El voluntariado corporativo va al alza. A pesar de que la coyuntura  económica actual no parece la más propicia para que las empresas inviertan en solidaridad, el último informe del Observatorio del Voluntariado Corporativo afirma que el 69% de las empresas encuestadas el 2013 hacen actividades de voluntariado corporativo, frente al 57% que desarrollaba estas prácticas en el 2011.


La coyuntura económica actual no parece la más propicia para que las empresas inviertan en solidaridad: de hecho, la responsabilidad social corporativa (RSC) es uno de los primeros capítulos presupuestarios que se suelen recortar. Pero también es en este contexto económico donde las necesidades sociales se hacen más evidentes y los trabajadores sienten un mayor deseo de ayudar a los colectivos más desfavorecidos. Por eso, el voluntariado corporativo –acciones solidarias organizadas por las empresas con la participación de sus empleados- va al alza. Así lo indica el último informe del Observatorio del Voluntariado Corporativo: el 69% de las empresas encuestadas el 2013 hacen actividades de voluntariado corporativo, frente al 57% que desarrollaba estas prácticas en el 2011. “En el último año hemos visto crecer el interés por este tema no sólo en grandes multinacionales de 30.000 personas sino también en empresas de 1.000 ó 2.000 empleados, e incluso algunas pymes”, celebra Diego Lejarazu, responsable de voluntariado corporativo de la Fundación Hazloposible. En muchos casos, apunta Lejarazu, la iniciativa surge de los propios trabajadores, que ante la situación de su entorno “quieren hacer cosas y se organizan de forma autónoma, y a veces presionan a la empresa para que integre la iniciativa en su política de RSC”.

Sandalio Gómez, profesor de Iese y coautor del Informe 2013 del Voluntariado Corporativo en España, atribuye este crecimiento a dos motivos: “Por un lado, las empresas han visto que refuerza la implicación y la motivación de sus propios empleados, que valoran muy positivamente que en plena crisis su compañía mantenga una sensibilidad social –explica el profesor–; y por otro lado las necesidades sociales a las que dan respuesta este tipo de actividades han aumentado mucho en los últimos años”. Esto explica que el voluntariado corporativo se centre actualmente en proyectos locales. “Cuando España pasaba por una situación económica boyante tenía más sentido que las empresas se volcasen en proyectos en países en vías de desarrollo, pero ahora hay una demanda de ayuda en nuestra propia casa y, además, desde un punto de vista logístico, para las compañías es más sencillo atender problemas locales”, recuerda Gómez.

Aunque el presupuesto anual de las empresas para voluntariado corporativo suele ser relativamente modesto -entre 10.000 y 30.000 euros al año, según el informe-, estas prácticas siguen siendo territorio casi exclusivo de las grandes compañías. “Muchas empresas ven este tema con interés pero no saben ni por dónde empezar: aún falta mucho trabajo de divulgación para darlo a conocer, especialmente en la mediana empresa”, lamenta Gómez. Y es que los proyectos no implican necesariamente aportación monetaria por parte de la empresa. Diego Lejarazu pone el ejemplo de empresas que organizan “campañas de recogida de juguetes, alimentos o material escolar entre sus empleados, sin que ello suponga coste para la compañía, o aportan horas de trabajo de sus empleados, por ejemplo abogados o financieros que puedan ayudar a una ONG en sus respectivos ámbitos e conocimiento”.

Aparte del evidente beneficio social, el voluntariado corporativo también tiene aspectos positivos para la empresa: además de mejorar su imagen interna ante los empleados, favorece el desarrollo de habilidades profesionales como el trabajo en equipo. “Antes las empresas invertían grandes sumas de dinero en llevarse a sus directivos a pasar fines de semana trepando árboles para practicar el team building –recuerda el profesor Sandalio Gómez-: es mucho más provechoso destinar estos recursos a un proyecto de voluntariado, que también favorece el trabajo en equipo y además tiene una utilidad social”.



“No dudé en apuntarme a echar una mano”

Heineken es una de las compañías que, a pesar de que la coyuntura económica no parece la más favorable, ha decidido probar el voluntariado corporativo en el último año. La cervecera lanzó a finales del 2013 la plataforma “Con mucho gusto”, a través de la cual ofrece a sus empleados propuestas solidarias como recogidas de alimentos o acciones de ocio en apoyo a colectivos desfavorecidos. Por ejemplo, el pasado diciembre voluntarios de la empresa organizaron un campeonato de futbolín para personas en riesgo de exclusión social en el centro de ocio que la Fundación Atenea tiene en Polígono Sur, un barrio de Sevilla conocido por sus problemas de drogas. La empresa cedió futbolines que utiliza habitualmente en campeonatos internos de empleados y varios ordenadores retirados en la última actualización de equipos de la compañía, además de aportar cerveza sin alcohol y otros regalos corporativos para sortear entre los participantes. “Cuando la empresa lanzó esta propuesta a los empleados y vi que por horario –una tarde fuera del horario de trabajo– podía acudir, no dudé en apuntarme para echar una mano”, explica Rafael Díaz de Luna, empleado del departamento de finanzas de Heineken, que participó como voluntario en el campeonato de futbolín. Lo que más le sorprendió, dice, fue “la ilusión y ganas de participar” de las personas en riesgo de exclusión a las que se dirigía la iniciativa. Díaz de Luna reconoce que la crisis ha aumentado su conciencia social y la de otros compañeros. “La coyuntura económica está evidenciando la falta de recursos de muchas familias que están en nuestro mismo entorno”, lamenta.


ACCIÓN PUNTUAL

79% de las empresas organizan acciones de voluntariado de un solo día, para concienciar

BENEFICIO INTERNO


56% de las compañías aprovechan estos proyectos para el desarrollo profesional de los empleados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.