El director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, Raymond Torres, declara que la reforma laboral española mejoraría si un trabajador pudiera conservar su protección por antigüedad cuando cambiase voluntariamente de empleo.

El director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Raymond Torres, declaró hoy a Efe que la reforma laboral española mejoraría si un trabajador pudiera conservar su protección por antigüedad cuando cambiase voluntariamente de empleo.

"Hay que reducir la brecha que existe entre empleo temporal y permanente, y se puede conseguir asegurándose de que la protección en el empleo crece paralela a la antigüedad en la empresa, cualquiera que sea el tipo de contrato", subrayó Torres.

"Y hay que asegurar que este tipo de protección se mantenga aunque el trabajador vaya voluntariamente a otros sectores", opinó el director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT sobre cómo mejorar la reforma laboral.

Explicó que "lo que pasa en España y en otros países es que cuando un trabajador dimite, por ejemplo, pierde automáticamente su derecho a protección en el empleo y tiene que empezar desde cero en ese nuevo empleo".

Por ello, Torres recomendó una reforma como la austríaca, "que permite esa fluidez y favorece la movilidad de los trabajadores que quieren cambiar de empleo" y que tienen posibilidades en los sectores exportadores, los de más futuro en España a su juicio.

También el ejemplo de Austria sería válido para España en el sentido de cómo se dilucidan los conflictos laborales "mediante el consenso y el diálogo social, algo muy importante para este tipo de reformas", y "una condición previa para que sea exitosa", sostuvo.

"En Austria se ha logrado una reforma que permite crear más empleo dando más seguridad a trabajadores. Hoy en día, el desempleo allí va entre el 4 y el 5 por ciento, y ha conseguido sortear la crisis relativamente bien", remarcó.

El propio gobierno español ha anunciado una reflexión sobre la citada reforma, recordó el directivo de la OIT, por lo que estimó que "aunque no sea una panacea, hay un marco posible inspirado en este tipo de reformas consensuadas que tienen cabida en esta reflexión".

Torres evitó pronunciarse sobre la huelga de mañana, en la que "los trabajadores van a ejercer un derecho constitucional, y somos muy respetuosos con este tipo de actividades y de huelgas, siempre y cuando se enmarquen en la ley, que es el caso".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.