Claire Pédini, Vicepresidenta ejecutiva de RRHH de Alcatel-Lucent, tiene claro que una organización triunfa si sus profesionales están implicados en un proyecto y asegura que la comunicación es la clave para mantener estos valores.

Caminar hacia el futuro capitalizando el pasado es la esencia de la diversidad para Claire Pédini, vicepresidenta ejecutiva de recursos humanos de Alcatel-Lucent. Licenciada en Estudios Comerciales, es miembro del comité de dirección de la multinacional desde enero de 2006 y una clara defensora de la comunicación y del respeto a la cultura, algo no exento de dificultades cuando se trata de gestionar una plantilla de 76.000 personas dispersa en 130 países. "Si no hay comunicación el resto no tiene sentido. Al margen del área en el que se desarrolle una actividad, todo tiene que ver con la interacción personal, el resto son procesos, negociación y herramientas", asegura.

Una de las últimas iniciativas que ha puesto en marcha esta organización para conseguir que los valores corporativos lleguen a todos los estratos de la compañía es simplificar los niveles: ha creado una nueva organización más horizontal y con menos niveles jerárquicos intermedios, lo que reducirá el número de directivos en unos mil y el de subcontratistas en unos cinco mil.

"Con esta estructura resulta más sencillo llegar a los puestos más bajos y delegar funciones. En esta tarea es importante no perder de vista lo que significa el sentido de pertenencia; la cultura es el resultado de la historia y eso es lo más importante para caminar hacia adelante", explica Pédini, quien no olvida el impacto de las nuevas generaciones y su forma de trabajar como condicionantes en la evolución empresarial. "Los jóvenes trabajan más rápido y aprenden a mayor velocidad de lo que lo hacíamos nosotros. Ahora tres años son suficientes para que estos perfiles se planteen un cambio de empleo. Por otra parte, son muy directos y utilizan todos los medios a su alcance para intercambiar información en busca del cambio. Y también han incorporado un nuevo concepto del work life balance: desde su punto de vista, si eres bueno en tu tiempo libre lo eres en tu trabajo", afirma.

Ser responsable y motivar

La formación y el aprendizaje son los pilares de la organización para esta ejecutiva, además de lo más gratificante del puesto que ocupa. "Conocer cuáles son las aspiraciones de los profesionales y cómo eres capaz de ofrecer a esa persona lo que espera de la compañía para conseguirlo es un auténtico reto que se convierte en un premio cuando ese empleado logra lo que realmente desea". Pédini añade que cuando se da con la persona adecuada para un puesto y ésta lo agradece se llena de satisfacción, "lo peor es cuando te enfrentas a un despido. Es lo que más detesto".

Éste y otros retos son los que tuvo que asumir esta directiva cuando llegó a ocupar un puesto en el comité de dirección. "Cuando se tienen muchas responsabilidades hay que ser capaz de ver las cosas en perspectiva y de una forma global. Hay que saber encontrar el equilibrio, renovarse constantemente y ponerse en el lugar del otro, porque cada decisión que tomas tiene un impacto".

Ahora que se enfrenta a una crisis y a más que probables reestructuraciones tampoco es uno de los mejores momentos. "Más que nunca hay que comunicar y trasladar a la plantilla qué está pasando, sobre todo a los que se van. Si no lo has hecho antes, ahora hacerlo es una obligación", afirma. Y, ¿qué pasa con los que se quedan? En su opinión, "hay que darles esperanza, motivarles y enfrentarles a proyectos interesantes. Sobre todo debemos ser honestos y no esconder nada, hay que hacerles comprender cuál es el problema".

Éstas fueron precisamente las armas de seducción de Claire Pédini cuando hace tres años se sentó por primera vez en el comité de dirección de Alcatel-Lucent. "Expliqué cuál era mi punto de vista de las cosas y cómo se podía mejorar. De hecho estaban muy interesados en cómo cambiar la actitud de las personas ante determinados temas y enseñarles a trabajar en equipo". Sin embargo, reconoce que cuando se sentó con los principales actores de la organización sintió que las cosas se ven de otra manera en un puesto de esa responsabilidad: "Todo se trata desde una perspectiva global. Hay que aprender a considerar que cada una de las decisiones tienen un impacto en la organización; no sólo es buena o mala para un área concreta", dice.

Una de las facetas que considera fundamental para llevar las riendas de la compañía es la responsabilidad social corporativa. "En mi conducta intento trasladar ese concepto, es el valor más importante que hay que explotar como profesional, junto con la motivación, es una cuestión de ética". La multinacional ha firmado recientemente la declaración Global Compact de la ONU y se esfuerza en reducir el impacto de sus actividades y productos en el entorno, la salud y la seguridad. La sostenibilidad también es para Pédini una obligación corporativa: "Tienes que formar parte de un modelo sostenible, de otra manera fracasaría. A fin de cuentas dentro de veinte años todo habrá terminado si no nos preocupamos por el mundo en el que vivimos".

Innovación

Para una compañía de alta tecnología como ésta la innovación es esencial. "Si dejas de innovar, es como si dejara de llover", asegura. Porque la innovación no sólo tiene que ver con la parte técnica, "también innovas cuando diriges personas o cuando vendes un producto. Para nosotros la innovación es una mentalidad, un espíritu". El 30% de los profesionales de Alcatel-Lucent España se dedican a la innovación y el 40% de las actividades de la empresa tiene impacto global a través de centros de excelencia con responsabilidad mundial en el desarrollo de IPTV, integración de proyectos Triple Pay, etcétera.

Según Pédini, la experiencia es la mejor formación y cree que el mejor aprendizaje se logra trabajando e interactuando con las personas más que en interminables cursos de formación: "No digo que los cursos no sean útiles, pero creo que es más importante la interacción. La mejor formación está en el propio campo de batalla".

De experta en finanzas a la gestión de personas

Amante de la ópera y madre de tres hijos, Claire Pédini, vicepresidenta ejecutiva de recursos humanos de Alcatel-Lucent, asegura que en todas las facetas de su carrera profesional la gestión y el trato con las personas está implícito. Licenciada en Estudios Comerciales (Hautes Etudes Commerciales–HEC), tiene un máster de la Escuela Superior de Comercio de París (ESCP) en gestión de medios. Hasta 1991 ocupó diversos puestos en la oficina corporativa de control y finanzas de Total.

Entre 1992 y 1994 fue responsable de la comunicación financiera tras la inclusión de dicha compañía en la Bolsa de Nueva York; los dos años siguientes, hasta 1997, fue responsable del gabinete de prensa de la petrolera, y en 1998 se incorporó a Alcatel como directora de información financiera y relaciones con los accionistas. A partir de ese momento su carrera profesional en la organización estuvo ligada a las relaciones públicas y a las finanzas: en 2002 fue nombrada vicepresidenta de relaciones con los inversores y relaciones públicas; y cuatro años después ascendió al cargo de vicepresidente senior de recursos humanos corporativos, fecha en la que pasó a formar parte del comité de dirección de Alcatel-Lucent.

En la actualidad ocupa el puesto de vicepresidenta ejecutiva de recursos humanos corporativos y de transformación de la organización. Esta carrera y esta experiencia han convertido a Pédini en uno de los pilares más importantes de la compañía, sobre todo en estos momentos en los que la empresa está sumida en una profunda transformación.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.