En una sociedad dominada por la demarcación entre saberes desde los primeros años de escuela y el de la hiperespecialización una vez iniciada la etapa profesional, resulta difícil pensar que se pueda reeditar en el conocimiento del siglo XXI el resplandor que el efecto Medici tuvo en el Renacimiento. Aun así, la imperiosa necesidad de innovar a la que nos lleva la competitividad global hace necesario buscar patrones de talento capaces de interrelacionar disciplinas y de hallar en esa intersección nuevas fuentes de inspiración.

Vivimos en un mundo frenético. Un mundo que ha cambiado nuestra forma de trabajar y vivir en aras de una velocidad que además modifica nuestra forma de ser y de pensar. Nos enfrentamos a tecnologías disruptivas y a una necesidad continua de innovación para adaptarnos a los cambios que vienen… y en ese contexto, ¿puede ser la Polimatía un ingrediente decisivo a la hora de hacer frente a estos retos?

Estamos expuestos cada día a un exceso de información, exceso de comunicación, exceso de interacción… y de déficit de atención. Frente a este mundo acelerado, hemos reaccionado con una fuerte tendencia a la especialización y hemos organizado el sistema educativo en torno a esa idea. Y esto no siempre facilita el desarrollo de nuevas ideas. ¿Sigue siendo entonces posible la polimatía? ¿Cómo es de importante en un entorno empresarial?

 

Publicado en el número 131 de la revista, de febrero de 2018.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Adjuntos:

Descargar este archivo (c505-polimatia-como-vector-de-innovacion-en-las-empresas.pdf)
La polimatía como vector de innovación en las empresas
[5 págs. - pdf - castellano], 2004 kB


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.