Un estudio finlandés analiza la influencia del clima de equipo o la forma en que las personas sienten sobre la calidad de comunicación en el entorno laboral. Las evidencias mostraban que un entorno laboral adverso puede causar depresión.

Según reveló un nuevo estudio, tener poco espíritu de equipo en el trabajo puede causar depresión.

Ese es el hallazgo publicado en Occupational and Environmental Medicine.

"Dado que los trastornos depresivos son una de las principales causas de discapacidad laboral y de gran parte de la carga de enfermedad, los factores psicológicos en el trabajo deberían recibir más atención", dijo a Reuters Health la autora principal, doctora Marjo Sinokki.

La experta trabaja en el Instituto Finlandés de Salud Ocupacional, en Turku.

Mientras que existen estudios sobre cómo el apoyo social y la autonomía en el trabajo, como así también la seguridad laboral, afecta la salud mental y física de las personas, el equipo dirigido por Sinokki señala que poco se conoce sobre cómo la interacción en equipo influye en la salud.

Para investigarlo, los autores analizaron el "clima de equipo" o la forma en que las personas sienten sobre la calidad de comunicación en el entorno laboral, en una muestra representativa de 3.347 trabajadores finlandeses de 30 a 64 años.

El equipo le pidió a los participantes que respondieran con una escala de cinco opciones que iban desde "Coincido por completo" a "No coincido en absoluto" cuatro descripciones posibles de su lugar de trabajo: "Alienta y respalda las ideas nuevas", "Es prejuicioso y conservador", "Es agradable y cómodo" y "Genera problemas y desacuerdos".

Para evaluar la salud mental de los participantes, se usó la Entrevista Internacional Diagnóstica Compuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Trastornos Mentales (DSM-IV) sirvieron para diagnosticar a las personas.

Luego, según los resultados, el equipo dividió a los participantes en tres grupos.

Las personas que tenían un mal ambiente laboral, que sentían que era altamente prejuicioso y problemático, eran un 61 por ciento más propensos a estar deprimidos. Esos empleados tenían también alto riesgo de desarrollar ansiedad.

Al considerar el nivel de control sobre el trabajo y las exigencias laborales, esa relación desaparecía.

Esta parte del estudio no pudo determinar si el mal clima laboral causaba depresión o si las personas deprimidas percibían el entorno de manera más negativa.

Una segunda parte del estudio correlacionó las calificaciones del clima de trabajo en equipo con el consumo de antidepresivos en los tres años posteriores.

El equipo halló que los empleados que tenían el peor entorno laboral eran un 53 por ciento más propensos a comprar esos fármacos.

Esto, según Sinokki, aporta evidencia de que un entorno laboral adverso puede causar depresión, aunque aclaró que se necesitan más estudios para analizar la relación entre la depresión y el entorno laboral en el tiempo y, así, poder explicarla.

Un entorno social adverso en el trabajo podría modificar el riesgo de desarrollar depresión al aumentar el estrés laboral. Esto, a la vez, podría inducir también factores como el tabaquismo, el consumo de alcohol o la reducción del ejercicio físico.

FUENTE: Occupational and Environmental Medicine, online 9 de abril del 2009

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.