Sergi Mussons, socio-fundador de QRM Institute: "Las nuevas técnicas de management tienen en común que son contrarias al concepto de planificación y a realizar previsiones de futuro. Todas proponen un cambio en el enfoque a partir de la preparación centrada básicamente en las personas."

Los últimos 10 años han surgido una gran cantidad de nuevas metodologías, enfoques, técnicas y sistemas relativos al mundo de la gestión empresarial: Lean Startup, Holacracia, Management 3.0, Quick Response Management, Business Agility, Radical Management, Beyond Budgeting, organizaciones TEAL, etcétera. ¿De dónde sale toda esa energía? ¿Existe una verdadera necesidad para su uso? ¿Qué tienen en común?

Las empresas viven en un entorno cada vez más volátil, incierto, complejo y ambiguo. Lo que se conoce en inglés como concepto VUCA. Los empresarios han notado en los últimos años que lo que había sido una base sólida de su empresa hoy ha dejado de ser cierto y seguro. Y no sólo eso, el mercado poco a poco se ha vuelto más exigente e impaciente aumentando exponencialmente la variedad y grado de personalización de sus necesidades finales.

¿Se han fijado en las prácticas actuales más comunes? Las empresas de hoy siguen siendo gestionadas como en los años 50: entornos altamente competitivos dentro de estructuras verticales organizadas por funciones (departamentos), un uso intensivo de sistemas de control (para asegurar el rendimiento de los colaboradores) y una alta estandarización burocrática de los procesos (para asegurar la fiabilidad).

Estos sistemas tienen el foco en el ombligo de la empresa (el jefe), promueven la desalineación departamental, no favorecen el trabajo en equipo y la implicación de todos es inversamente proporcional a la distancia a la cúspide de la pirámide. Además trabajan con procesos eficientes, pero lentos y poco eficaces. De este modo nadie piensa en el cliente y el que lo hace se enfrenta al resto de la organización. ¿Encuentran normal que la mayoría de sus colaboradores con potencial cambien de empresa cada cuatro años o que sólo uno de cada tres esté implicado?

Las nuevas técnicas de management tienen en común que son contrarias al concepto de planificación y a realizar previsiones de futuro. Todas proponen un cambio en el enfoque a partir de la preparación centrada básicamente en las personas. Se trata de preparar a los equipos para que sepan reaccionar de forma rápida a los cambios del entorno con criterio y sin tutela.

La estructura también ha evolucionado. El equipo es la unidad organizativa mínima, con equipos planos basados en auténtica autogestión y responsabilidad plena y donde sus integrantes buscan plenitud, disfrute y realización basándose en retos.

En este entorno los mandos intermedios no existen, vuelven a primera línea donde más valor aportaban.

¿Y los directivos? Se reinventan, están enfocados al mercado y a la estrategia de la empresa. Por fin los directivos tienen tiempo para pensar y dar soporte. Su principal cometido es el de conseguir que los equipos sean brillantes. ¿Volver a los orígenes?

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.