¿Qué es lo que nos hace saltar de la cama por las mañanas? ¿De dónde sacamos el impulso para afrontar el día con energías renovadas? ¿Cuál es la fuerza motriz de nuestra vida personal y/o laboral? Antes creíamos que las cosas mejorarían con un aumento de sueldo o mayor estabilidad. Ahora se valora más trabajar en un entorno colaborativo, abierto a soluciones creativas y con el que podamos contribuir al bien común.

 

Hasta no hace mucho, lanzábamos balones fuera. Pensábamos que la motivación era algo "exterior" a nosotros y admitíamos que la cosa mejoraría con un aumento de sueldo, con una mayor estabilidad laboral, con un despacho propio o con un jefe más comprensivo y benigno.

Y en esto vino Daniel Pink y nos reveló "la sorprendente verdad" sobre lo que nos motiva. Nos habló de lo importante que son el propósito, la autonomía y la "maestría" en nuestro campo. Y nos aseguró que lo que funciona realmente es la motivación "intrínseca". O sea, la que todos llevamos dentro y que puede brillar con fuerza propia (o apagarse definitivamente) en nuestro entorno laboral.

A la misma conclusión ha llegado ahora la Fundación Empresa y Sociedad en un revelador informe ("¿Qué nos motiva en la vida y en el trabajo a cada edad?") que tira por tierra muchos de los tópicos que aún subsisten en las oficinas enfermizas que siguen funcionando como hace tres o cuatro décadas.

"Tenemos que empezar a trabajar decididamente de otra manera", sostiene Francisco Abad, al frente de la Fundación Empresa y Sociedad y editor del libro "Dentro de 15 años, ¿escenarios improbables?"

"No podemos seguir funcionando por inercia. El discurso racional con el que nos movíamos hasta ahora no nos vale; el emocional es que el que cuenta".

Y para probar sus argumentos, Abad pone sobre la mesa el resultado del sondeo "online" entre 1.245 personas -la mayoría de ellas vinculadas el mundo empresarial o a organizaciones sociales- que ha dado pie al sorprendente informe. Por riguroso orden, esto es lo que más nos motiva en nuestra vida laboral:

  1. - Trabajar en equipo y en un entorno colaborativo.
  2. - Innovar aportando soluciones creativas.
  3. - Contribuir al bien común desde la empresa.
  4. - Plantearme nuevos retos profesionales.
  5. - Establecer relaciones de calidad con otras personas.
  6. - Desarrollarme como persona.
  7. - Aprender algo nuevo cada día.
  8. - Contribuir a los objetivos de la empresa.
  9. - Mejorar la situación económica.
  10. - Oportunidades de formación y desarrollo.


Curiosamente, la motivación en el trabajo crece linealmente con la edad y repunta incluso por encima de los 65 años. La mayoría reconoce el vínculo íntimo entre la motivación en la vida personal y laboral y pone como prioridad la "dedicación de tiempo" a la familia y a uno mismo, así como "ayudar a los demás", "aprender cosas nuevas", "compartir lo aprendido" o "mejorar la sociedad".

La clave de la motivación laboral, según Francisco Abad, reside sin embargo en dos palabras mágicas... "No basta con trabajar en equipo, sino que hay que hacerlo en un entorno colaborativo. Ésa es una preferencia no sólo de los "millenials", sino de todas las generaciones que vinieron antes: la X, la Y, los 'babyboomers'. Las empresas deberían tomar buena nota y propiciar ese entorno colaborativo para mantener bien viva la motivación de sus trabajadores".

Según Abad, la encuesta revela también la necesidad de un acercamiento entre generaciones que es del todo imprescindible en el mundo laboral... "La cuestión de la edad va a ocupar el lugar que en su día tuvo la cuestión del género. Igual que las mujeres han ido derribando barreras en el mundo empresarial, también tienen que caer las barreras de edad. La empresa del futuro será la que sepa sacar el jugo intergeneracional, combinando la energía, el talento y el dominio de la tecnología de los más jóvenes con la experiencia, la sabiduría y los "coscorrones" de los más mayores".

"Con los más jóvenes llega la era de una motivación emocional, indirecta e inteligente", vaticina Abad, 55 años y consciente de que en menos de una década le encasillarán como una persona "mayor". "Pero lo bueno es que ese planteamiento es válido para todas las generaciones. Todos nos sentimos más motivados trabajando en un entorno más colaborativo, abierto a soluciones creativas y con el que podamos contribuir al bien común".


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.