¿Cómo funciona la mente de una persona exitosa y feliz? ¿Cuál es la clave de sus triunfos? ¿Qué es lo que le hace ser tan eficaz? ¿Podrían copiarse sus patrones para que cualquiera consiguiera también tener éxito en todo aquello que se propusiera? La Programación Neurolingüística (PNL) permite conocer y aplicar los patrones de éxito a cualquier tarea en la que desee mejorar.

 

Son preguntas que se hicieron, a mediados de los 70, el matemático, experto en informática y estudiante en terapia Gestalt, Richard Bandler, y el lingüista John Grinder en la Universidad de California (Santa Cruz, EEUU). Para encontrar respuestas, se dedicaron durante varios años a filmar, observar, analizar y modelar a grandes comunicadores de la época, personas extraordinarias que sobresalían en su profesión, en las ciencias, en las artes y en los negocios.

En los inicios de este estudio centraron sus investigaciones en entender cómo, a través de la comunicación y del lenguaje, se producían cambios en el comportamiento de las personas. Para ello, tomaron como modelos a tres famosos psicoterapeutas, Fritz Perls, creador de la terapia Gestalt, Virginia Satir, terapeuta familiar, y Milton Erickson, médico especialista en hipnosis y uno de los psiquiatras más reconocidos de nuestro tiempo. A través de esta búsqueda, identificaron y codificaron los patrones verbales y de conducta que estas cabezas privilegiadas utilizaban de forma sistemática y espontánea en la comunicación con sus pacientes, y que era la base de la eficacia y el éxito de su trabajo. Con los datos recopilados escribieron en 1975 el libro The Structure of Magic I: A Book About Language and Therapy (La Estructura de la Magia I: Un Libro sobre Lenguaje y Terapia).

Así es como nació la NLP (Neuro-Linguistic Programming), en español, PNL (Programación Neurolingüística), el arte y la ciencia de la excelencia personal, o, como la define Robert Dilts -máximo referente de la PNL actual-, "un modelo acerca de cómo trabaja nuestra mente, cuál es el papel que juega el lenguaje y cómo usar este conocimiento para programarnos a nosotros mismos para conseguir que nuestra vida y las cosas que hacemos nos resulten fáciles y al mismo tiempo eficientes".

Desde entonces, la PNL ha seguido evolucionando y hoy se emplea con gran éxito en psicoterapia, salud, ventas, empresa, liderazgo, oratoria, negociación, educación, entrenamiento deportivo y comunicación asertiva, entre otros campos. En realidad, como dice el psicólogo Frank Pucelik, un colaborador que trabajó con Bandler y Grinder en los primeros años del estudio, "la PNL se puede aplicar en todo aquello en lo que se use la cabeza para realizar algo. Cualquier cosa que el ser humano construya, aprenda o crea es un espejo del modo en que la mente funciona. Si su mente trabaja mejor, las cosas que haga serán mejores".

La PNL ha revolucionado el mundo del desarrollo personal, y no sólo nos aporta las claves para descifrar cómo funciona nuestra mente, sino que con la práctica de sus sencillas y potentes herramientas todo el mundo "puede generar nuevos comportamientos en cualquier área de su vida y modificar las conductas no deseadas (hábitos, miedos, fobias, traumas...). Solucionar los problemas de autoestima, y de comunicación como dificultades para hablar en público, timidez, hacerse entender mejor o comprender bien lo que le dicen. Así como facilitar el logro de sus objetivos y propósitos en cualquier otro ámbito", dice Gustavo Bertoloto, quien introdujera en 1989 la enseñanza de la PNL en España, y autor de Activa tu potencial con PNL.

SIGNIFICADO DE PNL

Techu Arranz, codirectora junto a Bertoloto de IPH, Instituto donde ya se han formado en PNL más de 12.000 personas, desgrana el significado del término PNL (Programación Neurolingüística).

Programación. Estamos condicionados o programados por nuestros recuerdos, experiencias, creencias, patrones de aprendizaje... y podemos reprogramarlos para desactivar lo limitante.

Neuro. El cerebro genera redes neuronales donde se alojan las representaciones de lo percibido y sentido, los mapas de la realidad que son diferentes para cada uno... y esas redes se pueden desactivar y activar otras nuevas.

Lingüística. El lenguaje (verbal y corporal) estructura y es estructurado por nuestros procesos de pensamiento y sostiene nuestro comportamiento y disposición ante la vida... y podemos cultivar un lenguaje nuevo que construya y nutra.

El cerebro humano es una gran computadora sin manual de instrucciones, y lo que hicieron Bandler y Grinder fue crear un modelo con el que descubrir cómo funciona ese procesador para sacarle el máximo potencial.

La PNL ofrece una metodología fundamentada en el principio de que todo comportamiento humano tiene una estructura interna que puede reproducirse o modelarse, para el caso de los comportamientos exitosos, y puede cambiarse en el caso de las conductas disfuncionales.

