Son comunes los conflictos a causa de la gestión de la información que hacen las organizaciones de las condiciones salariales de los empleados. La transparencia con los salarios podría proporcionarles la tranquilidad de que están siendo tratados de manera justa en relación a sus compañeros. Fast Company expone los beneficios de una comunicación más abierta en la materia: “Puede suponer beneficios que superen el supuesto ahorro de negociar con cada empleado individualmente.”

Cuando se trata de sus salarios, los americanos son bastante pesimistas. Casi dos tercios de 71.000 trabajadores estadounidenses que cobran según las condiciones de mercado en sus puestos creen estar mal pagados, según una encuesta de PayScale. Estos trabajadores también dijeron estar considerando la posibilidad de buscar un trabajo mejor pagado en otro lugar, y que también se irían aunque les ofrecieran un aumento.

Eso es porque los trabajadores de empresas que no practican la transparencia asumen que sus compañeros están ganando más dinero que ellos.

“Resulta que aplicar la transparencia –compartiendo el salario abiertamente con toda la compañía- mejora el entorno laboral tanto para la organización como para el trabajador,” declaraba David Burkus, autor de Under new Management: how leading organizations are upending business as usual (“Bajo una nueva gestión: cómo liderar organizaciones está cambiando totalmente los negocios de toda la vida”), en su charla TED de este mismo año. “Cuando la gente no sabe cómo se compara su sueldo con el de sus compañeros, es más probable que piensen que están mal pagados e incluso sentirse discriminados. ¿Quieres trabajar en un lugar que tolera la idea de que te sientas mal pagado o discriminado?”

Mantener los salarios en secreto provoca exactamente eso. Dado que las empresas suelen ser transparentes sobre gastos como los derivados de la atención sanitaria y de los viajes, que se han disparado en los últimos años, “tiene sentido cambiar desde la antigua manera de mantener bajo un velo de secreto los niveles salariales, hacia una forma más transparente, compartiendo la información sobre la compensación de todos los empleados basándose en los diferentes roles,” opina Tim Tolan, CEO y Socio Director de la firma de Selección Ejecutiva The Tolan Group.

De hecho, ser abierto sobre cuánto pagas a los empleados, puede suponer beneficios que superen el supuesto ahorro de negociar con cada empleado individualmente.

Fomenta la satisfacción del empleado

“La transparencia salarial proporciona a los empleados la garantía de que están siendo tratados justamente en relación con sus compañeros,” dice Jeanne C. Meister, coautora de The future workplace experience: 10 rules for mastering disruption in recruiting and engaging employees (“La experiencia laboral futura: 10 normas para dominar la disrupción en el reclutamiento y el compromiso de los empleados”). “Podrían marcharse igualmente, pero el salario no sería parte del problema.”

Los trabajadores que cobran menos de lo que marcan las condiciones de mercado sobre sus puestos se mostraban más satisfechos si sus organizaciones eran transparentes en cuanto a su salario, según PayScale. Y si alguien se sentaba con ellos y hablaba abiertamente sobre la razón detrás de dicha compensación, la satisfacción con su empleo crecía del 40% al 82%.

Incrementa la productividad del empleado

En un estudio de la Cornell University y de la Tel Aviv University, los investigadores encontraron que ocultar los salarios va asociado con un peor desempeño del empleado. En un experimento que llevaron a cabo, unos estudiantes cobraban un salario base por completar tres niveles de un juego de hacer parejas en el ordenador. Aunque los participantes realizaban el juego individualmente, fueron asignados a un grupo de cuatro personas. La mitad de los participantes fueron informados solamente de su propio rendimiento y del pago logrado, mientras que la otra mitad experimentó con la transparencia salarial, sabiendo lo que cobrarían los demás miembros del grupo. El estudio halló que el grupo con confidencialidad en los salarios también reportó un rendimiento menor en su trabajo.

Alienta el crecimiento y la retención

La transparencia salarial proporciona un incentivo para la promoción profesional de los empleados, dice Burkus. “La investigación muestra que cuando la gente sabe lo que cobra y cómo se compara con sus iguales, entonces están más dispuestos a trabajar para ascender,” declaró en una entrevista con Harvard Business Review. “E incluso aquellos que ya tenían un alto rendimiento es más probable que sigan trabajando duro para mantener los resultados, con el fin de seguir demostrando por qué aportan tanto valor a la organización.”

