En 2050 España será el segundo país más envejecido del mundo después de Japón. Esto hará que crezca la 'Generación U', la de aquellos que no pueden retirarse. Prepárese para más de 50 años de vida laboral con la esperanza de que su empresa valore el talento senior.

¿Cansado tras una dura semana de trabajo? Acostúmbrese, porque aún le quedan muchas... Cada vez más... Los más agoreros pronostican que tendremos que trabajar incluso más allá de los 70 años. Quizá exageren al presentar un mercado laboral plagado de septuagenarios, pero hay una realidad incuestionable: trabajaremos más años en un entorno laboral que muestra sistemas de jubilación más escasos y que obligarán a prolongar la vida profesional y a ahorrar.

El aumento de la esperanza de vida exige incorporar un concepto más flexible de edad laboral en un mercado de trabajo que demanda experiencia, profesionales más pegados al terreno -que se han tenido que enfrentar a situaciones adversas-, y en el que se valora el juicio y el criterio propio del talento maduro, que sabe adaptarse al entorno y tiene capacidad de comprometerse con proyectos comunes.

A la sostenibilidad de las pensiones se une la demografía, pero también la ausencia de una generación de reemplazo. Nekane Rodríguez, directora general de Lee Hecht Harrison, habla de una "generación Nini que difícilmente encontrará empleo igual que otras, y que terminó su formación en los años de la gran crisis, en la que disminuyeron sus salarios... Se trata de una bola de nieve que crece". Añade que "todo esto trae inevitablemente nuevos modelos. Jubilarse tarde, está bien, pero también hay otras soluciones para aquellos que tienen que trabajar más años, incluso hasta después de los 70, sea voluntariamente o por obligación. Hay que analizar qué se quiere como proyecto personal y como proyecto profesional. Se trata de una cuestión de enfoque. La cuestión es si se pretende seguir con un trabajo similar al que se tiene; si existe la posibilidad de compaginar una actividad flexible en la empresa, o combinarla con otras. No es continuar con un empleo ascendente y con la misma intensidad. Las carreras profesionales son diferentes a partir de los 60 años. Cambia la mentalidad del individuo, la de la empresa y hasta el soporte legal, y pueden darse combinaciones y fórmulas alternativas, nuevas modalidades contractuales, más flexibilidad y más proyectos dentro de las compañías que no tienen que ver con subir o progresar, como puede ser convertirse en mentor de los más jóvenes".

Mentores
Pablo Urquijo, director general de Experis, coincide en que "hay algunas posiciones que puede ocupar un sénior, incluso un septuagenario: coach, mentor, formador, guía de gente con menos experiencia... Ahora se introducen en las compañías jóvenes que hacen de mentores de la Generación X o de los Boomer sin conocimiento tecnológico, pero puede ser que gente sin experiencia tenga como mentores a profesionales sénior con más experiencia".

Urquijo añade que "surgirán formas de relación diferentes entre la empresa y el empleado: freelance, consultores externos, por proyectos. Y que no sea un contrato fijo permanente. Alguien con 70 años que tenga mucha experiencia en un área específica puede ser contratado por días o por meses para ser, por ejemplo, mentor".

Carlos de la Torre, of counsel de Baker McKenzie, considera que el gran reto está en dirigir personas en plantillas muy maduras: "La clave en una sociedad envejecida es cómo gestionar todo esto en positivo, eliminando falsos mitos, como que los sénior no se adaptan, que no son flexibles, o que no son productivos... La planificación es clave. Hay que prever y no improvisar, incorporando planes de diversidad". Se refiere asimismo al "conflicto del colapso" y al problema del reemplazo, y se plantea cómo gestionar salidas en un entorno normativo que limita la capacidad de las empresas: "Se pueden producir salidas de profesionales sénior, pero también dar entrada a esos senior en otras compañías con formatos diferentes, otorgando más peso al salario variable. Es necesario hacer una promoción de la gestión de la edad en la empresa -con programas de aging y de transición de la jubilación- y un autodiagnóstico y planes de acción que incluyan cambios de puesto, la promoción de la figura de los mentores, la contratación de mayores de 55, o los planes de carrera para sénior.

Valentín Bote, director de Randstad Research, cree que "vivimos una relación laboral interpretada de forma binaria (jornada laboral con horario fijo), pero hay alternativas a tiempo parcial que no se deben penalizar, modalidades de trabajo semipresencial, o teletrabajo. Y habrá que atender al profesional que trabaje con varios clientes, con más de una empresa. No es un asalariado, sino que vende sus servicios profesionales a varias compañías. Hay opciones más allá del contrato a tiempo completo.

