Formar a los empleados haciendo que lleven a cabo nuevos roles dentro de la compañía contribuye a su desarrollo profesional y, al mismo tiempo, ayuda a la retención del talento. Fast Company expone las ventajas del cross-training, o formación transversal en diversas áreas, para lograr tener una organización más flexible y con mayores oportunidades profesionales para sus equipos.

Se estima que 42 millones de empleados dejarán sus trabajos en 2018 en los EE.UU., según datos del Work Institute's 2018 Retention Report publicado en 2018. La principal razón por la cual los empleados se marchan es la falta de oportunidades para aprender o desarrollar habilidades (21%).

Dispongan de un programa de desarrollo formal o no, la formación transversal (cross-training en inglés) puede ser una solución para mejorar su retención, afirma Jason O'Neill, Jefe de Servicios de Formación de la firma de consultoría Kepner-Tregoe. Capacitar a los empleados para que asuman nuevos roles dentro de la compañía ayuda en su desarrollo profesional y, al mismo tiempo, brinda beneficios importantes para la empresa, incluida una mejora de la retención.

BENEFICIOS PARA EL EMPLEADO

Cuando los empleados son formados para asumir diferentes roles, la flexibilidad de la fuerza de trabajo alivia la presión que algunos de ellos pueden sentir por tener que ignorar su propio equilibrio entre trabajo y vida, afirma el coach en resiliencia laboral Faun Zarge. Si los empleados pueden cubrirse más fácilmente las tareas unos a otros, también pueden tomarse más tiempo de vacaciones o pedir algún día libre, lo que puede beneficiar tanto al empleado como a la empresa.

Además, el cross-training en varios roles puede ayudar a los trabajadores a adquirir una perspectiva más amplia de la compañía. "Los empleados se acaban quemando y se van porque no ven la conexión entre el papel que desempeñan y la estrategia corporativa global. La formación transversal supone realmente un ‘despliegue sobre el terreno’ para ponerle solución, porque una vez que un empleado sale de su cubículo o de su rincón de la oficina, comienza rápidamente a conectar los puntos entre su propio rol y el de sus compañeros," afirma.

Cuando Sarah Perry dirigía una pequeña organización sin ánimo de lucro, The Second Step, dedicada a ayudar a víctimas de violencia doméstica, le preocupó ese agotamiento de los empleados. Su plantilla de 25 trabajadores asistía habitualmente a más de 800 adultos y niños que habían sobrevivido a la violencia doméstica. Retener a los empleados era crucial no solo por lo numéricamente limitada que era la plantilla, sino también por las relaciones que habían desarrollado con los afectados, reconoce. Cuando comenzó a aplicar el cross-training entre los empleados, éstos sintieron que se estaban desarrollando y que aprendían, incluso en una organización pequeña que no podía ofrecer ascensos habitualmente, explica Perry. Y la práctica rompió los compartimentos estancos que habían existido entre las diferentes áreas de la compañía.

"Por una parte, teníamos el ámbito operativo de la organización que estaba formado por el personal administrativo y de desarrollo y por mí misma. Y luego estaba toda la gente que participa del programa, formado tanto por las personas que no trabajaban en nuestros refugios como por las personas que sí trabajaban en nuestro programa comunitario." La gente podía percibir más aspectos de la organización y cómo sus funciones encajaban en el trabajo. Aunque siguió habiendo algunos empleados eventuales que dejaron la empresa para volver a sus estudios, afirma que no perdió a más empleados por haberse quemado, logrando así su objetivo.

BENEFICIOS PARA LA COMPAÑÍA

El equipo de Kepner-Tregoe es conocido por su longevidad, dice O'Neill, y algunos empleados han estado en la compañía durante décadas. Y aunque son escasos los casos en los que alguien haya estado haciendo el mismo trabajo durante tanto tiempo, incluso aquellos que desempeñan funciones similares encuentran que la naturaleza de su trabajo cambia con el tiempo. O'Neill declara que la formación transversal llevada a cabo por la firma ayuda a los miembros del equipo a aprender las habilidades necesarias para desarrollarse y hacer evolucionar sus trabajos.

