Fox y Endemol ultiman en EEUU un 'reality show ' en el que los trabajadores de una empresa golpeada por la crisis económica votarán qué compañero debe ser despedido.

"Lo siento, pero debes abandonar la casa". La coletilla con la que los concursantes de Gran Hermano son expulsados se convertirá en un "Lo siento, pero debes abandonar la empresa" en el nuevo reality show que la productora creadora de Gran Hermano, Endemol, y la cadena estadounidense Fox están ultimando. El programa se llamará Someone 's gotta go (Alguien tiene que irse) y consistirá en acudir a pequeñas empresas con problemas a causa de la crisis en las que debe haber despidos. Serán los empleados los que decidirán qué compañero pierde su trabajo.

"Cuando una persona es despedida la primera reacción es: '¿Cómo es posible que esta persona haya sido despedida mientras que ese idiota continúa aquí? ' El programa da la oportunidad a los empleados de tomar la decisión en lugar del jefe", declaró a la revista Variety Mike Darnell, el responsable de realitys de la cadena Fox. Someone 's gotta go fue una de las novedades que presentó Endemol en el reciente Mercado Internacional de TV de Cannes (MIP-TV), y está previsto que empiece a emitirse en EEUU tras el verano.

Los sueldos

Cada episodio del reality tendrá lugar en una empresa de entre 15 y 20 empleados en la que debe haber despidos a causa de la crisis (se supone que las compañías accederán a participar en el programa a cambio de dinero). El personal de la empresa tendrá acceso a los libros de la compañía y a los archivos de recursos humanos de los empleados (incluido el sueldo), lo que permitirá que cada uno exponga sus argumentos para elegir a un despedido y propiciará enfrentamientos cara a cara. Al final, la plantilla votará y decidirá quién debe abandonar la empresa. Los responsables del programa cuentan con la asesoría de abogados para eliminar posibles riesgos legales aparejados con la emisión de datos confidenciales, como pueden ser los sueldos.

El formato del reality es vagamente similar al de The Apprentice (El aprendiz) de la NBC, en el que el millonario Donald Trump pone a prueba a un grupo cuanto menos peculiar de famosos para contratarlo en una de sus empresas. Pero la principal diferencia es que en The Apprentice, por mucho que Trump grite "Estás despedido", nadie pierde su empleo. Como buen reality, Someone 's gotta go es realidad pasada por el túrmix de la televisión. "¿Qué puede haber más corriente que la crisis y lidiar con la realidad de perder el trabajo?", dijo David Goldberg, ejecutivo de Endemol en EEUU.

En este sentido, el nuevo espacio es solo un paso más del nuevo filón para los medios en que se ha convertido la crisis. La recesión está en todas partes, desde el periodismo serio hasta el entretenimiento. Según el Proyecto para la Excelencia en Periodismo, durante la semana del 30 de marzo al 5 de abril la información sobre el G-20, la crisis económica y los problemas de la industria automovilística supusieron el 42% de la información periodística. La crisis domina la información desde la toma de posesión de Barack Obama.

De ahí que los espacios sobre la crisis, consejos y demás copen las cadenas de televisión de noticias y los noticiarios. Pero la recesión también ha saltado al entretenimiento. En los late night shows, donde los cómicos aún buscan la forma de reírse de Obama como se reían de George Bush o Bill Clinton, la crisis acapara casi todos los chistes. Y sátiros con mayúsculas, como Jon Stewart, usan su púlpito para azotar, a dentelladas, a los responsables de la crisis.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.