Madrid, Barcelona y País Vasco son las regiones que más posibilidades de trabajo de calidad generan. Las tecnologías, las energías renovables o las ingenierías son los ámbitos con mejores perspectivas, pero todo depende de la zona.

Madrid, Barcelona y País Vasco son las regiones que más posibilidades de trabajo de calidad generan en un mercado escaso de oportunidades.

El mapa del empleo cualificado en España es tan dispar como el tamaño de las comunidades autónomas. Las oportunidades de trabajo de calidad, que suponen el 40% de la oferta total de acuerdo con los datos de Randstad, no se reparten de forma homogénea.

Madrid y Barcelona acaparan la mayor parte de las ofertas de trabajo para los perfiles que cuentan con formación. La comunidad madrileña ha generado 2.570 ofertas de empleo cualificado durante el primer trimestre del año –el 29,7% de todos los puestos de trabajo–, y Cataluña, 2.208 –el 25,5%–, según un estudio de Adecco Professional.

País Vasco también ocupa los puestos de cabeza al crear 1.075 empleos. Eduardo Quero, coordinador de Randstad Search & Selection, explica que “esta región destaca porque su tejido empresarial es más maduro y su tasa de paro es más baja que la media”.

A estas tres zonas Dolors Poblet, directora general de Manpower Professional, suma Navarra. “Las grandes organizaciones, las multinacionales y las empresas de tecnología se asientan en Madrid, Barcelona, País Vasco y Navarra; por eso son las regiones que más empleo generan. Y se establecen en estas regiones porque ahí está el talento”. Para Esther Carrera, consultora de Michael Page, esto se debe a que “son comunidades que basan su Producto Interior Bruto en sectores que requieren empleo más cualificado, como el de la industria, la energía, el farmacéutico, el de gran consumo o los servicios”.

En este sentido, Javier Rodrigo, director de operaciones de Ray Human Capital, señala que “el 35% de los puestos de mando se encuentran en la Comunidad de Madrid; el 25%, en Barcelona; y entre el 4% y el 8%, en el País Vasco, Andalucía, Comunidad Valenciana y Galicia”.

El lado menos optimista lo representan Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia y Andalucía al ser las zonas que menos ofertas de empleo cualificado generan. Las cifras de Adecco Professional muestran que la demanda de perfiles con formación ha caído un 58% en un año y, en concreto, en la región andaluza ha descendido un 76%. Además, en las comunidades que generan menos del 4% del empleo, las solicitudes para este tipo de profesionales han disminuido un 83%.

Javier Rodrigo destaca que “en los últimos tres años, el número de ofertas ha bajado notablemente porque la crisis también ha afectado a los equipos directivos y a los profesionales cualificados. Aunque en el segundo semestre de 2010 se aprecia cierta recuperación de las ofertas de empleo de calidad”.

No obstante, existen oasis laborales. En Asturias, Islas Baleares, Castilla y León, Murcia, Cataluña y Canarias se necesitan médicos de varias especialidades, farmacéuticos y terapeutas. En Canarias, además, se precisan ingenieros agrónomos, de acuerdo con el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura elaborado por los Servicios Públicos de Empleo.

Aquí hay trabajo

La geografía también influye en los perfiles demandados. El director de operaciones de Ray Human Capital matiza que “en Madrid se piden profesionales orientados a la gestión, al márketing, a los puestos financieros y a los recursos humanos; en Cataluña precisan perfiles ligados al sector industrial, especialmente para producción e ingeniería debido a la alta presencia de empresas de gran consumo y del sector farmacéutico. Y en País Vasco y Navarra existe una mayor demanda de puestos relacionados con las energías renovables”. Por su parte, Quero precisa que “en la provincia de Sevilla existe un incremento de ingenieros en Aeronáutica; y en Madrid, Barcelona y Valladolid hay necesidad de perfiles informáticos”.

En general, las tecnologías de la información, las telecomunicaciones y el sanitario son los ámbitos con mejores perspectivas de trabajo. En cambio, el de la banca ha visto reducidas sus posibilidades de empleo debido a las fusiones de las cajas de ahorro y a la paralización de los planes de expansión.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.