La Comisión Europea celebra el Día por la Igualdad Salarial el 2 de noviembre, la fecha en que las mujeres dejan de cobrar por comparación con el sueldo de los hombres. La brecha salarial entre hombres y mujeres apenas ha variado en los últimos años, manteniéndose cercana al 16 %.

 

El salario medio por hora de las mujeres europeas es un 16,3% inferior que el de los hombres. O lo que es lo mismo, las mujeres trabajan 59 días al año de forma gratuita mientras que los varones continúan cobrando. Para denunciar y dar relevancia a esta situación la Comisión Europea celebra el Día Europeo por la Igualdad Salarial hoy, 2 de noviembre, la fecha en que las mujeres de toda Europa dejan de ser pagadas mientras ven como sus compañeros siguen ganando dinero hasta el 31 de diciembre.

“La igualdad entre hombres y mujeres es uno de los valores fundamentales de la UE, pero este día nos recuerda que no es una de sus realidades fundamentales” como consecuencia de la brecha salarial, aseguran en una nota conjunta el vicepresidente Frans Timmermans, la comisaria europea de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, y la responsable de Justicia, Vera Jourová. Y enfatizan que la diferencia de sueldos por razones de género, que ya es “injusta, injustificada e inaceptable” en el corto plazo, se acumula a lo largo de la carrera profesional de una mujer y se traduce en una diferencia aún mayor a la hora de la jubilación, puesto que las mujeres tienen pensiones un 39% más bajas que los hombres.

Los responsables europeos subrayan que Europa ya tiene leyes sobre igualdad salarial en vigor, pero que los estados miembros no siempre las aplican, y que el ritmo al que se corrige la brecha salarial es tan lento, que haría falta esperar otros 70 años –es decir, dos generaciones- para conseguir la equiparación salarial entre hombres y mujeres.

En España, la situación es aún peor. La brecha salarial no sólo es superior a la media comunitaria, sino que se ha agrandado en los últimos años. Según Eurostat, de una diferencia salarial de 16,1% en 2008 se ha pasado a un 19,3% en 2013, mientras que en ese periodo la media europea se ha reducido un punto. Por tanto, las españolas no trabajan gratis los 59 días al año que dice la CE, sino 70.

No obstante, desde 2010 el día de la Igualdad Salarial se celebra en España el 22 de febrero. Durante la última celebración, el sindicato UGT hizo público un informe según el cual las trabajadoras españolas cobraron de media 6.144 euros menos que los trabajadores varones en 2012 (19.537,33 euros anuales frente a 25.682,05), lo que elevaría la brecha al 23,93%.

Los dirigentes europeos consideran que para corregir estas diferencias no sólo hay que garantizar remuneraciones iguales, sino también facilitar que la mujer acceda al mercado laboral durante el mismo tiempo que los hombres para que luego no vea mermada su pensión al retirarse.

A este respecto, en su comunicado, Timmermans, Thyssen y Jourová anuncian que durante 2016 la Comisión Europea adoptará medidas “para hacer frente a este desafío”, abordando la falta de servicios asequibles de guardería o la ausencia de incentivos para que los hombres se impliquen más en el cuidado de los hijos y de otros familiares dependientes.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.