La compañía ha aprobado un plan de igualdad con el objetivo de que el 50% de los puestos de responsabilidad que se creen hasta el 31 de diciembre de 2020 estén ocupados por mujeres. En 2014, en su plantilla de 93.223 empleados solo había 12 mujeres en puestos directivos, frente a 186 hombres.


El Corte Inglés va a impulsar la presencia de mujeres en los cargos de responsabilidad. Ayer anunció que ha firmado un acuerdo con los sindicatos su nuevo plan de igualdad con una medida estrella: los grandes almacenes se comprometen a que "el 31 de diciembre de 2020, como mínimo, el 50% de los nuevos puestos de responsabilidad que se hayan creado, estén ocupados por mujeres".

Quizá la propuesta pueda parecer poco ambiciosa, pero es todo un símbolo en una empresa que no se ha caracterizado por la paridad en los puestos de mando. En general sí tiene un número elevado de mujeres en sus filas, pero no en la cima de la pirámide, tal y como reveló en el informe enviado al regulador bursátil irlandés en su emisión de bonos.

En el ejercicio termiando en febrero de 2014, en su plantilla de 93.223 empleados, solo había 12 mujeres en puestos directivos, frente a 186 hombres. Además, contaban con 4.276 mujeres con cargo de supervisora, frente a 9.414 hombres. En los puestos comerciales, sin embargo, ellas eran mayoría: había 47.434 vendedoras frente a 18.283 vendedores. También en servicio personales había más mujeres: 4.683 frente a 2.656 hombres.

Al margen de la dirección, en el consejo de administración la presencia de mujeres ha aumentado este año: las hijas del fallecido presidente, isidoro Álvarez, se incorporan al máximo órgano de gestión de la empresa. Con la llegada de Cristina y Marta Álvarez, que se suman a la presencia de Carlota Areces y Paloma García Peña, significa que cuatro de los diez asientos del consejo de administración estarán ocupados por mujeres.

La compañía ha firmado ahora con los sindicatos CCOO, FASGA, FETICO y UGT su nuevo plan de igualdad y aspira a comenzar a corregir el desequilibrio de la plantilla entre jefes y jefas. Además del compromiso sobre la presencia de más mujeres en puestos de mando, incluye otras medidas, por ejemplo, "la creación de un apartado específico en violencia de género que mejora las condiciones y permisos establecidos para este colectivo". También asegura que trabajará en la "búsqueda de fórmulas de distribución del tiempo de trabajo de sus mandos que mejoren la conciliación de la vida personal, familiar y laboral".

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.