El presidente del Gobierno ha asegurado que el uso generalizado el año pasado de la administración electrónica, es decir, los trámites por internet en lugar de en la tradicional ventanilla, ahorraron al país 20.000 millones de euros. Con el fin de dar un servicio rápido, seguro e integral se pondá en marcha próximamente un plan de transformación digital.

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha informado este jueves de que el impulso de la administración electrónica en España supuso en el año 2014 un ahorro de 20.000 millones de euros.

Rajoy ha expuesto ese dato en su intervención en un acto celebrado en La Moncloa en el que se analizaron los avances de la administración electrónica en España en el marco de las medidas auspiciadas por la Comisión de Reforma de las Administraciones Públicas (CORA).

Acompañado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros Cristóbal Montoro, Fátima Báñez, José Manuel Soria y Rafael Catalá, el jefe del Ejecutivo ha informado de la próxima puesta en marcha del Plan Estratégico para la Transformación Digital de la Administración Estatal y de la aprobación de un anteproyecto de ley de procedimiento administrativo. “El objetivo es que, por primera vez, exista en España una ley única y sistemática que regule las relaciones de la administración con los ciudadanos y empresas y apueste de forma decidida por la administración electrónica interconectada con cero papel”, ha explicado. A su juicio, se trata de dar a los ciudadanos un servicio rápido, seguro e integral.

Rajoy ha informado de que el 95,7% de los trámites que hicieron en 2014 las empresas y el 65% de los que efectuaron los ciudadanos se hicieron a través de Internet. Además, ha explicado que, en la actualidad, el 99% de la tramitación de la administración general del Estado puede hacerse electrónicamente. Todo ello ha contribuido a que España haya pasado del puesto decimoquinto al quinto del ranking europeo de la encuesta sobre Administración electrónica desarrollada por la ONU.

Rajoy ha aprovechado para recordar que, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), en España en 2014 se crearon 415.000 empleos en el sector privado y 18.000 en el sector público. “Estas cifras son el claro testimonio del modelo de crecimiento en el que ya está instalada la economía española: creación intensa de puestos de trabajo en el sector privado y sólo los necesarios en el sector público para garantizar la prestación de servicios públicos de calidad pero sin aumentar el aparato administrativo”, ha subrayado. Un modelo “antagónico” al de la pasada legislatura, con el que, recordó, se crearon 386.000 puestos de trabajo en el sector público y se destruyeron más de 2,5 millones en el privado.

La secretaria de Administraciones Públicas del partido socialista, Susana Sumelzo, ha criticado al Gobierno por “vender como propios” proyectos que impulsó el Ejecutivo socialista entre 2007 y 2011 y afirmó que la Administración electrónica en España “nunca ha estado tan deteriorada”.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.