empleados que a los antiguos que ya tiene en plantilla, de forma que el salario de los trabajadores con menos de un año de antigüedad es de 20.086 euros frente a los 28.598 euros anuales que cobran de media quienes llevan más de 10 años en la empresa: un 23% de diferencia para dos personas diferentes en un mismo puesto de trabajo .

El impacto de la antigüedad en los salarios percibidos es especialmente notable en las categorías más bajas: un directivo con más de cinco años en la empresa gana de media un 0,9% más que uno recién llegado, mientras que en los empleados la diferencia salarial es del 23%: los contratados antes del 2014 ganan de media 21.822 euros, mientras que en los contratados después de esa fecha ganan de media sólo 16.767 euros. En los técnicos, la diferencia salarial por antigüedad es del 18% y en los mandos intermedios del 12%.

Esta dualidad salarial seguirá en los próximos años: el 60% de las empresas consultadas en el estudio prevé recuperar los salarios anteriores a la crisis en las nuevas contrataciones en el 2025, mientras que otras, como las financieras, dan por descontado que nunca volverán a pagar como antes.

Para algunos perfiles profesionales muy demandados, sin embargo, los salarios seguirán subiendo. El estudio destaca los médicos: cinco especialidades lideran los salarios de los técnicos, superando la remuneración de muchos directivos: otrorrino, hematólogo, ginecólogo, neurólogo y traumatólogo, con sueldos entre los 75.000 y 56.000 euros anuales. Entre los empleados, los muy especializados lideran los sueldos, como encuadernador (que llega a los 39.110 euros), técnicos del servicio de asistencia técnica, en vitivinicultura, troqueladores o instaladores de calefacción.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.