Considerar la “retribución de la innovación” como un elemento esencial para incentivar de forma efectiva la innovación constituye un cambio de paradigma en el marco de las relaciones entre empresas y empleados, especialmente si se piensa en la innovación como uno de los factores clave para la recuperación económica y un catalizador necesario para provocar la evolución de los modelos productivos.

Las actuales circunstancias requieren que se produzca una reconversión, hay quién diría una reinvención, en la gestión humana de la innovación para poner en el centro del sistema de innovación empresarial a las personas, que son quienes realmente piensan, crean, desarrollan y llevan al mercado las innovaciones. Porque hemos de recordar que “no existen empresas innovadoras sino empresas con personas innovadoras”.

La innovación abarca muchos ámbitos, siendo uno de los que tendrá más importancia en el siglo XXI como arma empresarial, tanto defensiva como ofensiva, el de las patentes; casualmente o no, éste es el único ámbito de la innovación en el que existe un derecho a retribución regulado por una legislación.

 

 Publicado en el número 110 de la revista, de marzo de 2016.

Adjuntos:

Descargar este archivo (c464_paradigma_retribucion.pdf)
El paradigma de la retribución de la innovación
[7 págs. - pdf - castellano], 6376 kB


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.