Ayuda a combatir el sesgo de género

La transparencia requiere que las organizaciones justifiquen sus decisiones, y hace menos probable que dichas decisiones se basen en los prejuicios o en la discriminación, dice Kate Mueting, Socia en la oficina de Washington DC, de Sanford Heisler.

“Por ejemplo, la ciudad de Washington tiene una de las menores diferencias salariales de género en el país (11%), y eso es atribuible en gran medida al hecho de que el Gobierno federal practica una compensación transparente y procedimentada,” dice.

A principios de este mismo año, Fast Company informaba que el Presidente Obama había anunciado una propuesta dirigida a cerrar la brecha salarial de género, que exigiría a las empresas con 100 o más empleados a informar del salario de su personal desglosado por raza, género y etnia ante la Equal Employment Opportunity Comission (EEOC). Dicha información sería una actualización de la herramienta de la EEOC que actualmente ya recoge información de salarios de las empresas pero que no está planeado que empiece a recopilarse hasta septiembre de 2017.

Pero podría haber inconvenientes

“En realidad, los salarios siguen siendo un tema sensible,” afirma Lauren Griffin, Vicepresidenta de Adecco Staffing. “Antes de hablar abiertamente con tus iguales sobre tus ingresos, es importante considerar si estas conversaciones ofrecerán algún beneficio.”

Por ejemplo, en los entornos de Ventas se comparten frecuentemente clasificaciones por resultados, lo que da indicios sobre lo que cobra cada persona. “En esta situación, hablar abiertamente de los salarios puede incentivar a los equipos a compartir mejores prácticas y conducirles a mejorar,” dice. “Además, podría ayudar a retener a los empleados menos veteranos y que quieren saber qué pueden esperar a medida que logren ascender en la organización.”

Aunque puedan existir razones justificables por las que un empleado alcance un sueldo más alto, tales como mayores responsabilidades o experiencia, las conversaciones sobre el sueldo pueden provocar que los miembros del equipo que no tienen perspectiva de un aumento lleguen a contrariarse o a sentirse infravalorados, dice Griffin.

“Una vez que abres esa puerta, ya no puedes cerrarla,” advierte. “Los trabajadores que perciban que su salario no es justo cuando lo comparan con un compañero, pueden extender su frustración a otros colegas y equipos, lo que en última instancia podría conducir a unos niveles peores de compromiso, rotación y productividad.”

Cómo compartir los números

Los inconvenientes potenciales convierten en importante el modo en que compartes la información. Escoger un método que se ajuste a la cultura de tu compañía puede ayudar. Por ejemplo, Buffer publica todos sus salarios en su sitio web para quien quiera verlos. SumAll comparte los números dentro de la empresa, y los trabajadores de Whole Foods pueden pedir cita para ver el informe de salarios de la empresa.

Otras compañías publican los índices salariales para ciertos puestos y dejan a los empleados descubrir los salarios individuales basándose en la jerarquía o en el organigrama. Algunas empresas comparten su fórmula para calcular los salarios, mientras otras proporcionan el salario medio para puestos clave y son transparentes con ello tanto dentro de la compañía como en la página Glassdoor de la empresa.

“Algunos ejecutivos están preocupados por los problemas de privacidad,” comenta Tolan. “Una manera de compartir cantidades exactas podría ser usar bandas salariales y proporcionar rangos para cada rol -y aunque seguirías sabiendo en qué banda está un compañero de trabajo, probablemente tendrías que adivinar su salario real.”

La luz del sol hace imposible esconder las cosas, afirmaba Burkus en la entrevista en HBR. “Dentro de una cultura transparente, independientemente de cómo la desarrolles, tenderás a encontrarte con personas que perciben un mayor sentido de justicia en la organización,” concluye. “Tenderás a ver mejoras en la colaboración y todo tipo de efectos positivos.”

 

* Vozza, Stephanie. “Why everyone’s salary should be revealed”. Fast Company, 15/11/2016 (Artículo consultado online el 17/11/2016).

Acceso a la noticia: https://www.fastcompany.com/3065592/the-future-of-work/why-everyones-salary-should-be-revealed

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.