Hay algo que no funciona como debería. Las alabanzas nacionales a la recuperación económica que según parece experimenta el país no se acaban de reflejar en los salarios. Los sueldos de los empleados españoles siguen estancados pese al crecimiento económico de los últimos tres años. El de los empleados, porque el de directivos y cargos intermedios no sufre la misma mala suerte.

Los datos, recopilados en el informe sobre la evolución salarial entre el 2007 y el 2017 realizado por la escuela de negocios EADA y la consultora ICSA, son esclarecedores. En comparación con 2016, los empleados españoles han perdido un 0,21% de su poder adquisitivo: de los 22.841 euros que cobraba un empleado de media el año pasado se ha pasado a los 22.793 € (48 euros menos). En los últimos cuatro años, es la primera vez que la tendencia es negativa, ya que desde 2014 hasta 2016 la cifra creció un 2,34% de media en tres años, pese a no llegar nunca a los 23.000 euros.

En el caso de directivos y mandos intermedios, los salarios han crecido respecto a los del año pasado. Los primeros incrementaron un 0,28% su salario (de 78.875 a 79.097 € de media), mientras que los segundos experimentaron una subida mucho mayor de un 2,72% (de 39.364 a 40.435 € anuales de media).

Todos estos salarios medios se sitúan todavía, y desde el 2016, por encima de la inflación. Considerando 2007 como año de referencia, el acumulado salarial para las tres categorías se sigue manteniendo por encima de la inflación acumulada. Las tres categorías, en 2017, han aumentado su poder adquisitivo respecto a 2007: los directivos se sitúan un 0,93% (10.932 €) por encima de la inflación acumulada del 14,20%; los mandos intermedios, un 1,98% (5632 €); mientras que los empleados, un 2,16% (3.205€).

Lo cierto es que la variación interanual del PIB ha incrementado por encima del 3% en los últimos tres años, cifra que sacan a relucir los dirigentes para hablar de recuperación y de crecimiento económico en España.

Otro de los indicadores con tendencia positiva que se esgrimen desde los sectores económicos es el paro. Tras un largo periodo de aumento, el indicador empezó a disminuir en 2013. Ese momento representó un punto de inflexión en la economía española, por lo menos en cifras macro, coincidiendo con la recuperación del PIB y el aumento del poder adquisitivo de los mandos intermedios y, en menor medida, de los empleados.

Pese a ello, sólo los mandos intermedios expresan un claro aumento en su poder adquisitivo.

Por sectores

Que no todos los sectores retribuyen de igual forma a sus directivos, empleados y cargos intermedios es evidente. En 2017, los directivos mejor retribuidos estaban en el sector de banca y seguros (con una media de 87.938€ anuales). Tras ellos, los del sector de la industria, con 82.985€. En la parte baja se encuentran los del sector de la construcción, muy castigado por la crisis, con una media de 73.298€ y el sector de comercio y turismo, con una media de 72.068€.

Los mandos intermedios siguen un patrón muy similar al de los directivos. Los mejor pagados en 2017 son los de banca y seguros (46.574 €) e industria (42.844€). Los ‘peor’ pagados son, como en el anterior caso, construcción (38.714€) y comercio y turismo (36.009€.).

Por su parte, el patrón se repite con muy poca variación en las posiciones, que no en las cantidades, para los empleados. Los mejor retribuidos son los de banca y seguros (25.674€) e industria (24.967€). Y los peor pagados son comercio y turismo (18.579€) y construcción (20.542€), en orden inverso que en los otros dos grupos.

Por comunidades

Madrid, Catalunya y Navarra son las comunidades donde se encuentran los directivos y los cargos intermedios mejor pagados, y solo las dos primeras sobrepasan la media nacional de 79.097 (para los directivos) y 40.435 euros (mandos intermedios).

En la cola de España, por lo que a sueldos de altos cargos se refiere, están Extremadura, La Rioja, Canarias y Castilla León. Para el caso de los cargos intermedios, las comunidades que están en la cola son Canarias, Castilla La Mancha, Andalucía y Valencia, siendo también las más alejadas de la media nacional.

En el caso de los empleados hay ligeras diferencias. Las comunidades donde mejor se paga a este grupo son Navarra, Madrid, País Vasco y Catalunya, todas ellas por encima de los 22.793€ de media. Extremadura, La Rioja, Canarias y Murcia son las cuatro comunidades donde peor pagados están los empleados.

El presidente de ICSA, Ernest Poveda, ha asegurado que pese al intenso crecimiento de los últimos tres años y la creación de empleo, la cuarta economía europea no puede permitirse un “desequilibrio tan significativo entre la riqueza generada y la retribución a las personas”.

Por su parte, el profesor de EADA Jordi Costa ha asegurado que la reforma laboral permitió que no se siguieran despidiendo trabajadores y reducir salarios.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.