Los Másteres en Administración y Dirección de Empresas suelen requerir una gran inversión de tiempo y de dinero. Por eso, el lanzamiento de MBAs en forma de Massive Open Online Courses (MOOCs) gratuitos ponen en cuestión el sentido de tal esfuerzo. Un artículo del Financial Times nos explica las diferencias entre los MOOCs y las modalidades formativas más tradicionales.

 

Cuando hice mi MBA, mis profesores estaban divididos radicalmente entre aquellos que eran geniales y sabían que lo eran; aquellos que eran terribles pero pensaban que eran geniales; y aquellos que eran terribles y sabían que lo eran. Y estamos hablando de la Harvard Business School, el Olimpo de las escuelas de negocios. A medida de que avanzaba la formación te encontrabas de todo un poco, algunos estupendos, la mayoría buenos, y algunos otros realmente pésimos.

Así que sentí curiosidad por echar un vistazo a los nuevos cursos MOOC de MBA, la versión en educación empresarial de los Massive Open Online Courses, en los cuales en teoría tienes la mejor formación MBA gratuita y disponible para todo el mundo. En principio la idea suena genial. Un MBA de dos años a tiempo completo de más de 100.000$ (72.600€) es una inversión de tiempo y de dinero enorme. Empieza a tener sentido cuando dicha inversión se convierte en valores intangibles, tales como el valor de la red de contactos, la percepción por parte de las empresas y una mayor probabilidad de mejores ingresos. Pero puramente en términos de lo que se aprende en clase, es una formación cara.

Si pudieras conseguir algo de modo gratuito, aunque fuera la mitad de lo que se aprende en clase, ya valdría mucho la pena. Empecé a merodear por las principales plataformas universitarias online, Coursera y Udacity en EEUU, y FutureLearn en Reino Unido, para ver lo que podía encontrar.

Lo que primero me sorprendió es que los MBA online gratuitos aún estaban en una fase muy prematura. Pocos cursos son bien valorados en términos de calidad. Los cursos abiertos online ofrecen otro tipo de oportunidades y retos formativos. Y claramente no todas las universidades o profesores saben cómo sacarles partido. Algunos simplemente cuelgan online sus conferencias y materiales de curso. Otros están conectando realmente con esa nueva audiencia masiva que hay ahí fuera.

La Wharton School de la University of Pennsylvania lanzó recientemente cuatro MOOCs en la plataforma Coursera, ofreciendo así el primer año de cursos MBA en Marketing, Finanzas y Gestión de Operaciones, además de Contabilidad que pronto se estrenará. Se tarda un par de minutos en inscribirse.

Empecé con Marketing, conducido por Barbara Kahn, David Bell y Peter Fader. Es un curso de nueve semanas, cada profesor se encarga de tres secciones de 180 minutos con ejercicios y un examen al final. Una puntuación del 70% o más te otorga un Certificado de Cumplimiento. Los conceptos impartidos van desde construir marcas fuertes y marketing estratégico, hasta marketing en Internet y el concepto de long tail ("larga cola"). Hay un estudio en profundidad del caso de Quidsi, un distribuidor minorista online, con una entrevista a uno de sus ejecutivos.

El Marketing encaja bien con este formato de enseñanza. Puedes sumergirte en las conferencias divididas en secciones que nunca exceden los 20 minutos y muchas no pasan de los 10. Hay lecturas recomendadas y ninguna de ellas demasiado pesada o especializada.

La profesora Kahn es muy normal. Con sus gafas rectangulares y su chaqueta morada, podría estar dirigiendo la División de Marketing de Coca-Cola. El profesor Fader parece igualmente muy agradable, hablando desde una calle comercial, su presentación viene interrumpida por breves ejercicios.

Después viene el profesor Bell. En un video lleva una bien planchada camisa rosa y habla con buen juicio desde el almacén de distribución de Quidsi. Pero en otro aparece más desaliñado y su cabeza se asoma por una esquina de la pantalla. Mi intuición me dice que lo debe hacer mucho mejor en el aula, donde podría parecer un inspirado anti-profesor.

Pero de todos modos este curso es considerablemente mejor que la Introducción a las Finanzas Corporativas de Wharton, filmada en una clase real. Es un proyecto MOOC destinado al fracaso. Si logras llegar a la sección 5b.4 Modelo de Valoración de Activos de Capital Parte 1 sin que te sangren los ojos, te mereces más que una Certificado de Cumplimiento. Te mereces un empleo post-MBA de 300.000$ (218.120 €) al año en Blackstone Group

El profesor Franklin Allen, ofrece complementos en dicho curso de Finanzas, en forma de notas, diapositivas y listas de ejercicios y un panel de discusión interactiva, pero sin embargo pude verle poco valor más allá del que se obtendría mediante el estudio de un libro de texto. El profesor Allen parece diligente y exhaustivo. Y es ciertamente noble por su parte intentarlo. De alguna manera me imagino que su mano fue la que se alzó solitaria entre los demás profesores de Finanzas cuando se solicitó la realización de un MOOC en Wharton. Pero Finanzas no parece hecha para este medio.

