La compañía energética afirma haber aumentado una media de 40 horas de productividad después de haber implantado en su último convenio colectivo la jornada laboral continua para todos sus empleados en España.

Iberdrola ha incrementado su productividad en medio millón de horas en 2008 después de implantar la jornada continua en la mayoría de sus departamentos. Cuando se cumple el primer aniversario del IV convenio colectivo de la empresa, 7.300 de sus 33.000 empleados en España disfrutan de esta jornada, los cuales disponen de una horquilla de media hora para entrar y salir -entre las 7 y las 15.30 horas- y han ganado una media de 40 horas de productividad, según datos de la propia compañía.

La iniciativa, sin precedentes en una gran empresa industrial, supuso un punto de inflexión en España, al ser >la primera en abordar sin fisuras la conciliación laboral y familiar en España. La eléctrica asegura en un comunicado que el IV convenio colectivo marcó un punto de inflexión en el día a día de la compañía, ya que "aspectos como la conciliación entre la vida familiar y laboral y la flexibilidad horaria pasaron a jugar un papel clave en la filosofía y el funcionamiento del grupo", informa EFE.

La compañía asegura que también han obtenido resultados "muy positivos" con la decisión de ligar el incremento del salario fijo a la consecución de los objetivos personales y de la empresa y añade que a través del convenio también se han mejorando las condiciones de las filiales Iberdrola Renovables y de Iberdrola Operación y Mantenimiento, cuyos empleados reducirán ocho horas de jornada por año hasta 2010.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.