Jordi Évole ha indagado desde el programa 'Salvados' de LaSexta en los entresijos de una de las firmas de más peso en nuestro país. Dejó a sus espectadores sin saber si quería ser crítico o benévolo, como demostraron los tuits que el propio periodista compartió. En definitiva, demostró que dio cabida con acierto a las dos caras y versiones sobre la empresa.

Jordi Évole, alma mater y conductor del programa 'Salvados' de LaSexta, ha indagado este domingo en los entresijos de una de las firmas de más peso en nuestro país. Existe una confrontación entre partidarios y detractores que pone en tela de juicio la política laboral de Mercadona.

El periodista contactó en primer lugar con el director de comunicación de la compañía, Toni Martínez, que lleva tres décadas en la empresa y que resumió lo que para él son los pilares de la filosofía de Mercadona. "No bajamos el salario de los trabajadores, no bajamos la calidad, no bajamos los precios al proveedor. Satisfacemos al jefe, al trabajador, al proveedor, a la sociedad y al capital", explicó Martínez. Además, añade, "donamos todos los días a la caridad".

Precisamente, Évole ha querido hacer hincapié en la situación de los empleados del grupo. "Todo aquel que entra en la plantilla cobra 1.100 euros netos al mes y va incrementando su salario año a año un 11% hasta el cuarto año que cobran 1.420 netos al mes", explica Martínez.

Los trabajadores con los que contactó el programa destacaron la estabilidad y los sueldos como dos de las grandes ventajas que ofrece la compañía. Eso sí, una empleada y un ex empleado de la cadena señalaron que la política de la firma es muy estricta y les incomodaban algunas exigencias, como la obligación, en el caso de las mujeres, de utilizar maquillaje. Asimismo señalaron que algunos trabajadores han tenido dificultades a la hora de coger una baja.

La empresa, a través de Patricia Cortizas, directora de relaciones externas, ha respondido señalando que entre sus 75.000 trabajadores "se puede encontrar gente que no haya visto sus expectativas cubiertas, pero eso no es lo habitual".

En cuanto al convenio, dijo que se trata de "unas reglas que todos hemos acordado y que respetamos". "Mercadona siempre ha sido una empresa muy transparente y nunca le ha costado reconocer sus errores (...) nadie (ni empleados, ni empleadores) es perfecto las 24 horas y al 100%", reconoce.

También añadió que "el índice de abstentismo es del 1,5%" y que, además, cuentan con "un muy buen equipo de prevención de riesgos laborales".

Proveedores

La mayor cadena de supermercados de España ha desarrollado durante años un modelo de relación especial con sus proveedores, que ha definido el surtido de sus lineales y se ha convertido en su gran seña de identidad.

Évole habló con uno de ellos, concretamente el responsable de Anitín, empresa del sector de la panificación seca, que insistió en que gracias a Mercadona multiplicó su facturación hasta alcanzar a día de hoy los 60 millones. Además, alabó el modelo del grupo alegando que "para cualquier supuesto hay una solución".

Como ocurrió en el caso de los trabajadores, el programa quiso incluir el testimonio de algún proveedor descontento que, en este caso, prefirió mantenerse en el anonimato, y adujo que, aunque la facturación de su empresa también creció "trabajar con ellos fue un error" porque se le exigía exclusividad y, por tanto, tenía que remitir a la compañía el 100% de su producción.

En este caso, Mercadona también ha dado la cara. El director de compras, Agustín Catalá, responde que "no se ponen límites" a los beneficios de los proveedores" que siguen siendo empresas independientes. Algunas de ellas, como Casa Tarradellas, fabrica para Hacendado -la marca blanca del grupo- pero cuenta con su propia línea de productos. "La seguridad que les da trabajar con nosotros es la base del buen funcionamiento", añadió.

Aportación a la economía

La cadena, que cuenta con más 1.600 establecimientos en toda España (y pronto abrirá los primeros en Portugal), ve crecer sus ventas a un ritmo anual del 3% y sus supermercados tienen una aportación directa del 1,8% al PIB español. Tiene, además, otros efectos indirectos e inducidos, que hacen que, "por cada euro de renta (salarios y beneficio bruto) que genera en sus tiendas, genere cinco euros en la economía española".

Por otra parte, la compañía apuesta claramente por los proveedores nacionales (suponen, aproximadamente, el 90% del total) y da trabajo a 75.000 personas, siendo uno de los grupos que más trabajo genera en nuestro país. Desde 2001, ha repartido más de 2.512 millones de euros en primas a sus empleados.

 

AQUÍ puedes ver el programa completo.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.