El 39% de los jubilados que hay en España se retiró cuando contaba con entre 60 y 64 años. Además, un 10% adicional lo hizo con una edad que oscilaba entre los 50 y los 59, mientras que otro 1% tenía menos de 50 años en el momento en el que dejó de trabajar. El resultado, por lo tanto, es que el 50% de los jubilados españoles llegó a esta etapa de su vida de manera anticipada, esto es, se prejubiló.

Así lo concluye el barómetro VidaCaixa sobre la jubilación que ayer se hizo público, y en el que también se recoge que sólo el 44% de los jubilados se retiró justo al cumplir los 65 años. El 6% restante había alcazado ya, al menos, los 66 años cuando se jubiló.

De esta manera, el trabajo de la filial aseguradora de CaixaBank evidencia que España sigue siendo una país en el que es relativamente fácil acceder a la prejubilación. Esta situación está motivada, en parte, por diferentes problemas de salud que sufre la persona que se jubila pero, también en gran medida, por procesos de la empresa o por decisión del propio trabajador.

Esta dinámica choca frontalmente con el actual contexto, en el que la edad de jubilación va a ser cada vez más alta. De hecho, ya se ha introducido la modificación acordada en la última reforma de las pensiones, y por la que el retiro se retrasa hasta los 67 años. Este ejercicio, por ejemplo, la jubilación ordinaria está establecida en 65 años y 5 meses, y la barrera se irá aumentando progresivamente hasta llegar en 2027 a los mencionados 67 años. Pero, por ahora, y según los datos recabados por la Seguridad Social, la edad media se sitúa todavía en los 64 años.

El documento también expone que casi un 40% de los jubilados tiene una vía de ingresos alternativa a la pensión. La mayor parte de estos encuestados asegura contar con un plan de pensiones privado, que es precisamente lo que el Gobierno está recomendando a los más jóvenes en previsión de la reducida prestación que tendrán. Otras opciones de financiación privada con las que cuentan los actuales jubilados son las cuentas de ahorro, acciones, bonos y obligaciones, fondos de inversión o depósitos.

Por último, y en lo que a la formación financiera respecta, destaca que el 44% de los participantes desconoce que existen bonificaciones por retrasar la edad de jubilación. En cambio, siete de cada 10 asegura que sabía exactamente lo que cobraría antes de retirarse.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.