PricewaterhouseCoopers (PwC) idea un Programa de Reconocimiento para rendir homenaje por el trabajo realizado a los empleados de base. Con la figura de los superhéroes y los cómics intentan premiar la labor de sus mejores trabajadores.

Héroes dentro de la empresa. Es lo que busca tener PricewaterhouseCoopers (PwC) en sus filas, a la vez que motivar a su equipo de profesionales. Para ello ha ideado un Programa de Reconocimiento, mediante el cual se elegirán cada tres meses a un grupo de superhéroes, con el fin de rendirles homenaje por el trabajo realizado y que de otra manera pasaría desapercibido. El objetivo, explica Mario Lara, socio de capital humano de PwC, responde al proceso de transformación cultura corporativa en el que está inmersa la compañía de servicios profesionales desde hace dos años dentro del denominado Programa Lidera. 'Tenemos una plantilla de más de 3.600 profesionales con una media de edad de 30 años y teníamos que ver la manera de llegar a ellos e ideamos esta forma de impactar en la gente joven, y recurrimos al cómic y a las figuras de los superhéroes, con el fin de reconocer el trabajo diario de los equipos '.

De esta manera, PwC con designa, por votación de sus propios compañeros, a varios héroes, 'que representan los valores que la compañía quiere potenciar, 'entre ellos el enfoque en el cliente y en los equipos, saber ponerse en el lugar de otros, ofrecer servicios que aporten valor añadido ', afirma Lara, que resume todo esto en cuatro conceptos: compartir, colaborar, tener empatía y aportar valor a la organización. La primera tanda de superhéroes, unos 60 en total, ya circula por las oficinas de PwC como resultado de las votaciones de más de 1.500 profesionales. 'La iniciativa ha tenido una gran aceptación porque la gente se siente reconocida y entiende que es una forma de promocionar la cultura del reconocimiento, algo que en el mundo latino, en contra de lo que sucede en la cultura anglosajona, somos muy vergonzosos a la hora de premiar las buenas prácticas '.

Otro objetivo es descubrir el potencial que tiene la gente que permanece oculta en sus puestos. 'Habitualmente quien reconoce los méritos dentro de una organización suele ser el jefe, que es el que evalúa, pero el valor de este programa que hemos puesto en marcha es que son los propios compañeros los que reconocen tus méritos y te señalan como modelo ', afirma Lara, quien reconoce que si algo se ha conseguido con esta iniciativa es generar una envidia sana dentro de la organización.

El reconocimiento va acompañado de una carta de felicitación del presidente de PwC, Carlos Mas, un trofeo y un regalo a elegir entre un bono de El Corte Inglés, una caja de botellas de vino, la experiencia de subirse en un globo o de tirarse en paracaídas, un fin de semana en un balneario o un billete de avión. 'El abanico de regalos es bastante amplio pero a la vez es algo simbólico y lo que si hemos comprobado es que tiene una alta rentabilidad porque la gente trabaja de manera distinta desde que lo hemos implantado. El valor percibido va más allá de la cuantía recibida, el que es elegido se siente orgulloso de haber sido evaluado y elegido por sus propios compañeros '.

El Programa de Reconocimiento de PwC tiene un presupuesto de 60.000 euros y la intención es conceder anualmente unos 300 premios en total. 'También es una forma de descubrir el talento oculto con la idea de potenciar a profesionales que tengan proyección para involucrarlos en los proyectos estratégicos de la firma '.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.