Las organizaciones que no tenían claros sus riesgos inherentes y funcionaban sin red de protección, la ola de la crisis se las ha llevado por delante. Las multinacionales ven riesgos en una regulación excesiva y en la guerra por conquistar talento ajeno.

Lo que la crisis nos ha enseñado es que a las organizaciones que no tenían claros cuáles eran sus riesgos inherentes - aquellos que pueden hacer fracasar los objetivos de una compañía-más importantes y funcionaban sin red de protección, la ola se las ha llevado por delante. El estudio que aquí se comenta trata de entender por qué se hacía mal esta gestión de los riesgos en las compañías y detecta los mayores de cara al futuro inmediato", afirma José Díaz Morales, socio responsable de control interno, gestión de riesgos y gobierno corporativo de Ernst & Young, comentando el informe de la firma, Global business risk report. The top ten risks for business.que identifica los diez riesgos estratégicos más importantes para las empresas multinacionales.

Aunque el informe asegura que lo peor de la crisis financiera parece haber pasado de largo, las empresas aún deberán hacer frente a una serie de amenazas relacionadas con ella:

1. REGULACIÓN.
La incertidumbre actual sobre los cambios legislativos y regulatorios realizados y los que se avecinan tiene en jaque a muchas empresas que temen un efecto negativo en muchas decisiones estratégicas ya tomadas. "Hay compañías que asumen unos riesgos y luego cambia la regulación. En España tenemos el caso de las renovables. Eso crea mucha inseguridad jurídica", apunta Díaz. Y añade que "el exceso de regulación rompe la autonomía de las sociedades mercantiles y quita prima de éxito a los que hacen una buena gestión del riesgo". Además, "hay regulaciones en diferentes ámbitos que se solapan. La empresa debe tener un enfoque global para abordar el cumplimiento de todas las normativas. Eso puede reducir mucho el coste", apunta Xavier Ferré, socio de la firma en Barcelona.

2. FINANCIACIÓN.
La dificultad para acceder a la financiación sigue siendo una de las grandes preocupaciones de los empresarios aunque para algunos analistas esta amenaza se ha desvanecido o reducido en parte. Se teme que los altos niveles de endeudamiento de los países podrían provocar un encarecimiento del crédito para las empresas.

3. CRECIMIENTO.
"El miedo que hay ahora es que debamos enfrentarnos a un periodo de estancamiento. Aquí en España lo vemos con especial preocupación, por las características de nuestra economía y las previsiones existentes. Ello incide de forma especial en dos aspectos que se solapan con el anterior punto: la calidad de los instrumentos financieros y la capacidad de transmitir confianza a los mercados".

4. RECURSOS HUMANOS.
Las empresas también se enfrentan a un número importante de amenazas vinculadas a la gestión de los recursos humanos. La guerra global por el talento - gestión y retención de directivos-sigue siendo un reto en muchos sectores. Otro tema importante es la estructura de compensación, especialmente en el sector financiero.

5. MERCADOS EMERGENTES.
La presencia cada vez más destacada a nivel global de los mercados emergentes y las limitadas perspectivas de crecimiento en los países desarrollados obliga a las empresas, con el fin de mantener sus resultados, a tener una presencia destacada en estos países, lo que implica evaluar bien los riesgos en que se incurre.

6. REDUCCIÓN DE COSTES.
La presión por controlar el gasto como forma de mejorar la viabilidad financiera de la empresa se ha reducido. "Hoy vemos en las empresas menos urgencia por reducir costes. Ahora el miedo se focaliza más bien en una posible subida del precio del dinero y de las materias primas", dice Díaz.

7. NUEVOS COMPETIDORES.
Este riesgo también ha perdido varias posiciones en el ranking. El progresivo encarecimiento de la financiación y la caída de la demanda han restado fuerza a algunos competidores emergentes.

8-9. RSC Y MEDIO AMBIENTE.
Según Díaz, "el tema del medio ambiente está cada vez más en la agenda de muchos consejos, enlazando directamente con la responsabilidad social corporativa (RCS)". Explica que, tras la crisis, algunas actividades han quedado muy tocadas en su imagen y generan reticencia en la sociedad. Pone como ejemplo los hedge funds."Trabajar desde ellos es hoy muy difícil". En resumen, el estudio asegura que en el actual escenario empresarial, donde hay continuas amenazas de riesgo reputacional, las compañías deben ser muy cuidadosas en su actividad para no perder la confianza de sus grupos de interés.

10. FUSIONES Y ADQUISICIONES.
A pesar de que durante el año pasado el encarecimiento de la financiación redujo la actividad de fusiones y adquisiciones, las alianzas y transacciones volverán a tener una importancia creciente. Pero, de momento, según Díaz "el mercado sigue muy inactivo".

Por último, Xavier Ferré apunta un riesgo que ha crecido con la crisis y que debe manejarse con cuidado. "Hoy tenemos muchas empresas que han externalizado y hay outsourging de outsourcing,con lo que los controles del aumento del riesgo en todos los aspectos que se generan son más difíciles de realizar".

 


 

Cada sector, con su riesgo

El estudio de Ernst & Young también destaca cómo los riesgos claves afectan de forma diferente a cada sector. Con los principales riesgos de negocio concentrados en las áreas de regulación y cumplimiento normativo, muchas de estas amenazas están relacionadas con los efectos de la crisis.

Así, por ejemplo, la gestión de fondos, la banca y, en menor grado, los seguros tendrán que enfrentarse a la reacción política a la crisis financiera y a una revisión exhaustiva de la regulación que les afecta. El sector de petróleo y gas, el inmobiliario y el de minería y metalurgia se enfrentan a esfuerzos muy significativos para ganar ingresos en un contexto generalizado de contención de gastos e inversión. Por su parte, el sector públicotendrá que afrontar las exigentes decisiones tomadas bajo la presión de la crisis por los líderes políticos.

La responsabilidad social corporativa y el riesgo de aceptación por la sociedad de algunas actividades empresariales son una amenaza particular para el sector de gestión de fondos y bancario; la gestión y planificación de la aceptación social tambiénsupone un reto para las compañías energéticas.

También existen variaciones considerables en el impacto por sectores del riesgo de "acceso al crédito",que fue destacado como el segundo más importante. Esta variación se extiende desde "aspectos residuales sobre la calidad crediticia real" en el sector financiero, hasta de "colapso financiero" en el sector de seguros; pasando por problemas de "acceso al capital" en el sector energía y en el minero y metalúrgico;por preocupaciones más globales en cuanto al "acceso al capital y asignación del mismo" en el biotecnológico y farmacéutico y como una amenaza creciente "ante la imposibilidad de controlar la deuda pública".

Acceso a página web de Ernst&Young desde donde se puede descargar el informe: http://www.ey.com/GL/en/Services/Advisory/Business-Risk-Report-2010---Business-risks-across-sectors

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.