LA CLAVE DEL ÉXITO

¿Cómo puede ser una persona realmente buena en algo? Judith Delozier, participante en el grupo original de estudiantes de John Grinder y Richard Bandler, nos da la respuesta: "Con la práctica, práctica y más práctica. Y es que la práctica continuada desarrolla una comprensión y dominio de la estructura que nos permite hacer algo adecuadamente. Llegamos a familiarizarnos con la estrategia subyacente, es decir, con la serie de eventos (actitudes y acciones) que sostienen nuestro éxito. Si conseguimos tomar conciencia de cuáles son las creencias, valores y acciones que configuran la base de nuestro éxito, podremos reproducirlo y quizás aplicarlo en otros contextos en los que queramos resultados igualmente exitosos. Por ejemplo, si tengo una gran habilidad creativa para cocinar y quiero ser igualmente brillante desarrollando un proyecto en el trabajo, al analizar y conocer mi proceso creativo en la cocina, podría aplicarlo también al terreno laboral".

EL MAPA NO ES EL TERRITORIO

Una de las máximas de la PNL es la frase de Korzybsky: "El mapa no es el territorio". Ya en su día Immanuel Kant alborotó la filosofía argumentando que no percibimos la realidad sino que la construimos. Postulaba que los datos que nos aportan los sentidos son filtrados después por el sistema neurológico y reestructurados allí para crear algo que llamamos realidad, y que no es más que una especie de quimera engendrada por nuestra propia mente. Retomando el postulado en el que se asienta la PNL, el mapa -construido por una selección de imágenes, sonidos y sensaciones- es sólo la interpretación de lo que el cerebro percibe y selecciona. Todos necesitamos un mapa funcional para movernos por el mundo, esto es muy útil, aunque conviene recordar que el mapa no es el territorio, no es "la realidad". El cerebro se conecta con el exterior a través de unos pocos sentidos limitados. El cerebro vive según la percepción sesgada del entorno que le rodea, que es filtrada después por nuestra propia y única experiencia de vida junto con las creencias, valores e intereses heredados, a su vez, por nuestro entorno más cercano, familia y cultura. Extraemos de la realidad nuestra interpretación y construimos nuestro mapa único y personal. Hay tantos mapas como seres humanos en la Tierra.

Las personas más eficientes son aquellas que tienen un mapa del mundo que les permite percibir el mayor número de opciones y perspectivas posibles. Tienen un mapa amplio, una mente abierta. Techu Arranz añade: "Las personas más eficaces son aquellas que tienen unas creencias, diálogo interno e imaginación que juegan a su favor potenciando sus recursos y generando un estado de felicidad y confianza. A lo largo de nuestra vida todos hemos ido programando estrategias vitales que fueron útiles en un momento dado, pero que tras haber caducado su intención positiva, puede que nos estén limitando. Las técnicas de PNL hacen posible desactivar muchos de estos programas limitantes de forma sencilla y amena, en un curioso viaje que te ofrece una posibilidad de redecorar tu vida y de recartografiar tu mapa".


MODIFIQUE SUS EMOCIONES EN MINUTOS

Elija un estado interno que quiera experimentar más a menudo: concentración, seguridad, calma... Por ejemplo, tranquilidad para una entrevista de trabajo.

POSTURA.

Busque en su vida una experiencia en la que se haya sentido muy tranquilo. Por ejemplo, un día de otoño que iba paseando por un bosque.De pie, conecte con esa emoción adquiriendo una postura con su cuerpo que le favorezca. Cierre los ojos para revivirla.

CÍRCULO DE EXCELENCIA.

Ahora, imagine un círculo en el suelo frente a usted y seleccione un color que pueda asociar a ese estado de tranquilidad que quiere lograr. Este es su círculo de excelencia.

'REVIVAL'.

Cuando esté preparado, dé un paso adelante y entre en el círculo. Reviva la experiencia asociándose plenamente a ese estado. Sea consciente de los pensamientos, sensaciones y emociones que experimentaba, por ejemplo cuando paseaba aquel día de otoño por el bosque. En el momento que tenga ese estado de tranquilidad, haga un gesto sencillo como cerrar una mano o tocarse una oreja. Después, salga del círculo y sacúdase para desprenderse de ese estado.

GESTOS.

Compruebe su círculo de excelencia entrando de nuevo. Cada vez que lo haga active el gesto y observe con qué facilidad puede volver a ese estado.

CONSTANCIA.

Volviendo al ejemplo de la entrevista de trabajo. Entre en su círculo con el gesto e imagine el momento de la entrevista. Actúe con toda tranquilidad. Así, le está informando a su cerebro de cómo quiere hacer las cosas, inyectándole la emoción que necesita.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.