El Gobierno ha ampliado la tarifa plana de las cotizaciones a la Seguridad Social a los contratos a tiempo parcial. La medida afecta sólo a la cuota patronal por contingencias comunes, que supone el 23,60% del salario bruto del trabajador. Las empresas de menos de 10 empleados disfrutarán de parte de la bonificación durante 3 años. Las empleadas de hogar y el sistema agrario quedan excluidos al tener tipos reducidos.


El Gobierno ha ampliado la tarifa plana de las cotizaciones a la seguridad social a los contratos a tiempo parcial, según explicó ayer Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, tras el consejo de ministros. La medida afecta sólo a la cuota patronal por contingencias comunes, que supone el 23,60% del salario bruto del trabajador. Tendrá tres tramos en función de la jornada del empleado. La cotización a pagar por la empresa será de 100 euros si la jornada es completa, 75 euros cuando se trabaje al menos el 75% de la jornada y de 50 euros para los nuevos contratados a media jornada.

La medida entra en vigor con efecto retroactivo desde el pasado día 25 de febrero, cuando la anunció Mariano Rajoy. Y se aplicará para los contratos nuevos que se formalicen hasta el 31 de diciembre de este año. Las empresas no podrán haber realizado despidos con posterioridad a esa fecha.

Entre las novedades que resaltó Báñez destaca que las microempresas, con menos de 10 empleados, podrán beneficiarse de un año más de una reducción del 50% en la cuota por contingencias comunes.

La bonificación durará dos años desde el día que se firme el contrato, pero una condición imprescindible es mantener al empleado tres años en plantilla. En caso de incumplimiento, habrá sanciones. Si la empresa despide al trabajador en el primer año tendrá que reintegrar la totalidad de lo ahorrado, es decir, se queda sin bonificación. Si incumple en el segundo año, devolverá el 50% de lo ahorrado y si no cumple su compromiso de mantenimiento de empleo el tercer año, la sanción será del 33%.

A los 50, 75 o 100 euros de tarifa plana por contingencias comunes habrá que sumar el resto de cotizaciones que se mantienen inalterables. Entre estas figuran las cotizaciones por desempleo (7,05% de la que la empresa paga el 5,5% y el trabajador, el 1,55%), la de formación profesional (0,7% del que la empresa paga el 0,6% y el empleado el 0,10%) y las de Fogasa (0,20% con cargo integro a la empresa), así como las profesionales.

En principio, la rebaja será incompatible con otras bonificaciones de la seguridad social. Báñez subrayó que las empresas tienen que estar al día “con sus obligaciones con la seguridad social y tributarias”. Al ser preguntada Báñez si la bonificación no supondrá una pérdida para el sistema de la seguridad social, respondió que “no” porque se trata de nuevos empleos, “gente que hasta ahora no cotizaba”. Estos nuevos empleados pagarán también por IRPF. Según el ministro de economía, Luis de Guindos, “la creación de empleo se traducirá en más consumo y más ingresos por IVA y especiales”. La ministra defendió la medida bajo el argumento de que las empresas se ahorrarán para un nuevo contrato indefinido -con un sueldo bruto anual de 20.000 euros- 7.040 euros en dos años y 9.300 euros si se trata de micropyme. Fuentes del Ministerio aclararon que la conversión de un trabajador temporal en fijo sólo estará bonificada si se contrata a otra persona, ya que “el espíritu del decreto” es “la creación de empleo neto”. Asimismo, han explicado que quedan excluidos quienes contraten a familiares, salvo los autónomos que contraten a familiares menores de 30 años, en tanto que también se quedan fuera de la bonificación las contrataciones que se realicen en sistemas especiales como el hogar y el agrario, ya que estos estos regímenes tienen tipos reducidos respecto al régimen general.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.