Según el último estudio comparativo elaborado por la Comisión Europea, a pesar de que las mujeres tienen más estudios que los hombres sigue siendo minoría en la dirección empresarial y en España ganan una media de 17,8% menos que los hombres. Sin embargo, la brecha salarial es más alta en algunos de los países más desarrollados como Austria, Alemania y Gran Bretaña.


Las mujeres ganan de media en España el 17,8% menos que los hombres, según el último estudio comparativo elaborado por la Comisión Europea. La cifra es superior al 16,4% de media del conjunto de la Unión Europea (UE) y la brecha salarial ha aumentado en 1,7 puntos en España desde el inicio de la crisis, en el 2008, según los datos del Ejecutivo comunitario. Paradójicamente, la brecha salarial es más alta en algunos de los países europeos más desarrollados, como Austria (23%), Alemania (22%) y Gran Bretaña (19%). En la función pública, la brecha salarial en España es algo menor -del 14%-, según un informe presentado el martes por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

A pesar de los avances conseguidos en favor de la igualdad entre hombres y mujeres en la UE, la mujer sigue sufriendo una marcada desigualdad salarial y está infrarrepresentada en los puestos de responsabilidad en las empresas y en la política, lamentó la comisaria de Justicia, Viviane Reding.

MENOS EMPLEO Y PARCIAL
/ En España, la tasa de empleo de las mujeres a jornada completa es 15 puntos inferior a la de los varones (19 puntos en la UE) y las mujeres solo ocupan el 15% de los puestos de dirección de las grandes empresas (18% en la UE). Las mujeres, además, están encasilladas en empleos a tiempo parcial, y el 24,4% de las que trabajan en España tienen este tipo de contratos, un porcentaje casi cuatro veces superior al de los varones (6,5%).

La persistencia de esa desigualdad contrasta con el hecho de que las mujeres de entre 18 y 24 años tienen una tasa de abandono escolar del 20,8%, ocho puntos inferior a la de los hombres en España (en la UE la diferencia es de 3,5 puntos).

El nivel de estudios universitarios de las mujeres también es mucho más alto que el de los hombres. El 45,3% de las mujeres de entre 30 y 34 años tienen un título, mientras que el porcentaje de los hombres se limita al 35%, 10 puntos menos. En la UE, la diferencia también es de más de ocho puntos a favor de las mujeres (39,9% frente al 31,5%).

España, no obstante, destaca por ser uno de los países de la UE donde las mujeres tienen una mayor presencia política. El 40% de los escaños del Parlamento están ocupados por mujeres, muy por encima del 27% de media de la UE y muy cerca de los países más igualitarios: Suecia (44% de escaños) y Finlandia (43%).

España también está situada en la parte baja de los países que forman parte de la OCDE en materia de integración de la mujer en materia laboral. En concreto, ocupa la 23ª posición, según el índice PwC difundido ayer, que se elabora teniendo en cuenta la brecha salarial con los hombres y la proporción de mujeres con trabajo, entre otros datos.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.