Pese a la crisis, un estudio afirma que desempleados con experiencia y cualificación no están aceptando trabajos que están por debajo de su categoría profesional. Sin embargo, en relación a los salarios, la capacidad para ceder, es mayor.

La delicada situación laboral que se vive en España podría causar que los desempleados estuviesen aceptando empleos de categoría inferior a la suya con tal de contar con un trabajo. Parece que, de momento, no es así. Un estudio elaborado por Adecco señala que los desempleados con experiencia y cualificación no están aceptando todavía trabajos que estén por debajo de su categoría profesional y, aunque estén parados, por ahora están esperando a encontrar un empleo acorde a sus expectativas profesionales.

Salvo casos muy concretos o en los que la situación del trabajador sea muy apremiante, desde Adecco Professional aseguran que no se ha apreciado una mayor disponibilidad por parte de los candidatos de rebajar su categoría profesional. Sin embargo, en cuestión de salarios, la capacidad para ceder, es mucho mayor. 'Si antes intentaban optar a la franja más alta de la retribución salarial correspondiente a su puesto, en estos momentos están dispuestos a aceptar la horquilla más baja de la misma ', destaca la firma de recursos humanos en su informe.

Desde Adecco aseguran que la explicación a esta situación laboral tiene una doble visión. Por una parte, destacan el cuidado por parte de los directores de recursos humanos para no ubicar a un trabajador sobrecualificado en la plantilla de una compañía. 'Esta elección dará lugar a una situación de incertidumbre que provocará que cuando dicho profesional encuentre un empleo más acorde a sus competencias abandonará su puesto ', destaca el estudio.

Por otra parte, los propios empleados suelen ser bastante reticentes a aceptar este tipo de situación debido a la frustración personal y la desmotivación que le puede ocasionar.

El informe destaca, sin embargo, cómo en el otro lado de la balanza, los perfiles menos cualificados o sin cualificación son aquellos que más están sufriendo las consecuencias de la crisis. 'Han sido los primeros en vivir los despidos y para muchos de ellos la crisis comenzó hace tiempo, a la vista de que los parados de larga duración han aumentado un 56% en 2008 '.

Para estos perfiles no existe ningún dilema profesional a la hora de aceptar cualquier tipo de trabajo, aunque no tenga relación con su anterior experiencia laboral. Así lo demuestran los responsables de selección de Adecco, quienes reciben candidatos de baja cualificación demandando un trabajo, 'sea cual sea ', comentan desde la firma.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.