Mayores de 25 años sin formación ni experiencia laboral podrán acreditar sus "habilidades" para conseguir un título de Formación Profesional de grado medio. La experiencia de las amas de casa les permitirá convalidar el 10% de los estudios.

El aprendizaje de la vida servirá para obtener un título académico. Los mayores de 25 años sin una formación reglada ni experiencia laboral también tendrán la posibilidad de acreditar sus "habilidades" para conseguir un título de Formación Profesional de grado medio. Las amas de casa, tal y como anunció ayer la ministra de Educación, Política Social y Deporte (MEPSYD), Mercedes Cabrera, será el colectivo que más se beneficiará de esta vía extraordinaria, que abrirá la posibilidad de que hasta un total de 35.000 mujeres que han cuidado de sus hijos y se han ocupado de familiares mayores o discapacitados vuelvan a estudiar. Cabrera calculó que un total de dos millones de personas se verán beneficiadas con este nuevo sistema de convalidaciones, que comenzará en todas las comunidades autónomas a partir de los meses de verano. La ministra confió en que el real decreto que regule esta acreditación, pendiente del dictamen del Consejo de Estado, sea aprobado el próximo mes por el Consejo de Ministros.

SEGUNDA OPORTUNIDAD

Los primeros títulos al alcance de quienes regresen por esta vía al sistema educativo serán los relacionados con la ley de dependencia, la educación infantil, la hostelería y las energías renovables. "Queremos que los mayores de 25 años tengan un camino abierto para que se pueda evaluar lo que han aprendido en la vida", subrayó Cabrera. Esta posibilidad de acreditación pretende en un primer momento reconocer la experiencia adquirida y dar una "segunda oportunidad" a quienes abandonaron el sistema educativo o ni siquiera se incorporaron a él. Los interesados --la mayoría, mujeres, según estimaciones del MEPSYD-- podrán acudir al jurado de acreditación para convalidar su experiencia con algunas asignaturas de los módulos de FP correspondientes. "Se podrá recuperar a muchas personas que no han podido estar en el mercado laboral ni tener una enseñanza reglada", afirmó Cabrera. La titular de Educación quiere hacer del impulso de la FP una de las líneas maestras de su departamento en esta legislatura. Siguiendo también las directrices de la nueva hoja de ruta de esta etapa educativa, los mayores de 20 años que quieran volver a formarse podrán "convalidar" tres años de experiencia laboral o traducir 300 horas de cursos de formación, aunque no sea oficial, en créditos de FP para las denominadas "unidades de competencia". Se prevé que mediante esta vía se convaliden hasta el 10% de las 2.000 horas que exige el título de FP.

Las mujeres y jóvenes que decidan volver a formarse contarán con un asesoramiento que les permita conocer qué pueden conseguir con su evaluación, la acreditación de sus conocimientos y su reconocimiento.

REDUCIR EL ABANDONO

El objetivo del Gobierno es elevar el nivel de formación de los ciudadanos en su conjunto y recuperar para el sistema educativo a aquellos que lo abandonaron. Todos pueden presentarse a una evaluación de sus méritos, que realizarán profesores y profesionales. Según datos oficiales, el 30% de los estudiantes abandona el sistema educativo sin haber superado la ESO y lograr algún título. Cabrera dijo confiar en que con esta y otras medidas el fracaso escolar se reducirá en un 15% en el 2010.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.