El Presidente anuncia la aprobación por el Consejo de Ministros de un Real decreto ley con una dotación extraordinaria de 11000 millones, el 1,1% del PIB, con cargo a los Presupuestos de 2008, para frenar la destrucción de empleo y reactivar la actividad.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará mañana un Real decreto ley con una dotación extraordinaria de 11.000 millones -el 1,1% del PIB- con cargo a los PGE de 2008, para frenar la destrucción de empleo y reactivar la actividad económica. Además, se destinarán 8.000 millones a la creación de un fondo extraordinario de inversión pública. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, le ha reporchado que las medidas sólo aumentan el déficit y no reducen el paro.

Durante su comparecencia a petición propia ante el Pleno del Congreso, Zapatero ha precisado que 8.000 millones se destinarán a la creación de un fondo extraordinario de inversión pública en el ámbito local destinado a la realización de obras de nueva planificación y que será gestionado desde el Ministerio de Administraciones Públicas. Según lo cálculos del Gobierno, este fondo permitiría crear cerca de 200.000 empleos en 2009.

Además, el Ejecutivo pondrá en marcha varias medidas dirigidas a incrementar la cooperación del Estado con los ayuntamientos, a aumentar la inversión pública en el ámbito local, a actividades de I+D+i, a rehabilitación, a mejora de instalaciones vinculadas con la seguridad pública y a actuaciones medio ambientales.

También se destinará parte de la citada dotación extraordinaria a medidas destinadas a reactivar el sector de la automoción así como a mejorar la financiación de las comunidades autónomas: a impulsar sus sistemas de atención a la dependencia y de turismo social.

El plan en cifras

En cifras, del crédito extraordinario se destinarán 800 millones de euros para la recuperación del sector del automóvil, a los que se sumarán 600 millones para actuaciones medioambientales, 500 millones para I+D, 400 millones de euros para rehabilitación de casas-cuartel y comisarías, 120 millones para rehabilitación de viviendas, 30 millones para incentivar el turismo y, finalmente, 400 millones para transferencia a las comunidades autónomas para dependencia.

Además, implementará un Plan Integral de Automoción a negociar con las comunidades autónomas e interlocutores sociales con objetivos a corto y largo plazo. En primer lugar, tratará de evitar la destrucción de empleo reduciendo costes del empleo y, en segundo, garantizará la competitividad del sector para que recupere lo antes posible su actividad.

Sector financiero

Zapatero ha valorado que las medidas de apoyo al sistema financiero, tanto la creación del fondo para adquirir activos como la concesión de avales del Estado a la deuda nueva, "ya están funcionando".

El presidente del Gobierno ha adelantado que "todo indica" que la demanda de las entidades será "aún" superior en la subasta del próximo 11 de diciembre que en la primera puja, en la que 28 entidades solicitaron más de 4.500 millones de euros, de los 5.000 millones disponibles, aunque el Tesoro concedió menos la mitad.

El jefe del Ejecutivo ha recordado además que esta semana se ha puesto en marcha el sistema de concesión de hasta 100.000 millones de avales del Estado este año a las operaciones de financiación nuevas de las entidades de crédito residentes en España. Esta fórmula permite que las entidades financieras puedan reforzar las garantías de sus nuevas emisiones de deuda, siempre que lo soliciten antes del 3 de diciembre.

Mesa para acordar un nuevo modelo productivo

El presidente ha anunciado además su intención de constituir en quince días una mesa de trabajo con otros grupos políticos y, en especial, con el PP para consensuar las medidas de modernización del sistema productivo que deben ayudar al país a salir de la crisis.

Sobre la mesa estarán las reformas en el sector servicios y en áreas como el transporte, la energía y las telecomunicaciones, así como la reducción de cargas administrativas.

Zapatero confía en que, al igual que el Gobierno está articulando sus medidas con la Unión Europea, el plan global se enriquezca con actuaciones complementarias de las demás administraciones, en particular de las comunidades autónomas. En este contexto, el líder de los socialistas ha destacado la necesidad de poner en marcha iniciativas coordinadas en el ámbito de la educación, la formación laboral y las infraestructuras.

Contestación de Rajoy

El líder del Partido Popular -principal grupo político en la oposición-, Mariano Rajoy, ha indicado -en contestación a la comparecencia del presidente del Gobierno- que el de hoy es "el séptimo paquete de medidas" que el jefe del Ejecutivo ha presentado en el Congreso y ha recordado que con anterioridad Zapatero ya había dicho que el grueso de medidas ya estaba en desarrollo y que no se deberían esperar nuevas baterias de iniciativas gubernamentales.

Por otro lado, el líder del PP ha lamentado que la mayor parte de este nuevo paquete de medidas "tiene un elemento común", que es el "incremento del gasto público".

Para Rajoy, este aumento del gasto vuelve a certificar que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2009 "ya es papel mojado". Además, ha advertido de que, "cuando las Administraciones Públicas solicitan préstamos, expulsan a otros que los necesitan para invertir y crear empleo o para tirar del consumo".

El líder del PP ha subrayado que, para combatir la crisis y frenar el desempleo de forma "seria", la primera medida que el Ejecutivo debe tomar y que necesitan los parados es que los actores económicos recuperen la confianza.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.