La presión del reciclaje
Bote explica además que "todo cambia mucho y se valora lo que se sabe, pero también lo que somos capaces de aprender. Esto es muy apreciado en los procesos de selección. Existe una necesidad continua y acelerada de reciclaje profesional en la generación sénior para que desarrolle su carrera profesional, y hay una presión personal para recualificarse constantemente. Además, vivimos un mensaje contradictorio en España: se da importancia al hecho de prolongar la vida profesional, pero se produce una cierta inmovilidad laboral de los de más edad, que experimentan dificultades para incorporarse al mercado de trabajo".

En este sentido, un informe de la Fundación Adecco concluye que es a partir de los 55 años cuando las oportunidades profesionales caen estrepitosamente. Según Francisco Mesonero, director general de la fundación, "quedarse sin empleo a las puertas de la jubilación es un problema de dimensiones mayúsculas. Muchos desempleados mayores de 55 pierden su trabajo con una pequeña indemnización que no les cubre hasta la edad de jubilación, lo que les exige buscar un empleo que, en muchas ocasiones, nunca llega. En estos casos, el paro puede convertirse en una situación crónica y se incrementa notablemente el riesgo de exclusión social". Un 61% de estos sénior no ha sido llamado para una entrevista de trabajo en el último año, a pesar de que el 56% aplica a varias ofertas de empleo semanales. El 90% achaca esta falta de oportunidades laborales a su edad.

Nekane Rodríguez considera que las organizaciones serán muy diversas, y en ellas trabajarán y convivirán profesionales de hasta cuatro generaciones diferentes, con cualidades y formas de actividad muy distintas: "En esa diversidad de las compañías será necesario gestionar lo que cada uno puede aportar. Se necesita el entendimiento mutuo y comprender que la diversidad ayuda en la creatividad, en complementarnos y en compensarnos. La pregunta es si vamos a vetar el crecimiento de los jóvenes, cómo progresan o promocionan".


 

Una plataforma senior de 'business angels'

"En España apenas un 3% de los sénior llega a recolocarse, y nunca antes de dos años. Esto lleva a que, a ciertas edades, lo más sensato sea emprender. Ahí está la oportunidad laboral para los sénior". Carlos Molina, emprendedor de 63 años, es el fundador de 50 Pro, una plataforma que ayuda y aconseja a los mayores de 50 a crear su propio negocio. Molina describe su proyecto como "el mundo para mayores de 50. Una ayuda para que los profesionales senior no desesperen esperando en su casa a que les llamen, porque esto es una tragedia para mucha gente". 50 Pro ha desarollado una metodología que aspira a ser internacional y que tiene un poco de incubadora, de 'business angel', o de mentor. La primera fase consiste en ayudar a desarrollar ideas para emprender. Esto se hace mediante el método del caso. Durante tres meses, quienes tienen dudas o problemas pueden resolverlos con la ayuda de un mentor personalizado. Se trata de examinar qué idea se adecua al perfil personal y profesional de cada emprendedor. Se desarrolla un plan de negocio adaptado a la idea elegida y un plan financiero para determinar cuánto dinero necesita el creador de la empresa y cuándo puede disponer de él. Molina explica que 50 Pro "no sólo trata de aprendizaje técnico; también hay entrenamiento y práctica real". El fundador de la plataforma, que es ingeniero de caminos y ha trabajado en varias empresas nacionales y multinacionales tanto en España como en algunos países de Europa, América y Asia (entre ellos Corea Çdel Norte, Rumanía y El Salvador), concluye que ésta además ayuda a buscar financiación para los proyectos elegidos, ya que mantiene conexiones con agentes del mercado dedicados al volumen y sector del mercado que necesita cada emprendedor. Sin olvidar 'Club 50 Pro', que es un club de networking, a lo que se une el asesoramiento pasado un tiempo: si algún emprendedor sénior se encuentra con un problema en su posterior aventura empresarial tiene a su disposición un departamento de asesoría.


