Una empresa de Logroño ha decidido compensar a aquellos trabajadores que acudan cada día al trabajo en un medio de transporte no propulsado por motor con diez minutos de vacaciones, pudiendo sumar así hasta una semana al año. El objetivo de esta medida es mejorar el bienestar de los trabajadores y el entorno.


Reducir la congestión y la contaminación del tráfico rodado es responsabilidad de todos: ciudadanos, organismos públicos... y también empresas. De ello es consciente JAE, compañía de Logroño que ha decidido dar hasta diez minutos de vacaciones por cada día que los trabajadores acudan a trabajar en un medio de transporte no propulsado por motor.

En total, cada trabajador puede sumar al año una semana más de vacaciones por contribuir el medio ambiente yendo a trabajar en bici, andando o incluso en coche compartido (en este último caso, se incentiva con seis minutos diarios de vacaciones), según informa el diario online LaRioja.com.

Pero no es fácil decidirse por un sistema de transporte alternativo: la sede de JAE Ingeniería y Desarrollos se sitúa en un polígono industrial retirado de la capital riojana y mal comunicado, apenas conectado por una modesta carretera sin arcén.

El primer objetivo de esta medida es mejorar la eficiencia de su actividad, el bienestar de sus trabajadores y su entorno, según reconocen los propios empleados. Pero también, dicen, trae beneficios para la empresa en términos de menos bajas laborales al llevar una vida más saludable.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.