La economía española crece y las cifras de empleo mejoran, pero esta recuperación llega de forma desigual al mercado de trabajo, donde se siguen repitiendo patrones de parcialidad, temporalidad y salarios congelados o incluso a la baja.

Las empresas se resisten a subir los sueldos. De hecho, más de la mitad de las compañías no ha subido los salarios de ingreso en los últimos ocho años, según un estudio sobre el estado del mercado laboral en España elaborado por Infojobs y Esade, que se presentó este jueves en Madrid.

No obstante, cuando se les pregunta a las compañías si contemplan un aumento salarial a lo largo de los próximos 24 meses, un 42% responde que está en sus planes.

El mercado laboral avanza hacia los niveles anteriores a la crisis, pero no lo hace en la misma medida que la economía. Mientras que el PIB repitió en 2016 el crecimiento en torno al 3% que alcanzó en 2015, y estamos muy cerca de recuperar el nivel del año 2008, en el empleo aún estamos lejos del horizonte de los 20 millones de ocupados que había antes de que estallara la crisis.

Para profesor de Esade Business & Law School Carlos Obeso, "lo que podemos esperar de aquí al año 2025 es un crecimiento del empleo que nos situará a niveles precrisis, con una tasa de desempleo relativamente alta y con un bajo nivel de población activa, centrado en los sectores relacionados con los servicios profesionales de empresa, la logística, los servicios personales y la hostelería, con un predominio de los niveles de cualificación medios y altos".

El informe analiza en detalle las cifras registradas en 2016 por Infojobs, que permiten hacerse una idea aproximada de cómo se comportó el mercado laboral el año pasado. En concreto, se superaron los dos millones de vacantes ofertadas en este conocido portal de empleo (2.029.517), lo que supone un aumento del 21,6% respecto al año anterior. Y que sitúa las ofertas en esta plataforma casi al nivel del año 2008.

Ahora bien, este incremento interanual es inferior al registrado en 2015 (27,3%) y 2014 (34,7%), lo que sugiere una cierta desaceleración, una tendencia que, con algunos matices, se reproduce en los datos de contratos del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe).

Sectores con más oportunidades laborales

Atención al cliente, comercial y ventas, compras, logística y almacén (debido al fuerte empuje del comercio electrónico) y turismo y restauración fueron el año pasado los puestos que más crecieron en volumen absoluto de vacantes; mientras que ciberseguridad y robótica se configuran como posiciones emergentes que apenas existían a comienzos de la década.

Por su parte, los puestos de informática y telecomunicaciones son los que cuentan con menos competencia, es decir, un menor número de inscritos por vacantes y los que ofrecen mejores salarios a los candidatos.

Si analizamos los datos por el tipo de contrato, casi un 32% de las vacantes en Infojobs ofrecieron el año pasado contratos indefinidos, un 28% de duración determinada y un 23% corresponden a otros contratos.

La contratación indefinida ha remontado de forma notable desde el 23,5% que representaba en 2013, sin embargo aún está lejos del 46% que suponía en 2008. De cara a este año, el informe señala que el 46% de las empresas se ha planteado incrementar la contratación laboral.

Respecto a la jornada laboral, los contratos a tiempo parcial duplicaron en este portal de empleo su peso respecto a 2008, un 11,5% frente a un 5,6%, pese a que han caído respecto a 2013 (15,6%).

Por regiones, la mayoría de las vacantes correspondieron a empleos en Madrid (con un 31%), Cataluña (29%) y Andalucía (un 8%).

"Desde Infojobs", señaló Dominique Cerri, directora general de Infojobs, son "conscientes de que hay más trabajo, pero que la calidad y condiciones del mismo aún deben mejorar".


Puestos emergentes

Cerri subrayó la importancia que está ganando el sector tecnológico, un sector al alza que representa ya más del 16% de los puestos que se publican en las distintas plataformas del portal. Asimismo, advirtió de las nuevas oportunidades de empleo que abren los puestos emergentes, pese a que no hay suficientes profesionales formados para acceder a ellos, aunque las condiciones salariales que ofrecen están por encima de la media.

El informe también se detiene en la evolución de las remuneraciones y se observa una tendencia a la baja. De hecho, el salario promedio bruto anual ofertado por las empresas en Infojobs en 2016 bajó un 2,11% respecto a 2015 y se situó en los 23.178 euros anuales. Esto supone 500 euros menos Ortodoncistas y directores de ingeniería se perfilan como los profesionales, por el contrario, mejor pagados: 64.808 de salario bruto promedio y 59.615, respectivamente.

Por último, en cuanto al impacto de la automatización y las nuevas tecnologías en el mercado de trabajo, un 54% de las empresas encuestadas confía en que éstas les permitirán crear nuevos puestos de trabajo.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.