La Barcelona Technology School (BTS) forma a estudiantes de todo el mundo para que lideren el nuevo paradigma económico. Los alumnos reciben clases sobre aquellas tecnologías que están redibujando la economía, como la programación, el big data, el data analysis o la inteligencia artificial.

La Barcelona Technology School (BTS) forma a estudiantes de todo el mundo para que lideren el nuevo paradigma económico. Ubicada en una antigua fábrica del distrito del 22@ de Barcelona, Barcelona Technology School (BTS) es una mezcla entre universidad y escuela de negocios que busca “formar el talento que debe liderar la transformación digital”, asegura Josep Clotet, director general y cofundador. En la BTS, alumnos de todo el mundo reciben clases sobre “aquellas tecnologías que están redibujando la economía, como la programación, el big data, el data analysis o la inteligencia artificial”, explica Clotet. Antes incluso de acabar el máster, todos los alumnos tienen ya trabajo, asegura el director general, aunque muchos de ellos vienen ya con empleo. El motivo de este ratio de empleabilidad del 100%: “Hay más demanda de talento digital que oferta disponible para liderar los proyectos tecnológicos”, asegura.

Desde el pasado mes de octubre, BTS se encuentra inmerso en su tercer año académico. Ofrece dos másters cuya titulación cuenta con el aval de la Universitat de Barcelona y para el próximo curso 2018-2019 ampliará la oferta con dos másters más. Todos cuestan 17.000 euros y van dirigidos a profesionales executive.

Tener éxito en un sector maduro como el de la formación y apostando por contenidos en continuo desarrollo como los digitales no es tarea fácil. La clave del éxito, según Clotet, “radica en la calidad de los profesores, entre los que figuran líderes internacionales de la industria digital”. El emprendedor destaca también el tridente de la diversidad: internacional (con personas de 30 países distintos), de género (hay casi tantas alumnas como alumnos) y de background académico (con un 50% de contenido técnico y un 50% de negocio).

Las clases son en inglés, debido a la procedencia internacional tanto del alumnado como del profesorado. Son grupos reducidos, de entre 20 y 25 personas, y los cursos son totalmente presenciales. Puesto que la mayoría de los alumnos son de fuera del país, los másters se concentran en nueve meses. Al finalizar el contenido más teórico, se realiza un proyecto final.

Josep Clotet fundó BTS en mayo del 2015 junto a los hermanos Bernat y Aleix Palau. Lanzar la escuela supuso una inversión inicial de 50.000 euros. En la actualidad trabajan en BTS cuatro personas además de Clotet y un equipo de 50 profesores. La escuela ha facturado en el presente curso (2017-2018) unos 400.000 euros y para el próximo (2018-2019) prevé llegar al millón de euros.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.