En el curso de Operaciones conducido por el profesor Christian Terwiesch, vemos un video en el que Terwiesch habla a la cámara apoyado en una estantería de oficina. Trata sobre muchos temas con un sentido del humor sin demasiada gracia. Su semblante serio al explicar las leyes europeas sobre la curvatura de los pepinos como preludio a una disertación sobre el método Seis Sigma de control de calidad, parece puro estilo Monty Python. Resulta toda una lección sobre cómo presentar material poco interesante de manera simpática.

El curso de Contabilidad aún no ha empezado pero Brian Bushee demuestra con su tráiler de presentación que nadie en las escuelas de negocios le pone más interés que los profesores de Contabilidad. Ha creado unos dibujos animados en los que tres personajes se confunden unos a otros con lenguaje contable. “¿Alguna vez te has sentido perdido y confundido cuando tus compañeros o gente cualquiera que te encuentras en el aeropuerto empiezan a soltar jerga financiera que no puedes entender?, argumenta (¿Qué tipo de personas se encuentra Bushee en los aeropuertos?). “Bueno, estoy aquí para ayudarte”. Promete dominio del idioma contable en 6 o 8 horas semanales de dedicación durante un número de semanas aún por determinar.

En general, mirara donde mirara, no he podido encontrar un MOOC en MBA con el estilo del los MOOC universitarios como el del melodramático curso de Justicia impartido por Michael Sandel en Harvard. El mejor que encontré fue el de Análisis Organizacional impartido por Dan McFarland de Stanford. Este último ofrece un curso largo y rico con características que aprovechan el medio. Puedes elegir si quieres mirar sus conferencias con él sentado en una esquina de la pantalla o no. Los frecuentes ejercicios te mantienen alerta.

El profesor McFarland ofrece regularmente chats en los que responde a las preguntas y comentarios que los estudiantes publican en un tablón de discusión interactivo. Puedes comprar un e-book personalizado por 5,86 $ (4,26 €) y lecturas suplementarias por hasta 100 $ (73 €). McFarland organiza pequeños grupos de discusión por vídeo utilizando Google Hangout y, si lo deseas, puedes tratar de lograr una distinción o una distinción avanzada mediante la elaboración de trabajos evaluados por tus compañeros.

El año que viene van a llegar muchos más MOOCs en MBA. Los habrá geniales y los habrá muy malos, y van a requerir diferentes niveles de compromiso por parte de los estudiantes. Son más académicos que prácticos. Pero por una inversión de nada más que tu tiempo, van a tener mucho valor.


Cómo toman cuerpo dos formatos MOOC empresariales

  • - Los cursos de Wharton son parte de los cursos certificados de Coursera, que ofrecen un Certificado de Cumplimiento seguro y verificado a los que las organizaciones pueden acceder mediante una dirección URL segura. El promedio de nota para pasar los cursos de Wharton es del 70%, lo que significa que puedes sacar notas más altas o más bajas en los ejercicios y exámenes individuales pero debes obtener un 70% o más de media para lograr el certificado de Coursera. Como Wharton aclara, la obtención de un certificado no te convierte en alumni de Wharton o de la University of Pennsylvania.
  • - El curso de Dan McFarland (también en Coursera) ofrece tres modalidades: Básica, Diferenciada y Avanzada. La Básica se compone de dos horas de piezas de video semanales y ejercicios sobre la marcha, la participación en el foro online y un examen virtual final. La Diferenciada requiere lectura de los textos del curso, evaluación por parte de los compañeros y la redacción de trabajos cortos. La Avanzada es comparable a lo que se espera de los estudiantes MBA de Stanford, y comprende de 15 a 20 horas semanales de vídeos, textos, evaluación por parte de los compañeros y la redacción de trabajos más completos. El Certificado de Cumplimiento del curso explicita la modalidad del curso que se ha llevado a cabo.


* Broughton, Philip Delves. “Moocs: Can free clases match an MBA?”. Financial Times, 09/12/2013 (Artículo consultado on line el 18/12/2013).

Acceso a la noticia: http://www.ft.com/intl/cms/s/0/2bfeed6a-5cf0-11e3-a558-00144feabdc0.html%23axzz2n5k%C2%BAsxRVE

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.