Los parados financiarán con su seguro de desempleo a las empresas que les den un trabajo fijo. Los trabajadores no perderán sus derechos, de tal manera que si al año son despedidos, recuperarán de nuevo todos los derechos que tenían al ser contratados.

Los parados financiarán con su seguro de desempleo a las empresas que les den un trabajo fijo durante al menos un año. Como contrapartida, los recursos que debían destinarse a la prestación por desempleo se convierten en bonificación a la Seguridad Social para la empresa contratante.

Esta es una de las siete medidas del plan de urgencia que el Gobierno aprobará en el Consejo de Ministros del viernes. En esta ocasión no ha podido ser consensuada con empresarios y sindicatos porque discrepan de algunos puntos propuestos, aunque en conjunto consideran que van en la buena dirección. No obstante, el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, las calificó como absolutamente insuficientes y defiende una reforma laboral dirigida a abaratar el despido.

La reunión de la comisión de seguimiento del diálogo social permitió evidenciar la tensión que se está gestando en el ámbito laboral. El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se había reunido con la directiva de la CEOE el viernes en la Moncloa para desbloquear sin éxito las negociaciones. Ese viernes los dirigentes de la patronal mantuvieron una reunión discreta con los dirigentes sindicales para encontrar un acuerdo, también sin éxito. No obstante, el encuentro les permitió pactar el desacuerdo. En los próximos días se volverán a reunir patronal y sindicatos para tomar una solución definitiva sobre el futuro del acuerdo interconfederal sobre negociación colectiva (AINC). El pacto, válido los últimos seis años, ha permitido pautar sin conflictos la negociación colectiva.

Todo hace pensar que las negociaciones se romperán sin acuerdo. Esto significa que los 5.000 convenios colectivos que se negociarán este año y que afectan a más de ocho millones de trabajadores no tendrán referencia. La CEOE propone una banda salarial de entre el 0% y el 2%. Los sindicatos quieren que se tome como referencia el objetivo de inflación del BCE del 2% más la productividad (otro 2% adicional).

Las medidas que el Gobierno aprobará tendrán un coste de unos 1.500 millones, según informó al acabar la reunión el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Algunas requerirán su aprobación por decreto ley, por lo que entrarán en vigor en un plazo máximo de dos meses. Respecto a la iniciativa de convertir el seguro de desempleo en bonificación a la Seguridad Social, el ministro explicó que las empresas que contraten a un trabajador que cobre el seguro de desempleo o prestación asistencial no tendrán que pagar la Seguridad Social en un plazo máximo de tres años.

Esta medida funcionará durante el 2009 y podrá prorrogarse en el 2010. En el caso de que la empresa rescinda el contrato antes de un año, tendrá que devolver a la Seguridad Social las cotizaciones que debería haber pagado.

En el plan de medidas se plantea también una nueva línea del ICO para financiar a las empresas medianas. El objetivo es que puedan financiar el circulante para pagar sus nóminas y a sus acreedores. Otra medida prevé eliminar el periodo de espera entre el fin del seguro del paro y el cobro del subsidio asistencial.

En aquellas empresas con un ERE temporal, aprobado entre el 1 de octubre del 2008 y el 31 de diciembre del 2009, se bonificará la mitad de la cotización a la Seguridad Social para los trabajadores afectados en el caso de que no haya despidos. Cuando el ERE temporal pase a ser definitivo, se repondrá la prestación al desempleo para los trabajadores afectados. También se ha previsto subvencionar los contratos fijos con carácter temporal y reforzar los servicios públicos de empleo.


Las frases

Celestino Corbacho Ministro de Trabajo y Seguridad Social "En el orden del día del diálogo social no está incluida una posible reforma laboral, aunque eso depende de los agentes sociales".

Ramón Gorriz Responsable de acción sindical de Comisiones Obreras "Con las bonificaciones para no pagar a la Seguridad Social no se crea empleo; sólo se rebajan costes a las empresas"

Toni Ferrer Responsable de acción sindical de UGT "A cambio de las bonificaciones que se ofrecen debería haber mayor compromiso empresarial a favor de mantener el empleo".

José María Lacasa Secretario general de la patronal CEOE "Lamento que el diálogo social no sea más ambicioso y no entre a abordar reformas estructurales para frenar el desempleo".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.