 

España, país de pensionistas

El último informe sobre el sistema de pensiones publicado por la OCDE, señala que, en España, a pesar de la "importante" reforma del sistema realizada en 2013, existen aún enormes limitaciones, como la edad media de salida del mercado laboral, que se estancó en 2013, o la falta de incentivos para prolongar la vida laboral tras la jubilación. En los próximos 32 años, cuando la generación nacida en la década de 1990 esté a punto de jubilarse, 77,5 de cada 100 habitantes serán pensionistas, frente al 30,6% de 2015 o el 19% de hace 40 años. Sólo Japón superará esta ratio: allí tendrán 77,8 personas mayores de 65 años por cada 100 habitantes. La media de la OCDE será de un 53,2% de la población mayor de 65 años en 2050, mientras que la Unión Europea se situará en el 56%. El informe de la OCDE también concluye que la tasa de sustitución neta --la pensión que se recibe como porcentaje del último salario percibido- o 'generosidad de las pensiones' en España es demasiado alto. Se sitúa en el 82%, frente al 63% de la media de los países más industrializados. La OCDE añade que el sistema de pensiones concederá tasas de sustitución relativamente altas para los trabajadores con una carrera completa, especialmente para los asalariados con ingresos medios y altos, a pesar de la introducción del factor de sostenibilidad. Además, subraya que la edad legal de jubilación, actualmente establecida en 65,3 años, aumentará gradualmente hasta situarse en los 67 años en 2027. Sin embargo, a partir de ese año, las personas que hayan contribuido durante al menos 38,5 años (en contra de los 36,5 años requeridos actualmente) podrán jubilarse a los 65 años y contar con la pensión completa. La organización internacional se refiere asimismo a que España es uno de los países con mayores obstáculos para combinar el trabajo y las pensiones y prolongar así la vida laboral tras la edad de jubilación, aunque admite que ciertas trabas se redujeron con la reforma de 2013. Es posible combinar el trabajo con las pensiones en todos los países de la OCDE excepto en siete, entre los que se incluye España, donde se aplican límites a los ingresos por encima de los cuales se reducen los beneficios de la pensión combinada.

 


 

La experiencia, un valor para crear nuevas empresas

Los sénior han sufrido los rigores de los despidos de otras décadas, y esto les proporciona un contacto con el mundo real y les ha llevado a desarrollar herramientas eficaces y capacidades de supervivencia, así como una notable flexibilidad para manejar situaciones complicadas. Es una competitividad que encaja casi perfectamente en un entorno de mayor dureza y exigencia. La creación de un nuevo negocio implica incertidumbre, pero a cierta edad cuenta con menos tiempo de recuperación. El riesgo tiene un sesgo positivo, ya que un emprendedor de edad juega con la ventaja de su experiencia y puede utilizar ésta para atraer financiación. Hay que tener en cuenta que el inversor busca a menudo la experiencia para minimizar los riesgos. a esto se añade que los emprendedores maduros pueden ofrecer su experiencia y ayudar a otros en lo que ellos saben. Los mayores tienen una agenda de contactos que también puede considerarse como herramienta útil para iniciar un nuevo plan de negocio por su cuenta. El último 'Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Sénior' revela que los emprendedores mayores de 50 años ofrecen beneficios significativos para las economías que luchan con el envejecimiento de la población. El estudio, que se basa en la actividad emprendedora de 104 países, con una muestra de más de un millón y medio de personas de entre 18 y 80 años, asegura que el número de mayores que trabajan por cuenta propia supera al de los jóvenes de entre 18 y 29 años. Esto implica que las personas de 50 años o más tienen un papel muy relevante en las economías de todo el mundo.

  • Los emprendedores senior tienen más probabilidades que los jóvenes de emplear a más de cinco personas en sus negocios, por lo que no sólo generan autoempleo, sino que crean nuevos puestos de trabajo.
  • Los senior que actúan como inversores informales también tienden a invertir mucho más dinero en comparación con los adultos más jóvenes. Casi dos tercios (63%) de los 'business angels' mayores invierten más de la mitad de las inversiones totales.
  • Los emprendedores de edad avanzada en todas las fases de la actividad empresarial reportan niveles más altos de satisfacción personal y laboral que los mayores que tienen un empleo rutinario.
  • Las personas mayores tienen menos confianza en su propia capacidad para iniciar y dirigir un negocio, pero poseen mayor predisposición para asumir riesgos que los jóvenes o los de mediana edad.
  • Los adultos de más de 65 años son ligeramente más propensos a ser emprendedores sociales. Esto refleja cómo los sénior complementan el espíritu idealista de los jóvenes 'change-makers', multiplicando las iniciativas vinculadas a emprendimiento social,
    Europa reporta la mayor brecha de género entre adultos mayores (65-80 años), con sólo tres mujeres expresando intenciones emprendedoras por cada diez varones.

 

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.