Los españoles y los irlandeses están entre los europeos a los que más les gustaría alargar su vida laboral, es decir, jubilarse más tarde, en contraste con los franceses, que tienen menos interés en trabajar más años.


Estas son algunas de las principales conclusiones de la última oleada de la Encuesta de la Actitud de los Consumidores publicada hoy por el Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, que precisa que el 46 % de los españoles son partidarios de alargar su vida laboral, frente al 24 % de los franceses.

Además del alto porcentaje que quiere seguir trabajando, el 47 % de los españoles considera que tendrá que hacerlo por necesidad, no por gusto.
Según explica Aviva, en línea con las encuestas precedentes, seis de cada diez personas encuestadas manifestó su preocupación por no disponer de recursos que les proporcionen un nivel de vida adecuado tras el retiro.

Sin embargo, uno de cada tres ciudadanos (30 %) reconoce no haberse preparado económicamente para el futuro.

En cuanto a las previsiones de futuro sobre la economía, la encuesta muestra que en los últimos doce meses hay más optimismo sobre la economía doméstica de las familias españolas.

De los seis países europeos que participan en el estudio, -Irlanda, España, Reino Unido, Polonia, Italia y Francia- España es el único que refleja un balance positivo en este punto, ya que dos de cada diez encuestados considera que la economía doméstica mejorará, frente a un 18 % que afirma lo contrario.

Por su parte, en países de nuestro entorno como Italia, el 35 % de los encuestados considera que la economía empeorará y sólo una décima parte cree que mejorará.

Aunque en términos generales las perspectivas sobre la evolución de la economía española siguen siendo negativas, se ha producido un movimiento positivo respecto a las últimas oleadas.

Una cuarta parte de los españoles (25 %) adelantan que la situación económica del país empeorará durante los próximos 12 meses mientras que uno de cada cinco (22 %) espera que mejore.

El consejero delegado de Aviva España, Ignacio Izquierdo, destaca que "las circunstancias económicas son una de las causas fundamentales de que sólo el 32 % de los españoles afirme ahorrar regularmente para la jubilación.

Sin embargo, es necesario que tomemos conciencia de la necesidad de generar un hábito de planificación y ahorro sostenido en el tiempo, según las posibilidades de cada uno, para lograr un nivel de vida adecuado en el futuro, dice.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.