Pese a la congelación salarial, cada vez hay más diferencia entre los sueldos de directivos, que han aumentado su poder adquisitivo un 1,64% y empleados, que por el contrario, lo han reducido un 7,83%. En cuanto a sectores, la banca y las aseguradores siguen siendo las empresas que mejor pagan a sus directivos.

 

Estancadas, pero cada vez más alejadas de las nóminas de empleados y mandos intermedios: así están las remuneraciones salariales de los directivos en las empresas españolas, donde la congelación salarial de los últimos años no ha impedido que se profundice más y más la brecha entre los mejor y los peor pagados.

Según un estudio de Icsa Grupo y Eada Business School, basado en los datos de más de 80.000 trabajadores por cuenta ajena en España, en 2014 el salario medio bruto de los directivos españoles se situó en 78.840 euros, el doble que el salario de los mandos intermedios (36.637 euros) y más del triple que el salario medio de los empleados (21.757 euros). “La brecha salarial entre los directivos y el resto de la empresa se ha cronificado”, resume Ernesto Poveda, presidente de Icsa Grupo.

Directivos con mejor sueldo

“En el inicio de la crisis los directivos sufrieron las bajadas salariales más drásticas, porque fueron los primeros en aplicarse a sí mismos los recortes y no se beneficiaban de los aumentos pactados por convenio –explica Jordi Costa, profesor de la escuela de negocios Eada–. Mientras las cosas iban mal seguían subiendo los salarios de los empleados y bajaban los de los ejecutivos”. Ahora que las empresas empiezan a vislumbrar una cierta recuperación, la situación ha cambiado.

El salario medio de los directivos descendió un 1,85% respectoa2013, año en el que experimentaron un gran crecimiento (casi un 7%) frente al año anterior. “El poco aumento salarial que aplicaron las compañías en 2013 se dirigió sobre todo a los profesionales que tenían que tomar las decisiones para salir de la crisis”, justifica Jordi Costa. Durante los últimos siete años, y a pesar del descenso salarial del 2014, los directivos españoles han visto aumentar su poder adquisitivo en un 1,64%, un dato que contrasta con la pérdida de poder adquisitivo (-7,83%) que acumulan los mandos intermedios desde el año 2007.

“Los mandos intermedios tienen un papel cada vez menos relevante en las empresas debido a la menor jerarquización de las compañías, a la reducción de responsabilidades de estos puestos y a que han sido las posiciones más afectadas por los recortes”, explica Costa.

Sectores mejor remunerados

Por sectores, la banca y aseguradoras siguen siendo las compañías que mejor pagan a sus directivos: a pesar de la crisis financiera y la presión social sobre los salarios de sus ejecutivos, en los dos últimos años su retribución bruta ha aumentado casi 4.500 euros hasta alcanzar en 2014 su máxima retribución histórica con una media de 80.925 euros brutos anuales.Acorta distancia les siguen los directivos del sector industria (80.326 euros) mientras que en el otro extremo, con los salarios más bajos se sitúan los directivos de las empresas de comercio y turismo y las de la construcción, con una retribución media en torno a los 75.000 euros.

La brecha salarial no se da sólo entre directivos y empleados: incluso dentro del comité de dirección los sueldos pueden variar mucho de una silla a otra.

Por ejemplo, en 2014 el salario medio de un director comercial en una empresa mediana se situaba en 83.509 euros, frente a los 61.071 del director de producción y los 77.376 del director de administración. Si se analiza la evolución de los últimos años las diferencias entre posiciones son aún más llamativas: así, por ejemplo, entre 2007 y 2014 el salario medio de los directores de recursos humanos de las grandes empresas han aumentado en un 22% hasta situarse en 84.826 euros brutos anuales. “Este aumento se explica por el papel preponderante que han tenido que asumir los directores de recursos humanos en los últimos años gestionando los expedientes de empleo y las reducciones salariales, explicando la reforma laboral, etc.”, destaca el profesor Costa. También influye en estas cifras el salario variable que, en el caso de los directores de RRHH,puede estar ligado a la reducción del coste laboral del resto de la empresa vía reestructuraciones o reducción de sueldos y de beneficios extra-salariales.

En contraste, en los últimos siete años el salario medio de los directores generales se ha reducido un 18%. Aquí también influye el variable, pero en negativo: durante los años de crisis los directores generales no han podido alcanzar sus bonus por objetivos, normalmente asociados a la cifra de beneficio de la compañía.


Retribuciones del siglo pasado

Los salarios de directivos y empleados cada vez están más lejos. Para Ernesto Poveda, presidente de Icsa Grupo, el motivo de esta brecha es que “los actuales sistemas de retribución mantienen la rigidez del siglo pasado y no sehan adaptado para favorecer una mejor redistribución de la riqueza entre la organización”. Poveda defiende la innovación en los sistemas retributivos porque “son el elemento más importantede la cuenta de pérdidas y ganancias” de la empresa. Este experto en retribuciones recomienda a las compañías, por ejemplo, ofrecer un paquete retributivo con un componente fijo en línea con el mercado y un variable “capaz de incentivar la aportación de las personas, tanto a nivel individual como del grupo”, así como “optimizar los componentes extra salariales más apreciados por la personas”.


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.