Crece cada vez más la demanda de posiciones vinculadas al marketing online y al comercio electrónico, así como los perfiles de nuevas tecnologias con experiencia en el Big Data. Las empresan buscan directivos con formación superior complementada con un máster en dirección de empresas, con idiomas y con experiencia internacional, un plus muy valorado por las organizaciones.

 

El inicio del fin de la crisis ha cambiado las prioridades de las empresas y, con ello, también ha cambiado la demanda de directivos encargados de liderar la organización en esta nueva fase. “Antes se buscaban perfiles que obtuvieran la mayor eficiencia y rentabilidad posible con los recursos mínimos y ahora el perfil vuelve a ser más ambicioso y con visión de crecimiento y desarrollo donde se vuelve a invertir en capital humano”, resume Albert Pérez, director de Michael Page Barcelona.

Así, si en los últimos años se observaba una alta demanda de posiciones para el área financiera -Dirección Financiera y Control de Gestión– enfocadas a la minimización y contención de costes y la auditoría interna, en 2015 los expertos apuntan a un significativo incremento en la demanda de perfiles de responsabilidad para las áreas comercial y de marketing.

Crecimiento

“Tras unos años de ajuste y contención y con una tendencia clara a la internacionalización, las empresas vuelven a experimentar –o en algunos casos anticipar– el crecimiento, con la consiguiente necesidad de incorporar talento enfocado al impulso de las ventas, al desarrollo de negocio, a la apertura de nuevos mercados internacionales, a la detección de oportunidades y a la consolidación de la marca y su posicionamiento”, explica Eduard Cambra, director de cuentas en Euromanager.

Desde esta firma de selección detectan un incremento en la demanda de posiciones de dirección comercial y/o de marketing, desarrollo de negocio o export manager. Ligadas también a estas áreas se mantiene la demanda de posiciones vinculadas al marketing online y el comercio electrónico, y los perfiles de nuevas tecnologías. “En este sentido destaca –apunta Cambra– el creciente interés por los perfiles con experiencia en Big Data”.

Y es que el sector tecnológico es uno de los pocos que parece haber pasado de puntillas por la crisis económica, al menos en cuanto a movimiento laboral se refiere: “Sigue creciendo la demanda de todo tipo de perfiles para el sector, aunque ante el aumento del volumen de ventas está creciendo especialmente la demanda de refuerzos en áreas de dirección comercial y operaciones”, ratifica Víctor Carulla, socio director de Headway Executive Search.

Otro sector con una activa demanda de directivos es el de consumo. “Está recibiendo impactos positivos del mercado, y eso se ve reflejado en una mayor demanda de perfiles tanto de operaciones (industria, supply chain, etc.), como de marketing y comercial”, explica el socio director de Headway Executive Search, quien asegura que el sector de la construcción y sus re lacionados también se están reactivando “y eso ha despertado la necesidad de reforzar perfiles de dirección comercial y estratégica y expansión o desarrollo de nuevos negocios”.

Lo que piden las empresas

Los requisitos demandados por las empresas para cubrir puestos directivos no han cambiado. Por un lado, formación superior complementada con un máster en dirección de empresas (MBA), programa de desarrollo de directivos (PDD) o similar; idiomas (como mínimo un alto nivel de inglés, siendo cada vez más valorable un segundo idioma comunitario), y en algunos casos formación adicional de tipo máster o postgrado en áreas de conocimiento específicas para cada puesto.

Desde el punto de vista de la experiencia, “se buscan perfiles que hayan participado en proyectos exitosos de cambio (cultural, de modelo de negocio, de mercados, de canales de distribución, etcétera) –destaca el director de cuentas en Euromanager–. La capacidad no sólo de participar en el cambio, sino también de promoverlo, es un factor diferencial”. La experiencia internacional sigue siendo un plus muy valorado por las empresas, por la importancia de entender el mercado de una forma global y no local.


El candidato ideal

Desde el punto de vista de las habilidades personales los nuevos directivos y mandos intermedios deben aportar “flexibilidad y capacidad de adaptación al entorno, orientación al éxito y a resultados y habilidad de liderar equipos y modificar conductas”, resume Eduard Cambra, director de cuentas en Euromanager. Eduardo Quero, asociado de Hays Executive, destaca que estos profesionales deben aportar “capacidad de integración social y de desarrollo de networking interno y externo, habilidades de comunicación y liderazgo y control de datos financieros”. Además, añade este experto, “deben tener gran capacidad de adaptabilidad y manejarse bien en diferentes situaciones y en mercados de culturas distintas y estar dispuestos a vivir en cualquier lugar del planeta, y ser buenos gestores del tiempo”. El carácter emprendedor y proactivo –profesionales que se atrevan a cuestionar cómo se han hecho las cosas hasta ahora en la empresa– es también muy valorado por algunas compañías. “Se huye del Yes man”, apunta Víctor Carulla, socio director de Headway Executive Search.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.