Algunas compañías de Silicon Valley como IBM, Google o PayPal han creado programas para hacer más fácil el regreso de las mujeres al mercado laboral y formarlas en nuevas tecnologías. Muchas mujeres tienen difícil volver a trabajar. Casi el 90% intenta retomar sus carreras, pero sólo un 40% consigue empleo, según el Centro para Innovación de Talento.

Mientras las empresas de tecnología libran una batalla por el talento, algunas se están fijando en una gran fuente de profesionales infravalorada: las mujeres que quieren volver a trabajar. IBM, Alphabet o PayPal, así como start up más pequeñas, están usando pasantías y otros programas para ayudar a mujeres a retornar al mercado laboral y formarlas en nuevas tecnologías.

"La guerra por el talento es tan grande que hay presidentes preguntando, ¿A quién nos falta ir a buscar? Tal vez a las mujeres que están en casa con sus hijos", dice Valerie Frederickson, presidenta de Frederickson Pribula, firma cazatalentos que trabaja con Facebook y Yahoo!.

Una pasantía ayudó a Lisa Stephens, exingeniera de IBM, a conseguir un empleo tras 20 años criando a sus hijos. Para preparar su vuelta al trabajo, se inscribió en un máster de gestión de tecnologías de la información y uno de sus hijos le enseñó nuevos lenguajes de programación. "El software ha cambiado mucho desde los 80", afirma Stephens. Cuando se presentó como candidata a vacantes en firmas de tecnología, ninguna la llamó, pero Stephens completó una pasantía remunerada en la firma de márketing por email Return Path. Tras 14 semanas, fue contratada a tiempo completo.

Necesidad de talento

En la industria de la tecnología, los candidatos cualificados son escasos. Según el Instituto de Estudios Regionales de Silicon Valley, la tasa de paro es inferior al 4%. "Todas las compañías tratan de atraer talento", dice John Donahoe, presidente de la junta de PayPal y expresidente de eBay. La contratación de mujeres que dejaron de trabajar es "una ventaja competitiva".

Las empresas dicen que estas mujeres son fácil de contratar porque hay poca competencia por ellas. Amy Pressman, cofundadora de Medallia, una start up de gestión de relaciones con los clientes, afirma que a su empresa le era difícil competir por buenos candidatos. Tras conocer que una compañeras en la Escuela de Negocios de Stanford tenía dificultades para encontrar empleo tras seis años cuidando a sus hijos, empezó a buscar más mujeres. "Tomamos la decisión de concentrarnos en las personas a las que otros estaban ignorando", dice.

Muchas mujeres tienen difícil volver a trabajar. Casi el 90% intenta retomar sus carreras, pero sólo un 40% consigue empleo, según el Centro para Innovación de Talento. Cerca del 25% acepta trabajos de media jornada y un 10% se hace autónoma. Los programas que han creado firmas como Google son una respuesta a la brecha de habilidades que esas mujeres pueden llegar a encontrar. "No se puede hacer una pausa de 10 años, regresar y ser competitiva", dice Diane Flynn, directora de Márketing de la aceleradora de start up GSVlabs.

El año pasado, su empresa creó Reboot Career Accelerator for Women, un programa que enseña destrezas a quienes vuelven al mundo laboral. IBM colaboró con fondos y Google y Facebook les invitaron a visitar sus campus. Empleados de Apple y LinkedIn dieron clases de apoyo.

El sector tecnológico va por detrás de otros. Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley crearon estos programas para mujeres hace años. McKinsey también contacta a exempleadas para ver si están interesadas en regresar.

Al apuntar a este segmento, las tecnológicas también tratan de corregir una de sus debilidades: la escasa representación femenina en su personal. La iniciativa de IBM comenzó en 2012, cuando la empresa desarrollaba nuevos negocios y debía hacer frente a una escasez de candidatos. "Nos dimos cuenta de que teníamos una enorme oportunidad", cuenta Lindsay-Rae McIntyre, vicepresidenta de Recursos Humanos de IBM.

La empresa creó una red social para conectar con exempleadas. Decenas de mujeres han regresado al mundo laboral gracias a ella. Además, la Sociedad de Mujeres Ingenieras y la firma iRelaunch pidieron a la tecnológica que creara prácticas remuneradas para mujeres. Seis pasantes comenzarán este mes.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.