Siete directivos de menos de 40 años procedentes de la empresa pública y privada han recibido los premios Jóvenes Directivos con Talento, concedidos por la firma de cazatalentos Seeliger y Conde para reconocer el liderazgo responsable y una cultura profesional innovadora. Por vez primera en cinco ediciones, el equipo directivo ideal escogido está dominado por mujeres.

 

No basta con un currículum de excelencia. A menudo, el éxito de un empresario joven es fruto de su insistencia -a veces incluso su testarudez- en una idea o un plan estratégico. Así se demostró en otras ediciones del premio Jóvenes Directivos con Talento, de la Fundación Seeliger y Conde, y así ha sido también en esta ocasión. Además, con presencia destacada de mujeres, "es la nota dominante de esta edición y es algo que nos enorgullece", en palabras de su presidente Luis Conde.

Los siete jóvenes directivos que recibieron el galardón en reconocimiento a su trayectoria profesional -por su capacidad de liderazgo antes de cumplir los cuarenta años- intercambiaron sus puntos de vista mientras posaban para la foto en la azotea del edificio de la Pedrera, como ya viene siendo costumbre. El jurado, formado por socios de Seeliger y Conde, premiados en la edición anterior y representantes de la Fundación Príncipe de Girona evaluaron su trayectoria, valores y compromiso profesional.

¿Cuál es el perfil de esos jóvenes?

Mario Móstoles, 39 años, premio al Joven Directivo con Talento en el apartado de dirección general, es director general de Ferrovial Agroman en Irlanda y Reino Unido. "Por encima de todo -aclara- éste es un premio a un sacrifico familiar. ¡He estado viviendo en seis países en los últimos quince años! Al final eso te da valentía". Empezó su carrera profesional en C.L.G.S como ingeniero de diseño. "El profesional español está especialmente preparado para trabajar en cualquier sitio del mundo, nuestra formación es más sólida que mucho de lo que veo por ahí. Además tenemos una innata capacidad de lucha", concluye.

Elena Colmenero, 38 años, obtuvo el premio al Joven Directivo con Talento en dirección de RR.HH. Directora de recursos humanos de España y Canarias en Philip Morris International, considera que, ahora mismo, la empresa española tiene el lujo de contar con gente muy preparada. "Falta abrir puertas a gente más joven, que viene fuerte". Sus inicios profesionales fueron en PriceWaterhouseCoopers y Credit Suisse.

Susana Voces, de 39 años, recibió el premio al Joven Directivo con Talento en la parcela de dirección comercial. Es directora de ventas de Ebay Inc. "Yo, que he tenido la suerte de trabajar en empresas americanas creo que aquí nos falta una cosa: la posibilidad de compatibilizar tu trabajo. La falta de flexibilidad hace que, en España, gente con mucho potencial se quede a medio camino. Trabajar por objetivos, y hacerlo bien, al final es lo importante". En Arrow Electronics Ericsson empezó su carrera profesional.

Naiara Villanueva, de 36 años, recogió el premio al Joven Directivo con Talento en dirección de operaciones. Ella es battery plant project manager y engineering manager en Nissan Motor Ibérica. Sus inicios profesionales fueron en Formastur e Inca. "Siempre tuve la filosofía de que uno no debía ser complaciente, tenía que seguir esforzándose. Nunca darse por vencido. Es difícil empezar, marcharse fuera puede ser una buena opción".

Ana Baltasar, 40 años, obtuvo el premio al Joven Directivo con Talento en el apartado de dirección financiera. Es directora financiera para España y Portugal en Bimbo Iberia (Grupo Bimbo). "Nuestro mayor reto es adaptarnos a la situación difícil. Pero hay una premisa: hagas lo que hagas, no pierdas de vista nunca el entorno del equipo con el que te toque trabajar".

Alfonso Cárcamo, 39 años, recibió el premio al Joven Directivo con Talento, en el sector de dirección jurídica. Secretario de la comisión rectora y director de asesoría jurídica del FROB, cree que este es, sobre todo, "un reconocimiento al sector público en un momento muy difícil para él. Que se vea que la responsabilidad y el talento no está sólo en el sector privado". Ejerció como abogado del Estado, llegó después a director general de servicios jurídicos y secretario del consejo en la CNMV. "Queda un objetivo: conciliar la vida profesional, valorar más el resultado que el tiempo dedicado".

Y en Beatriz Sanz, de 40 años, recayó el premio al Joven Directivo con Talento, en el sector de dirección tecnológica. Socia en Ernst & Young siendo la analytics leader for EMEIA, recuerda los últimos años que ha pasado fuera de su país, en Australia. "Y, visto en perspectiva, creo que tenemos que estar orgullosos del sector privado español. Somos gente creativa y que ejecutamos rápido. Ese es parte del secreto del éxito, en comparación con otros países". Beatriz ocupó en BBVA las direcciones de nuevos modelos de distribución e innovación-business discovery.

Profesionales preparados para enfrentarse al signo de los tiempos, esa crisis estancada entre la realidad y nuestros cerebros. Gente entusiasta con trayectorias académicas brillantes y competente en su día a día. Esos futuros líderes se toman este premio sólo como un paréntesis, no van a dejar de pedalear.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.