"Employer branding" es una de esas palabras que se han puesto de moda en el departamento de Recursos Humanos y que nos interesa saber qué significa, pero sobre todo, en qué consiste su trabajo si pretendemos mejorar nuestra posición.

"Significa fidelización del talento, tiene que ver con el hecho de que en las empresas hay mucho talento que no siempre se sabe retener porque hay empresas grandes que funcionan de una forma jerárquica y a los millenials no les gusta ese trabajo tan encorsetado", explica el director de la II Feria de Empleo en la Era Digital que se celebra en Madrid, Roberto Menéndez.

Muchos expertos aseguran que las empresas que quieran triunfar ahora tienen que contar con un employer branding en su departamento de recursos humanos o al menos utilizar sus técnicas para no perder talento por el camino.

"Se trata de ser lo más atractivo posibles para candidatos nativos digitales que pueden resultar muy cotizados. Hay que tener en cuenta que las nuevas generaciones demandan flexibilidad, en un idioma digital y actual, y conceptos como teletrabajo. Cada vez es más difícil obligar a grandes profesionales a ir a reuniones, a que hagan jornadas maratonianas en una oficina con un entorno jerárquico. Prefieren estructuras horizontales y las grandes empresas se tienen que adaptar", añade Menéndez.

¿Teletrabajo? ¿estructuras horizontales? ¿entornos no jerárquico? ¿adiós a las malditas reuniones? Todos estos conceptos que parecen instalados a fuego en las empresas tradicionales están rotas y los expertos que se reúnen en esta feria advierten que las multinacionales que no se adapten perderán fuerza y futuro.

"Una de las cosas que llama la atención es que hay empresas que quieren limitar el uso que hacen sus trabajadores de las redes sociales cuando es un arma poderosísima para retener y encontrar talento", añade.

Y es ahí donde comienzan los deberes de los empleados. En una feria donde "se compran y se venden" cientos de trabajos, se insiste en los básicos de cualquier perfil para acceder a empleos bien remunerados. "Otro idioma, aunque sea con un nivel medio, y aunque no se sea nativo digital que se conozca ese lenguaje, hay que formarse en habilidades digitales y cuidar mucho la identidad online", aclara Menéndez.

Identidad online y Videocurrículo

Los expertos advierten de que el concepto de identidad online no se está tomando todo lo en serio que es. "En redes tiene que aparecer lo que yo quiero que aparezca de mí y no información que esté fuera de mi control porque lo primero que hace una empresa cuando contrata a alguien es buscarlo en las redes sociales, mirar sus fotos, sus publicaciones interesantes... y hay que cuidarla".

Además, según las últimas estadísticas, un aspirante tiene un 46% más de probabilidad de ser reclutado en una empresa si cuenta con un videocurrículo. "En la feria hay una empresa que te lo hace de forma gratuita. Es una herramienta muy buena porque un director recibe miles de currículos en papel y si tiene la oportunidad en 30 segundos de ver cómo se expresa el aspirante, cómo habla, su lenguaje no verbal ya se tiene un punto a favor", aclara Menéndez.

Aunque en otros países esta vía no es la más solicitada, Roberto Menéndez recuerda que en España es muy importante la imagen para crear confianza en la empresa y que hay que aprender a sonreír y a convencer en menos de un minuto.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.