"Hay que ofrecerle a la gente una diversidad del trabajo que les mantenga interesados y comprometidos a medida que pasa el tiempo," afirma. "Alguien que sabe que la compañía está pendiente de ellos y de su carrera profesional, o que sabe que existen otras oportunidades ahí mismo, va a estar más dispuesto a quedarse en su puesto actual en lugar de tratar de encontrar esa oportunidad de ascenso fuera de la empresa."

La capacitación en múltiples áreas ofrece una variedad de ventajas adicionales para las empresas, dice Daniel McCraine, Fundador de McCrain Associates, una firma profesional que ofrece un programa de capacitación corporativa con sede en Des Moines. En primer lugar, ayuda a la organización a maximizar sus recursos porque las habilidades de los empleados se pueden implementar donde sean necesarias en lugar de limitarse a un área. "Puedes gestionar más negocios y puedes retener al personal actualmente disponible. También es beneficioso que diferentes tipos de trabajo dentro de la organización sean cíclicos o estacionales. Si algún servicio en concreto baja el ritmo durante una determinada temporada, entonces puedes transferir la mano de obra a otra línea de actividad," asegura.

Cuando los empleados entienden varios aspectos del negocio, también toman mejores decisiones y pueden ser más innovadores, afirma Zarge. "Desarrollas habilidades alejadas de tu competencia principal, aportas las habilidades que ya tienes y, de pronto, eres capaz de complementar ambas. Esta es una nueva perspectiva sobre lo que está sucediendo en otros equipos, en otros departamentos y de cómo se hace el trabajo. Y es ahí donde realmente surgen nuevas ideas, donde uno puede aportar gran cantidad de innovación para la organización," declara. Zarge dice que la motivación y la colaboración también aumentan con el cross-training porque los empleados adquieren un mayor conocimiento de otras áreas de la empresa.

UN CROSS-TRAINING EFECTIVO

El aprendizaje de los empleados en nuevos conjuntos de habilidades puede tomar diferentes formas, según la organización y sus objetivos, dice O'Neill. Los seminarios y clases por si solos no llegan muy lejos. El cambio duradero requiere de un componente práctico, afirma. Tanto si eliges desarrollar habilidades que están relacionadas con el rol que tienen los empleados, como si optas por potenciar aquellas que son de particular interés para ellos personalmente, serán dictados a partir de lo que tu organización espera lograr. En Kepner-Tregoe, O'Neill reconoce que el cross-training no es parte de un programa formal, sino que se logra al conocer las preferencias de desarrollo del empleado y al encontrar programas de formación y tareas específicas que les ayudarán a desarrollarse, teniendo cuidado de no abrumarles.

Incluso siendo una oficina pequeña, el equipo de Perry se enfocaba intensamente en el desarrollo profesional, comenta ella misma. Además de los seminarios y las clases tradicionales, también permitía a los empleados dedicar el 20% de su tiempo a trabajar en algo que les interesara dentro de la organización, independientemente de si tuviera relación o no con sus tareas.

McCrain advierte de que una comunicación clara también es primordial o, de lo contrario, los empleados pueden pensar que la formación adicional está motivada por una inseguridad profesional o por el deseo de aumentar injustamente la carga de trabajo. Estas preocupaciones pueden distorsionar el beneficio de los programas de cross-training, avisa. Zarge, por su parte, sugiere crear un plan formal de desarrollo profesional de empleados añadiéndole un componente de formación transversal para eliminar cualquier preocupación de los empleados sobre dicha capacitación o las razones que pudiera haber detrás.

Finalmente, asegúrate de medir cómo el cross-training está beneficiando a tu compañía, insta McCrain. Reúne la información necesaria para determinar su impacto en la retención y revisa las métricas de productividad. Esto puede ayudarte a ver cómo estás amortizando tu inversión en el cross-training y te permitirá ajustarla si deseas obtener resultados más destacados.

 

Moran, Gwen. " The simple method to keep employees happier at their jobs". Fast Company, 07/06/2018 (Artículo consultado online el 17/06/2018).

Acceso a la noticia: https://www.fastcompany.com/40580641/the-simple-method-to-keeping-employees-happier-at-their-jobs

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.